ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Warhammer Quest


 PC
Jon Serrano   17/02/2015
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Warhammer Quest llega a PC sin muchos cambios tras su paso por iPad.
En los últimos años hemos podido ver cómo Games Workshop ha cedido muchas de sus licencias para convertirlas en videojuegos de resultado dispar. En lo más alto tenemos a Relic y su fantástica saga de estrategia Dawn of War, en el medio podemos encontrar a Space Marine o Blood Bowl y muy abajo a Armaggedom o Storm of Vengeance. El juego que nos ocupa podría localizarse en una posición neutral de no ser por varias decisiones, especialmente las que arrastra por su pasado en iOS.

Con dos décadas a sus espaldas, Warhammer Quest es un clásico juego de tablero en el que un grupo de aventureros se adentraba en mazmorras en busca de tesoros. Era ideal para invitar a unos amigos y pasar una tarde divertida, enfrentándote a monstruos o poderosos hechiceros. En 2013 Rodeo Games decidió trasladar esa experiencia en un título en solitario para iPad. Ahora es cuando llega a PC.

Warhammer Quest

Warhammer Quest nos transporta al Viejo Mundo, una tierra repleta de peligros y tesoros escondidos. Un lugar donde el Caos está siempre próximo a golpear con nuevos horrores, donde los no muertos campan a sus anchas y los pieles verdes o los hombres bestia infestan los bosques. No tomaremos el rol de ningún héroe honorable y altruista, más bien el de una banda de aventureros deseosos por cubrirse de oro e historias que contar. Los principales personajes de la banda son el hechicero gris, el rompehierros, el bárbaro y el forestal. Todos ellos obtendrán experiencia con cada misión lo que les permitirá mejorar su nivel y también se les podrá personalizar con el equipo que vayamos encontrando con un sencillo sistema de inventario.

Se puede aumentar el plantel de personajes comprando al resto con dinero real. Desde el enano matador, al cazador de brujas y así hasta llegar a siete nuevos héroes por 2,69€ cada uno, a no ser que se compre la edición deluxe que incluye todo lo existente, diez euros más cara que la versión normal. Este es, sin duda, uno de sus principales puntos negativos del juego. Política que también se aplica a nuevas regiones, enemigos o mazmorras y no nos olvidemos de las microtransacciones para conseguir oro extra.

El juego se divide entre las mazmorras y las ciudades que visitaremos, ambas conectadas por un mapa que nos permite escoger a dónde ir. Dentro de las misiones, moveremos a nuestro grupo por un tablero e iremos investigando las diferentes salas. Así es cómo daremos con los enemigos. De vez en cuando, y con la intención de aportar cierta frescura, sufriremos pequeñas emboscadas.

Warhammer Quest

El juego en ningún momento indica qué probabilidad tenemos de sufrirlas, sino que se limita a hacer rodar el dado, aunque nunca podamos verlo, y aplicar el resultado. Lo mismo ocurre a la hora de mejorar a nuestros personajes, obteniendo la posibilidad de un crecimiento desigual. Este sistema es obviamente un intento por transportar los conceptos clásicos de un juego de mesa. Sin embargo la desarrolladora parece olvidar que no se tratan de dos situaciones similares, donde a causa de las dinámicas sociales no resulta tan frustrante y puede sumar emoción. Basar en gran medida el progreso en la pura aleatoriedad no parece la mecánica más acertada. Es muy probable que aquellos jugadores de la vieja escuela, veteranos de los juegos de mesa, lo consideren parte de su naturaleza y no lo vean tan negativo. Pero es importante mencionar que el juego no otorga referencias al respecto.

Llegado al combate Warhammer Quest posee unas mecánicas arcaicas pero entretenidas. Cada personaje tiene un número limitado de acciones que puede realizar, permitiendo a quienes están armados con espadas o hachas a golpear a todos los enemigos con lo que se encuentran en contacto. Si están equipados con un arma a distancia también podrán escoger realizar ataques siempre y cuando tengan acciones de sobra. Los hechiceros, por su parte, obtienen energía de los vientos de la magia pudiendo lanzar conjuros cuando soplen a su favor. Algunos personajes, como el cazador de brujas, disponen de habilidades que consumen fuerza de voluntad para ejecutarlas, pudiendo obtener un defecto que reduzca sus atributos si se abusa de ellas. Pero, de nuevo, dado que ningún momento se nos muestran, ni tampoco vemos el dado, resulta una información estéril.

Una de las posibilidades perdidas en la versión de PC es la ausencia de un multijugador online. Siendo el juego de tablero una experiencia de carácter social, su inclusión bien podría haberle dado muchos puntos a favor. Siempre queda la posibilidad de juntarse para que cada uno maneje a un personaje, pero llegado a ese punto sería mejor sacar el juego original y lanzar tú mismo los dados. Riendo y sufriendo con cada resultado pero siendo más consciente de todas sus mecánicas.

Warhammer Quest

El apartado técnico de Warhammer Quest es discreto, con apenas diferencias de su versión de iPad. Gráficos simples con texturas y efectos básicos acompañados por animaciones robóticas. Rodeo Games podría haberse esforzado en este aspecto pero se han conformado con portarlo sin mayores complicaciones.

En lo que respecta al sonido el juego cuenta con melodías sencillas que sirven para ambientar los lugares por los que pasa nuestro grupo. En situaciones de combate la música cambia para marcar un ritmo más adecuado. Los efectos de las armas, la magia o los monstruos hacen acto de presencia en las refriegas sin mucho brillo.

Conclusión

Warhammer Quest es un juego entretenido que puede ofrecer largas horas de juego sin mayores pretensiones. Sus mecánicas tal vez lleguen a resultar repetitivas a pesar de los intentos del juego por generar situaciones aleatorias. Además arrastra profundamente su pasado en iPad a través de sus controles, sus gráficos o sus políticas de microtransacciones. También se echa en falta un cooperativo online que habría supuesto un fantástico añadido.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Warhammer Quest
Warhammer Quest
Warhammer Quest
Warhammer Quest
Warhammer Quest
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?