ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de cine

Big Hero 6


Libertad Morán   19/12/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Hiro Hamada es un talentoso adolescente de San Fransokyo, que esta apunto de conocer a Baymax, la alucinante última creación de su hermano Tadashi.
Big Hero 6Enfrentarte a un producto cultural sin saber absolutamente nada de él es a veces muy estimulante. De hecho, cuando me hablaron de la existencia de Big hero 6 lo primero que me pregunté a mí misma es en qué cueva había estado metida para no haber oído hablar de las cinco primeras partes de una supuesta franquicia de animación, así de grande era mi ignorancia con respecto al último título de la dupla Disney-Pixar.

Preferí mantener esa ignorancia para no crearme ninguna expectativa y sólo después de haber disfrutado de la película me dediqué a hacer un poco de investigación por la red para que este artículo no se basara únicamente en mis sensaciones tras el visionado.

Big hero 6 se inspira en el cómic homónimo de Marvel, reciente adquisición de Disney. Y digo que se inspira porque más allá del título, de los nombres de los protagonistas y de una idea muy general poco tiene que ver con la obra original. Ambientada en una ciudad híbrida llamada San Fransokyo, con elementos futuristas de Tokyo mezclados con la atmósfera hippie y académica de San Francisco, rápidamente nos presenta a Hiro Hamada, un adolescente superdotado para la ciencia y la robótica más preocupado en participar en peleas ilegales de robots que en pensar en su futuro. Pero tiene en su hermano mayor, Tadashi, un ángel de la guardaBig Hero 6 que trata de abrirle los ojos y mostrarle las grandes posibilidades que tiene de ingresar en la misma universidad en la que él estudia y así poder desarrollar sus habilidades. Ambos hermanos han sufrido la pérdida de sus padres, algo muy Disney, y han sido criados por su tía, que regenta un pintoresco café-panadería en una de esas calles inclinadas tan típicas de San Francisco, perdón San Fransokyo.

Tadashi, en su afán de despertar la ambición y el afán de superación en su díscolo hermano, le lleva a las instalaciones de la universidad tecnológica en la que estudia. Allí conoceremos a los que pronto se convertirán en compañeros de aventuras de Hiro: Gogo Tomago, una adolescente oriental de pocas palabras, Honey Lemon, una pizpireta joven de estilo hippy, Wasabi-no-Ginger, un chaval de aspecto imponente pero muy asustadizo, y Fred, que no destaca por sus aptitudes académicas y al que le encanta Big Hero 6llevar un traje de dragón y ser la mascota del campus. Cada uno de estos personajes trabaja en un desarrollo científico que, por supuesto, será de utilidad más adelante, siendo el más importante en el que trabaja Tadeshi: Baymax, un robot cándido y bienintencionado que actúa como médico, detectando todo tipo de dolencias y curándolas. Una suerte de Michelín más suave y amigable destinado a ser el sucesor natural del Wall-e y que ya tiene sus correspondientes reproducciones esperando ser el regalo estrella de las navidades para los más pequeños (y los que no lo son tanto).

Tadeshi y el resto del grupo animan a Hiro a presentar un proyecto a la feria de ciencias con el objetivo de que pueda ingresar en el Instituto Tecnológico y, finalmente, el chaval se pone a ello con ganas. El día de la presentación deja al auditorio boquiabierto con unos nanorobots que, controlados con la mente gracias a un avanzado dispositivo, adquieren mil y una formas. O lo que es lo mismo, mil y una formas de aplicarlos a cualquier campo: construcción, transporte o defensa. El invento atrae al magnate Alistair Krei, que trata de comprarlo, pero, avisado por sus amigos de las intenciones poco claras de Krei, Hiro decide que no es lo que quiere para su creación y declina la oferta del empresario. Mientras tanto, el profesor Callaghan, mentor de Tadeshi, le ofrece a Hiro la plaza para ingresar en el instituto. Y, por supuesto, es en este momento cuando sucederá la tragedia que dará pie al resto de la película.

Un incendio se desata en el salón de actos y el público Big Hero 6sale en estampida hacia el exterior. Ya fuera de peligro, Tadeshi se percata de que el profesor Callaghan continua en el interior del edificio a merced de las llamas y en uno de esos estúpidos arrebatos de valor tan típicos de las películas, vuelve a entrar con intención de salvarle. Y nada más hacerlo, una explosión derrumba el edificio, dejando claro que tanto el hermano de Hiro como el profesor Callaghan han muerto.

Una pérdida, al igual que la de los padres, que es puro Disney y que, a la larga, servirá como revulsivo para la evolución del protagonista. Al principio la apatía y la desesperanza dominan a Hiro y se encierra en su cuarto a ver pasar el tiempo. En uno de esos días de abulia se le cae un teclado en el pie accidentalmente y al gritar de dolor, Baymax, que estaba guardado en su compartimento entre las cosas de su hermano, se activa, se infla y acude a ayudar a Hiro. Pero el dolor del chaval no es sólo físico, sino sobre todo emocional y Baymax sólo puede desactivarse cuando le diga que está satisfecho con la atención recibida. En ese momento Hiro se da cuenta de que en su mochila ha quedado un único nanorobot que se mueve sin motivo Big Hero 6aparente. Con el objetivo de descubrir hacia dónde está siendo atraído, Hiro y Baymax cruzan la ciudad en una sucesión de escenas irremediablemente cómicas hasta llegar a una nave abandonada en la que descubren miles de barriles repletos con millones de nanorobots que son controlados por un misterioso personaje que cubre su rostro con una máscara de kabuki…

Y hasta aquí se puede contar sin incurrir en spoilers. El descubrimiento pondrá en marcha un plan para desenmascarar a quien a todas luces perpetró el incendio que acabó con la vida de Tadeshi y el profesor Callaghan y en el proceso se formarán los Big hero 6 que dan título a la película, con Hiro y Baymax a la cabeza y el resto de compañeros del instituto tecnológico como sus quizá no tan indispensables sidekicks.

Big Hero 6Desde el principio el ritmo de la película es fluido y ágil, sin llegar a decaer en ningún momento y siendo incluso trepidante en las escenas de acción, donde los nanorobots y las formas imposibles que adoptan juegan un papel increíble. Yo vi una versión normal y estoy poco acostumbrada al 3D, pero a tenor de lo visto en estas escenas, el resultado puede ser similar al de montarse en una montaña rusa con triple looping y tirabuzón: mareo asegurado.

A nivel visual es una completa maravilla, combinando lo mejor de Disney con lo mejor de Pixar en un resultado impecable. A los que nos hemos criado con las películas de animación tradicional todavía nos asombra la verosimilitud y el detalle de la animación digital (yo me sorprendo especialmente con la iluminación y las texturas; hay escenas que podrían pasar por imagen real). Mantiene cierta cursilería de Disney y el sello Marvel no se nota mucho más allá del hecho de que se trate de superhéroes. La dinámica entre Hiro y Baymax deja cierto regusto a dejà vú, sobre todo a los que tenemos cierta edad y ya hemos visto ese mismo tipo de relación en docenas de películas en los ochenta y noventa (salvando las distancias, el primer ejemplo que se me viene a la mente es el de John Connor y el T-800 de Terminator 2: el día del juicio final aunque seríaBig Hero 6 fácil señalar unos cuantos más), pero, claro, quizá a los niños de hoy en día, por resabiados y tecnologizados que estén, ciertas referencias viejunas les resultan un poco más alejadas. Y los personajes secundarios, el resto de “héroes”, son demasiado estereotípicos y planos para acabar de adquirir entidad propia.

Así y con todo, el resultado final es una película de entretenimiento total, acción trepidante y visualmente muy atractiva tanto para niños como para adultos. Eso sí, en estos últimos difícilmente dejará poso y será rápidamente olvidada al poco de salir de la sala de proyección.
Un último aviso: hay que esperar al final de los títulos de crédito porque nos reservan una última escena que hará las delicias de los más frikis (especialmente de los amantes de los cómics). Sí, no pensarás mucho en ella tras salir de la sala, pero al menos saldrás de ella echándote unas últimas risas.

Big Hero 6

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Disney Art Academy - 1
Disney Art Academy - 2
Disney Art Academy - 3
Disney Art Academy - 4
Disney Art Academy - 5
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?