ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Destiny


 PlayStation 4  Xbox One  PlayStation 3  Microsoft XBox 360
Luis Collado   16/10/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Activision y Bungie nos traen uno de los juegos que más expectación ha levantado en los últimos años pero, ¿está a la altura de las expectativas?
Han pasado cuatro largos años desde que Bungie finalizó el desarrollo de Halo: Reach y, tras más de diez años de relación, dejara atrás a Microsoft y se aliara con Activision para llevar a cabo un nuevo proyecto que, en principio, iba a suponer un cambio radical en la forma de entender los FPS.

Con el paso de los años, Activision dejó escapar pequeñas píldoras de información sobre el estado del proyecto, pero no fue hasta el E3 de 2013 cuando la compañía anuncio de forma oficial a Destiny, el videojuego en el que ambas compañías llevaban trabajando cuatro años y que iba a suponer esa revolución que comentaron en 2010.

¿Qué iba a ofrecer Destiny para innovar en un género como el del shooter en primera persona? Pues el objetivo era dar al jugador una mezcla de Borderlands, Halo, RPG y MMO para dar lugar a algo diferente y que, en palabras de Activision, pudiera alargarse durante los próximos diez años.

La realidad es que Destiny es un gran juego, quizás de lo mejor que hay actualmente en Xbox One y PlayStation 4, pero ha sido víctima del hype provocado por Activision a lo largo de estos años, ya que lo que realmente es Destiny es un shooter que bebe de Halo y Borderlands con pequeñas pinceladas de RPG y un gran componente multijugador cooperativo, pero no es ni de lejos un MMO o un completo RPG. Veámoslo en detalle.

Destiny

A nivel argumental, Destiny nos sitúa en un lejano futuro en el que una extraña estructura con vida conocida como El Viajero ha llegado al Sistema Solar y ha ofrecido su tecnología a los humanos, permitiéndoles vivir sin problemas en planetas como Venus o Marte. Durante esos años, la humanidad logró cosas increíbles, lo que llevó a conocerla como La Edad de Oro. Sin embargo, la expansión de la humanidad y la presencia de El Viajero atrajeron a La Oscuridad, una esencia vil que consume a todo ser viviente a su paso, hasta el Sistema Solar, donde se libró una batalla que casi extinguió a la humanidad y que solo se ganó gracias a la presencia de El Viajero, que desde ese día quedó desactivado y malherido.

Es en ese momento cuando aparecen los Guardianes, soldados humanos de elite que basan su existencia en luchar contra La Oscuridad y proteger a los restos de la raza humana. Como veis, la premisa es mucho más que interesante pero, por desgracia, cuando completemos la campaña por primera vez (algo que nos llevará de 12 a 15 horas) descubriremos que la historia no ha avanzado nada y que lo que puede leerse en estos párrafos superiores y que se cuenta durante el video introductorio, es casi todo lo que sabremos sobre el argumento a lo largo del juego. Eso sí, al final del juego ya nos advierten de que eso solo es el principio, lo que deja entrever que en futuros DLC se ampliará más la historia de este universo.

Una vez que terminemos de ver el vídeo introductorio, pasaremos a un editor de personajes donde podremos personalizar a nuestro Guardián, retocando únicamente los rasgos del rostro, ya que la altura, anchura y rasgos corporales no pueden modificarse, ya que no se verían al usar una armadura constantemente. Tras editar los rasgos faciales y elegir raza y sexo, tendremos que decidirnos entre las tres clases de personaje disponibles: Titán, Cazador y Hechicero. El primero será el típico tanque centrado en el combate directo y que cuenta con mucha vida. El Cazador está más centrado en el combate con armas de precisión y cuenta con una habilidad especial que invoca un arma de un poder devastador. Mientras que el Hechicero hace uso de la magia, aunque a efectos prácticos no tiene diferencias con las otras dos clases, y cuanta con un habilidad especial que lanza un proyectil que arrasa con todos los enemigos de una zona bastante amplia.

Destiny

Tras diseñar a nuestro avatar virtual, viajaremos a la Torre que podríamos definir como el lobby del juego. Aquí, hasta 16 jugadores estarán conviviendo mientras aceptan misiones, compran y venden equipo o descansan de los tiroteos constantes que se viven en los diversos planetas del juego. En esta Torre conoceremos a los diversos comerciantes de la zona, a los que tendremos que ir subiendo de nivel completando misiones, eventos y jugando partidas multijugador competitivas, pero en eso nos centramos más adelante.

Una vez que abandonemos la Torre comenzará el juego de verdad, siendo el momento en el que empezaremos a jugar misiones solos o con amigos. Estas misiones consisten en su mayor parte en avanzar de una zona a otra acabando con todos los enemigos que no salgan al paso, superar oleadas de enemigos mientras protegemos a nuestro Espectro (el robot que nos acompañará en todo momento) o recoger objetos distribuidos por el mapa para acceder a la fase final de cada misión, donde tendremos que vencer a un jefe final para superar la fase.

La fórmula descrita anteriormente puede aplicarse a todas las misiones del juego, lo que implica una falta de variedad dentro de las misiones que podría acabar suponiendo que los jugadores se aburran de hacer lo mismo una y otra vez. Por suerte, esta sensación repetitiva solo aparece si se juega solo, ya que al jugar cooperativo junto a otros dos amigos el juego cobra una dimensión totalmente diferente en la que se descubre el verdadero diseño de los mapas, pensados en todo momento para que los jugadores se cubran unos a otros desde distintas alturas, enemigos a los que hay que atacar desde diversos flancos para maximizar el daño o zonas en las que jugar solo simplemente puede ser un suicidio rápido y directo.

Una vez que completemos la campaña principal y subamos a nuestro héroe al nivel 20, el sistema de subida de experiencia cambia radicalmente. Del nivel 1 al 20, subimos de nivel consiguiendo experiencia al matar enemigos o superar misiones, pero a partir de ese momento solo subirá nuestra barra de experiencia al equiparnos con objetos que cuenten con puntos de Luz que nos permitirán subir de nivel. Esto último debe detallarse para evitar confusiones, los puntos de Luz que incluyen los objetos del equipo se irán sumando para aumentar nuestra barra de nivel, por ejemplo, para subir a nivel 21 hacen falta 10 puntos de Luz y para conseguirlos podemos equiparnos con un casco de +4 y un peto de +6 de Luz.

Destiny

Por tanto, una vez que alcanzamos el nivel 20 nuestro principal objetivo será repetir misiones y asaltos para conseguir mejores objetos que no permitan subir de nivel y, al hacerlo, repetir esas mismas misiones en una mayor dificultad. Cabe destacar el hecho de que las dificultades altas son extremadamente complicadas, de hecho, intentar completar una misión de nivel 24 teniendo nivel 21 puede ser prácticamente imposible por el gran daño que nos causan las armas enemigas, por lo que siempre nos enfrentaremos a un reto continuo.

Como era de esperar, el equipo lo conseguiremos del loot que suelten los enemigos al morir y de las recompensas al superar misiones, pero también al terminar partidas multijugador competitivas y comprándolas en la Torre.

Como comentábamos antes, cada mercader de la Torre vende diversas armas y equipo, pero el equipo bueno, el que necesitaremos a partir del nivel 20 tiene requisitos que tendremos que cumplir antes de poder acceder a él. Dependiendo del mercader al que queramos comprar, tendremos equipo y armas de Vanguardia, Crisol o Facción y para comprar objeto de cada uno de esos grupos, primero tendremos que mejorar nuestro nivel dentro de ese grupo consiguiendo puntos de experiencia especiales. Por ejemplo, los puntos de Crisol solo pueden conseguirse jugando partidas multijugador competitivas y nos dan acceso a armas de gran nivel, mientras que los niveles de Vanguardia se suben realizando diversos eventos y misiones repartidos por los distintos planetas a los que tendremos acceso. Además, en la Torre se nos permitirá activar hasta cinco Contratos (misiones secundarias) que, al completarlos, nos darán experiencia de uno de los grupos anteriores.

Por lo tanto, conseguir nuestro equipo ideal puede llevar decenas de horas pero, a diferencia de lo que ocurría en la primera versión de Diablo III, aquí no será aburrido buscar mejores objetos, ya que siempre estaremos haciendo nuevas misiones secundarias solos o acompañados.

Destiny

Para los que se los estén preguntando, el equipo está formado por un casco, un peto, unas botas y unos guantes y a nivel de armamento nos encontramos con fusiles automáticos, de pulso, pistolas de mano, escopetas, rifles francotirador, rifles de fusión, ametralladoras pesadas, lanzacohetes y rifles semiautomáticos. Aunque en un primer momento pueda parecer una pequeña variedad de armas, lo cierto es que cada una es completamente diferente al resto, lo que provoca que la experiencia de juego cambie bastante al pasar de un arma a otra, algo que ya vimos en Halo.

A nivel jugable, Destiny cuenta con un sistema de combate muy similar al de Halo con habilidades como el doble salto, el planeo, diversos tipos de granadas especiales, barra de vida con escudo que se rellena pasado un tiempo y combates a gran escala en grandes espacios abiertos y cerrados, por lo que los fans de la saga del Jefe Maestro se acostumbrarán al instante al estilo de juego.

Al igual que en Halo, Destiny también cuenta con vehículos; por un lado tenemos el Colibrí, una pequeña moto voladora con la que podremos desplazarnos rápidamente por los diferentes mapas del juego, aunque no tiene potencia de fuego. Y por otro tenemos las Barracudas de los Caídos y los tanques de los Cabal, si bien es cierto que no siempre estarán disponibles en los mapas y que solo suelen salir en zonas determinadas de los mismos. Aunque de tanto en tanto tendremos un evento en el Crisol de armas combinadas que pondrá a nuestra disposición estos vehículos de combate.

Una vez que nos cansemos de las misiones y los asaltos, Bungie ha puesto a disposición de los jugadores una serie de raids que irán apareciendo de forma progresiva y que suponen desafíos que no pueden compararse de ninguna manera a cualquier otro contenido que ofrezca el juego.

Destiny

Actualmente solo hay una raid disponible a la que no se puede acceder con un nivel menor a 26 y a la que solo puede jugarse con amigos para garantizar que los jugadores puedan hablar y colaborar entre ellos. Estas misiones son para un máximo de seis jugadores, número que es aconsejable respetar para poder ir avanzando por la misión sin complicaciones demasiado extremas debido a su gran dificultad y a la cantidad ingente de enemigos que aparecerán constantemente.

Este primer raid dura aproximadamente 12 horas, y puede jugarse a tramos durante toda una semana pero, de una semana a otra, el progreso conseguido se borra automáticamente, por lo que es recomendable prepararse bien antes de adentrarse en esta clase de misiones. Por cierto, el primer equipo que completó la raid abatió a más de 17.000 enemigos y murieron más de 1000 veces durante el transcurso de la misión.

La otra vertiente del juego es la competitiva, que encontraremos en el Crisol, pero desde el primer momento debe tratarse como un complemento pequeño e independiente a la vertiente principal cooperativa. Pese a que Bungie esté detrás de este proyecto, este modo competitivo actualmente solo cuenta con cuatro modos de juego: Control, Todos contra Todos, 6vs6 y 3vs3, nada más. Y aunque en el juego no cuenta con un sistema de estadísticas que indique el número de partidas jugadas, enemigos abatidos, las veces que nos han matado, nuestro ratio de muertes/bajas y demás parámetros, sí podremos encontrarlas en la web de Bungie, en el apartado correspondiente a Destiny y tras registrarnos usando bien nuestra ID de PSN o nuestro usuario de Xbox Live.

Dejando a un lado la falta de modos de juego y estadísticas dentro del título, la jugabilidad dentro de las partidas es bastante similar a la de un Call of Duty, es decir, partidas frenéticas en las que los abatidos reaparecen dos o tres segundos después de morir y las rachas de muertes se recompensan acelerando la regeneración de la habilidad especial de cada personaje.

Destiny

Además, los tiros a la cabeza o las muertes cuerpo a cuerpo se bonifican con puntuación extra que cuentan en favor del contador de nuestro equipo.
Las partidas son para un máximo de 12 jugadores y, tras varias horas jugadas, podemos afirmar que no hay ningún tipo de lag y que los tiempos de espera entre partida y partida son bastante bajos, algo que se agradece enormemente.

Casi todos los mapas están bien equilibrados, aunque hay zonas de ciertos mapas en los que uno de los equipos siempre va a tener una ventaja injusta sobre el otro, algo que se debería intentar evitar en futuros mapas. Además, puesto que el modo competitivo está integrado dentro del juego principal, cada jugador participará en las partidas con su equipo y habilidades pero, para evitar desequilibrios excesivos, las ventajas de nivel se desactivan al comenzar la partida. Esto significa que las únicas ventajas que un jugador tendrá sobre otro tendrán que ver con las estadísticas del arma, algo que puede suponer una ventaja/desventaja razonable, pero que no llega a definir el rumbo de la partida. Si bien es cierto que a partir de octubre se incluirá el Estandarte de Hierro en el Crisol, un modo que permitirá jugar con las ventajas de nivel activadas.

A nivel técnico, las versiones de nueva generación lucen sólidas en todo momento, con una tasa de 30 fps estables que nunca llega a descender y resolución 1080p en ambas versiones. Los escenarios son amplios y, aunque podrían contar con muchos más detalles, dan una sensación de realismo bien lograda que consigue absorber al jugador rápidamente. Por otro lado, la iluminación es sublime, sobre todo en entornos cerrados y oscuros donde la luz de la linterna provocará destellos y sombras dinámicas realistas.

La Inteligencia Artificial enemiga está muy trabajada, lo que da lugar a patrones diversos que siguen sorprendiendo tras horas de juego. Los capitanes enemigos dan ordenes al resto de unidades, provocando flanqueos, ataques cuerpo a cuerpo por las unidades con escudo, los enemigos con rifles francotiradores se esconderán cuando miremos en su dirección y los enemigos con poca salud se teletransportarán a lugares seguros para intentar curarse. Todo esto nos obligará a aprendernos diversos patrones que cambian dependiendo del tipo de enemigo para adaptarnos a ellos y cazarlos antes de que lleven a cabo las estrategias que estén desarrollando.

Destiny

Los enemigos cuentan con un diseño muy similar al de la saga Halo, sobre todo el de los primeros planetas, que nos recordarán mucho al Covenant y al Flood, sin embargo, pronto descubriremos nuevas razas que aumentan la variedad de enemigos disponibles y componen una fauna bastante amplia.

Por su parte, la banda sonora del juego también bebe de Halo en todo momento. Las melodías instrumentales son simplemente sublimes y acompañan al jugador constantemente adaptándose a lo que ocurre en pantalla para resaltar esa sensación de relax mientras exploramos o la tensión del combate cuando nos enfrentemos a grandes jefes finales. Además, como era de esperar, el juego ha sido completamente traducido y doblado a nuestro idioma, por lo que no tendremos problemas a la hora de seguir la historia.

Conclusiones

Pese a las críticas que ha sufrido el juego durante estos días debido a que, para algunos jugadores Destiny no está a la altura del hype generado, todo aquel jugador que sepa qué va a comprar, descubrirá aquí un título con el que pasar decenas de horas matando enemigos de forma cooperativa con un buen grupo de amigos.

Es cierto que el modo competitivo debe mejorar sustancialmente para estar a la altura de otros títulos del género y que jugar de forma individual puede resultar repetitivo pero, como ya hemos dicho, la esencia de este título reside en jugar junto a un par de buenos amigos.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     X-Men: Destiny
X-Men: Destiny - Captura
X-Men: Destiny - Captura
X-Men: Destiny - Captura
X-Men: Destiny - Captura
X-Men: Destiny - Captura
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?