ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Hyrule Warriors


 Nintendo Wii
Sp1ke   11/10/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Dos sagas míticas del mundo del videojuego se unen para crear uno de los juegos más directos y desenfrenados del catálogo de Wii U. Combates multitudinarios y mucho placer culpable en la última obra de Team Ninja.
En los videojuegos, al igual que en Hollywood, escasean las ideas frescas. O mejor dicho las ganas de arriesgar en un negocio cada día más competitivo y más caro. Es por este motivo por el que cuando vimos en el E3 de hace dos años anunciado un Zelda que no era un Zelda sino un Dinasty Warriors, muchos nos llevamos las manos a la cabeza convencidos del gran fracaso que iba a ser.

Pero si algo sabemos de Tecmo Koei, y en especial de Team Ninja, es que tratan con mucho amor a todos sus juegos, y en el tiempo que ha pasado desde la presentación de Hyrule Warriors hasta su lanzamiento el lavado de cara ha sido importante. Pero antes de valorar el juego veamos que nos puede ofrecer este cross-over tan inesperado.

La historia de Hyrule Warriors (que disfrutaremos en el modo principal del juego, Leyenda), no podía estar más manida. Una nueva amenaza se cierne sobre el reino de Hyrule, momento en que los dos héroes del destino, Zelda y Link vuelven a ocupar su lugar en la historia y enfrentarse al mal que amenaza la estabilidad del reino y las vidas de sus habitantes. Esto, que viene siendo la típica premisa de un The Legend of Zelda, se ve salpicado de pequeños detalles que esconden la simpleza de la misma.

Hyrule Warriors

Por un lado la presentación de una nueva villana, Cya, que lo hace todo por un amor casi enfermizo por Link y además cuenta con un aspecto muy poco Nintendo, y por otro los viajes en el tiempo y el espacio en los que visitaremos los escenarios más importantes de Ocarina, Twilight y Skyward Sword (con la presencia de los secundarios de esos juegos) harán que durante gran parte del tiempo vivamos esta historia como algo nuevo.

Esta sensación de «jamais vu» se ve aumentada por el brutal cambio de jugabilidad que sufre el juego. Y es que en Hyrule Warriors dejamos atrás puzles, templos y todo lo relacionado con el género de los Action RPG para sumergirnos de lleno en un Hack ‘n Slash como solo Team Ninja sabe hacer.

Es cierto que algunos de los aspectos de la saga Zelda hacen acto de presencia, como la necesidad de utilizar objetos para superar ciertas misiones o el tener que buscar a nuestras amigas las Skulltulas Doradas para completar los diferentes coleccionables del juego, pero esto no pasa de ser un simple homenaje a la ya veterana saga de Nintendo.

Así pues, y para los que nunca hayan tenido el placer de disfrutar de la acción desenfrenada de un Dinasty Warriors, el juego nos planteará distintos campos de batalla plagados de unidades enemigas a las que deberemos hacer frente con alguno de los personajes jugables que tenemos. Mientras luchamos contra hordas y hordas hostiles tendremos que cumplir diferentes misiones que se basarán habitualmente en tres dinámicas distintas: tomar un bastión, proteger a un aliado o acabar con un jefe rival. Para realizar las diferentes misiones tendremos un tiempo límite que, si bien no nos llegará nunca a presionar realmente, sí que evitará que nos durmamos en los laureles.

Hyrule Warriors

Según vayamos eliminando adversarios y acabando misiones, ganaremos niveles y obtendremos materiales y armas para mejorar a nuestros personajes para hacerlos más y más poderosos. Y este es quizá el origen del mayor problema del juego; su ausencia de dificultad. Y es que si en algún momento nos vemos superados por alguna de las situaciones, con ganar un par de niveles y mejorar nuestras habilidades podremos cumplir con nuestro cometido sin tan siquiera sudar, convirtiendo el juego así en una sucesión de combates planos en los que cuenta más el ganar niveles que el evitar nuestra muerte. Es más, este que os escribe, ante su primer Warriors en casi 10 años solo vio la pantalla de Game Over una vez y no por la dificultad del juego precisamente.

Por suerte, esta extrema facilidad no le resta ni un ápice de diversión al juego, que por otro lado nos ofrece cientos de cosas por hacer, aunque solo sea por poder desarrollar al máximo a los 13 personajes (entre los que encontramos a algunos tan emblemáticos como Darunia o Midna), por encontrar todos los secretos del modo Leyenda o por completar los varios coleccionables que ofrece el juego.

En cuanto a modos del juego, HW nos ofrece, además del ya mentado modo Leyenda, el modo Desafío, que ofrecerá situaciones de juego algo más difíciles de lo normal, y el modo Aventura. Este modo nos invitará a superar un tablero con un aspecto sacado directamente del primer TLoZ de NES en el que cada casilla será una misión a la que enfrentarnos.

Por si todo esto os parece poco, gracias al Wii U Gamepad podremos compartir nuestras aventuras con un amigo, jugando uno en la televisión y el otro haciendo uso de la pantalla extra que ofrece el mando. Además, el juego soporta modo Off-tv y se transformará en un útil menú secundario en las partidas de un jugador.

Hyrule Warriors

Técnicamente hablando, el juego falla al demostrar esa potencia extra que le suponemos a Wii U respecto a PS3 y Xbox 360. Bien cierto es que desde aquel tráiler mostrado en 2013 el salto gráfico ha sido sensacional, pero aún se le ve con problemas para mostrar imágenes nítidas a 1080p (algo que gracias a Mario Kart 8 sabemos que se puede hacer en Wii U) y sufre ralentizaciones en los momentos más exigentes con la memoria del sistema. Por otro lado, las animaciones resultan muy suaves, algo simples en los enemigos, pero por el contrario muy trabajadas en los personajes controlados por el jugador.

Además el diseño de personajes (bufanda de Link incluida) y escenarios resulta brillante, siendo clásico de la saga madre pero a la vez dándole el toque justo de la saga Warriors, creando así un equilibrio que hará las delicias de los amantes de ambas franquicias. Destacamos desde aquí el aspecto de Ganon, que nos ofrece la versión más bestial y terrorífica que hayamos visto, superando a aquella que disfrutamos al final de Twilight Princess.

La inteligencia artificial del juego se reduce a una serie de scripts que tanto aliados como enemigos ejecutarán llegado el momento, por lo que no se puede hablar tanto de IA como de programación pura y dura, diseñada para mantener al jugador en movimiento constante y con poco tiempo para pararse a ver aquello que le rodea, algo lógico para un juego que basa en su trepidante ritmo todas sus virtudes.

Hyrule Warriors

En cuanto al apartado musical, este se compone básicamente de remezclas de temas clásicos de las aventuras pasadas de Link, lo que se convierte en un arma de doble filo. Porque si bien es cierto que estas nuevas versiones suenan bastante bien, también lo es que en ningún momento se acercan a las composiciones originales del maestro Kōji Kondō.

Las voces son las originales de los personajes, lo que quiere decir que pocas palabras oiremos. Este respeto por el original llega al punto de que el Link de este juego consigue un hada (Proxi) que hablará por él… y que nos recordará a Navi gracias a ese «Listen!» que divide al mundo entre los que lo odian y los que lo adoramos. Puro amor.

Conclusión

Hyrule Warriors ha evolucionado mucho durante su desarrollo. De un juego que llamó muy poco la atención en una feria como el E3, ha pasado a convertirse en una experiencia destacable. Un placer culpable rabiosamente divertido y frenético que toma lo mejor de una saga tan conocida como Zelda y lo retuerce e incorpora a un sistema de juego en el que nunca habríamos imaginado ver a Link y compañía.

Es cierto que, como buen placer culpable que es, tiene muchos defectos y puede resultar demasiado simple para aquellos que no conozcan los Musou. Pero también es cierto que ofrece horas y horas de vicio para aquel que quiera comprar su propuesta jugable, plagada de combos y con un ritmo de enemigos eliminados digno de las películas de acción de los 80. Un experimento notable que cualquier poseedor de Wii U debería, al menos, disfrutar una vez.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Hyrule Warriors
Hyrule Warriors
Hyrule Warriors
Hyrule Warriors
Hyrule Warriors
Hyrule Warriors
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?