ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Los héroes están muertos, de Juan J. Vargas-Iglesias (Coord.): villanos y héroes televisivos


 Ensayo
Alejandro Guardiola   21/09/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     ¿Quién es el héroe y quién el villano en las series de televisión modernas?
Portada de Los héroes están muertos, Juan J. Vargas-Iglesias (Coord.)Los héroes están muertos” (Dolmen, 2014, disponible en FantasyTienda) es la nueva entrega que nos propone la editorial mallorquina dentro de su colección de divulgación de fenómenos populares como cómic, videojuegos y series de televisión.

Es una antología de artículos coordinada por Juan J. Vargas-Iglesias que también participa como autor en varios de ellos, que conocemos de otros volúmenes dedicados a la ficción televisiva como "Breaking Bad" (Errata Naturae, 2013).

El libro nos llega en una época en la que existe un mayor interés por las series de televisión que vienen de fuera que unos años atrás, y por lo tanto, cada temporada también se multiplican las publicaciones y ensayos en español sobre este tema. El volumen de Dolmen, compuesto por veintinueve artículos de otros tantos expertos en la materia, es uno de los más completos y exhaustivos que he tenido la posibilidad de leer.

En la presentación del libro en Salamanca, celebrada el jueves tres de julio, se nos explicó a los asistentes, por parte de dos de sus autores Diego Matos y Miguel Ángel Refoyo, que la selección de las series que han entrado en el volumen son una elección personal de su responsable. Podemos coincidir o no con ella, pero resulta bastante completa. En mi lista particular echo de menos “A dos metros bajo tierra” (HBO 2001) y me sobra alguna otra, pero lo dicho son cuestiones subjetivas de cada seriéfilo. Además se ha elegido incluir también varias producciones de animación junto a las de imagen real. Normalmente, suelo reseñar cada uno de los artículos que forman parte de la selección, pero siendo este un libro tan extenso y con numerosos textos, solo voy a mencionar aquellos que más me han llamado la atención, en particular, la mayoría del primer y segundo bloque.

En la introducción del coordinador, se nos explica unos conceptos que estarán presentes en la mayoría de los análisis, como por ejemplo, héroe, antihéroe (héroe villanesco), villano y antivillano (villano heroico) y ya nos avanzan que los roles clásicos de bueno y malo en la época de la Quality TV se han desdibujado por completo; después, el libro se divide en tres bloques temáticos.

El primero de ellos, “La forja del centinela” encontramos ensayos dedicados a: "24", "The Shield", "The Wire", "House", "Sherlock", "Arrow" y "Homeland".

“24, ocaso contrarreloj” de Juan J. Vargas-Iglesias, nos cuenta sobre la serie protagonizada por Kiefer Sutherland encarnando al personaje de Jack Bauer, que se encuentra de nuevo de actualidad, pues una vez terminada, Fox la ha resucitado dándole una temporada de trece episodios en este 2014. Después de la catástrofe del 11-S y en plena administración Bush, surge una serie en la que se enaltece la transformación del héroe clásico de acción que lucha contra el terrorismo internacional.

“The Shield. Cuando el héroe es el villano” por Miguel Ángel Refoyo. Una serie policiaca de la cadena FX que comenzó en el 2002 con Michael Chiklis en el papel protagonista, el detective, líder del grupo de asalto, Vic Mackey. "The Shield", ideada por Shawn Ryan, nos hablaba de una comisaría experimental en un barrio ficticio de Los Ángeles, Farmington con un alto índice de criminalidad. Vic Mackey es el detective al cargo del grupo de asalto (Strike Team) con la tarea de controlar a las bandas, el tráfico de drogas y los crímenes más violentos. Desde el episodio piloto, en especial en su último minuto, el espectador se da cuenta de que Mackey es un tipo que se toma la ley a su antojo y actúa según le conviene y movido por su propio beneficio. Mackey es un tipo inteligente, pero al mismo tiempo trata de intimidar a todos con su brutalidad, comportándose en muchas ocasiones como los delincuentes, de ahí el subtítulo del artículo, pues el principal protagonista no es el héroe, si no el villano de la ficción.

Un volumen tan extenso como completo que hará las delicias de los aficionados a las series.

“The Wire, el héroe compartido” de Javier Alcázar. En Baltimore, la ciudad americana con mayor índice de criminalidad, no hay blancos ni negros absolutos, si no una infinita variedad de grises, en la que la claridad u oscuridad de estos la dictamina el lado de la ley en el que te encuentres. Una serie de David Simon para la factoría HBO, en la que se retrata con escrupulosa y angustiante veracidad la realidad de las calles de Baltimore. McNulty, Bunk, Omar, Marlo, Stringer Bell, Avon Barksdale, D’Angelo o Bubbles son algunos de los personajes que circulan por esta serie por completo coral. De hecho, Javier se (nos) pregunta quién es el héroe o el antihéroe en "The Wire", pues, según él, la narración es tan cruda y realista que “si existieran, no les dejarían sobrevivir”.

“House M.D., historial de un caso de locura” de Juan J. Vargas-Iglesias. El Doctor House, representado por el británico Hugh Laurie es uno de los grandes personajes televisivos de los últimos tiempos. En la serie procedimental de médicos el protagonista es un experto en el diagnóstico de casos difíciles, pero al mismo tiempo, el personaje es un misántropo que odia a todo el mundo, puede que incluso a sí mismo. Mantiene una lucha a brazo partido entre su propia identidad, su adicción a los calmantes por culpa de un trombo en una pierna, y la búsqueda de la verdad, de la que parece el único representante pues el resto del mundo miente.

“Sherlock, ángeles y demonios que juegan al ajedrez” de Mónica Barrientos. A pesar de que la mayoría de los artículos tratan de series norteamericanas, aquí encontramos una excepción al analizar la serie británica de la cadena BBC. Para alguien que no conozca el original de Arthur Conan Doyle ni sus sucesivas versiones cinematográficas y televisivas, puede que el Sherlock Holmes de Benedict Cumberbatch y el John Watson de Martin Freeman sean las únicas encarnaciones de los personajes que conozca. En este ensayo Mónica nos habla de la negativa de este Sherlock contemporáneo del siglo XXI a ser un héroe, no le interesa. Y la delicada partida de ajedrez que se juega entre el héroe que no quiere serlo y el villano.

“Arrow, la forja del centinela” por Diego Matos. Green Arrow el superhéroe de DC Cómics veía su adaptación televisiva en 2013 en la cadena CW, cuyas series suelen estar destinadas a un target juvenil. Sin embargo, Arrow, pasó de ser un drama de adolescentes guapos y de mostrar en cada episodio los abdominales de Stephen Amell, su protagonista, a convertirse en un oscuro viaje de redención del personaje. Diego nos habla de esta transformación en la que una persona normal se siente con la obligación de vengarse, y del cambio de un antihéroe que no tiene escrúpulos en matar, a un héroe que se guía por un código de conducta.

Homeland, la serie

“Homeland, héroes rotos, good villains, terrorismo y television” por Víctor Hernández Santaolalla y Javier Lozano Delmar. Nicholas Brody es un sargento de los Marines que lleva ocho años desaparecido en Irak, de hecho se le da por muerto. Entonces una partida de soldados americanos lo encuentra y lo devuelve a casa con una familia que ya se había adaptado a su nueva situación. A los ojos del público estadounidense el personaje es un valiente héroe que ha luchado por la patria, pero el espectador de la serie va poco a poco descubriendo que Brody en realidad va a convertirse en antihéroe, villano y antivillano.

El segundo bloque titulado “El buen villano” nos vamos a encontrar ensayos sobre "Los Soprano", "Nip/Tuck", "Cómo conocí a vuestra madre", "Dexter", "Mad Men", "Breaking Bad" y "Boardwalk Empire".

“The Sopranos. Uno de los nuestros va a terapia” por Ana I. Barragán y Antonio Macarro. La serie definitiva sobre la mafia con un magnífico James Gandolfini en el papel protagonista y de nuevo HBO. La ficción creada por Vincent Chase bebía del cine de Scorsese y por supuesto del de Coppola, pero el personaje de Tony Soprano, su búsqueda de identidad entre la tradición de Italia y el sueño americano es uno de los fuertes de la serie. El espectador se sentirá atraído por Tony porque resulta ser el más íntegro de todos los mafiosos que circulan por la serie. Sería un antivillano y villano en ocasiones, con motivos de héroe.

“Mad Men. Álbum familiar del héroe americano” de Óscar García. "Mad Men" es una producción del canal AMC, protagonizada por Jon Hamm en el papel de Don Draper, un creativo publicitario en el Nueva York de los años sesenta. En los comienzos de la serie el personaje es un triunfador, con un oscuro pasado, como iremos descubriendo, pero resulta una encarnación del American way of life. Está casado con una mujer florero, vive en un barrio residencial, tiene dos hijos, tiene éxito en su trabajo y con las mujeres… Don Draper sería el representante, al mismo tiempo, del éxito y del fracaso del sueño americano.

“Breaking Bad, más allá de la metamorfosis química” por Joaquín Marín Montín. "Breaking Bad" es la serie más reconocida por crítica y público de los últimos años. Gran parte de culpa de ello la tiene Vince Gilligan su creador y el actor protagonista Bryan Cranston. En el artículo nos hablan de la transformación de Walter White, un tímido profesor de química en un instituto de secundaria en Alburquerque, Nuevo México, en un antivillano. Además el camino del arrepentimiento y el viaje de redención del personaje y el peaje que tendrá que pagar para ello con su sacrificio.

Bryan Cranston como Walter White en la serie Breaking Bad

El tercer bloque se titula “Un mundo extraño” y encontraremos artículos sobre: "Firefly", "Monster", "Lost", "Deadwood", "Doctor Who", "Life on Mars", "Héroes", "Death Note", "Fringe", "True Blood", "Walking Dead", "Hora de Aventuras", "Grimm", "Juego de Tronos".

“Firefly. El espíritu tras la frontera del 11 S” de Elisa G. McCausland. La temporada 2002-2003 una serie de la cadena Fox se hacía hueco entre los aficionados a la ciencia ficción, "Firefly", creada por Joss Whedon. El ensayo explora el carácter del protagonista Malcolm Reynolds, representado por Nathan Fillion, como un antihéroe.

“Life on Mars. ¿Estoy loco, en cama o he viajado al pasado?” Carmen Itamad Grenades Romero. Otra producción británica en la que Sam Taylor un detective en el Manchester moderno, viaja a su equivalente de los años setenta. El ensayo analiza el enfrentamiento entre Sam que representaría al héroe moderno trasladado al pasado y Gene Hunt, su jefe en el Manchester del pasado, que sería el héroe primitivo.

“Héroes. La evolución como revolución” por Sergio Cobo Durán e Irene Raya Bravo. Antes de todo el furor actual con las adaptaciones cinematográficas de cómics de superhéroes estuvo esta serie de la NBC que nos hablaba de personas normales que adquirían poderes. En ella había varios personajes que descubrían que tenían algún tipo de poder sobrenatural, unos lo utilizaban en su beneficio, otras para hacer el mal, los menos para ayudar a los más necesitados. Aquí se explora que el héroe ya no es único ni excepcional porque rechaza la responsabilidad de comportarse como tal. También se menciona la dificultad para hallar personajes heroicos en la serie (excepto Hiro Nakamura) porque cada personaje puede ser uno y otro en cada momento.

“Fringe. La ciencia ficción como excusa” por Elisa G. McCausland. En un mundo en el que se multiplican los fenómenos extraños, la agente Olivia Dunham (Anna Torv) del FBI descubrirá que existen otras realidades muy similares a la nuestra y que a veces los avances científicos pueden provocar más desastres que beneficios. Científicos locos, observadores calvos, extraños artefactos, universos paralelos son otros de los elementos que hicieron sobresalir a la serie de Fox. En especial, puesto el foco de atención en el personaje de Walter Bishop (John Noble), pues supone el héroe enfrentado a su propia versión del otro lado del espejo.

El libro se cierra con epílogo dedicado a "True Detective" por parte del coordinador y entrecomillo la última frase: “Después de todo, puede que no importe que los héroes estén muertos o estén vivos. Puede que solo importe que estén.” Además las numerosas fotografías que ilustran los artículos sirven de perfecto acompañamiento a estos. Y la edición en tapa dura resulta robusta a la vez que manejable.

Un volumen tan extenso como completo que hará las delicias de los aficionados a las series.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Dolmen
Cazador de Rayos 3
Cazador de Rayos 3
Cazador de Rayos 3
El viaje de Gasparetto
El viaje de Gasparetto
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?