ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Máquinas del tiempo, de Nina Allan: Experimentos temporales


Alejandro Guardiola   03/09/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     «¿Y qué es un reloj sino una máquina del tiempo?».
Portada de Máquinas del tiempo, de Nina AllanMáquinas del tiempo” (Nevsky, 2014, disponible en FantasyTienda) supone la primera publicación en español de la británica Nina Allan, editada dentro del sello Fábulas de Albión de la editorial Nevsky. El libro ha sido traducido por Carmen Torres y Laura Naranjo.

El libro, todavía dudo de si calificarlo de novela, nos sorprende desde la introducción, escrita por la autora española Sofía Rhei, que también ha publicado sus dos entregas del personaje "El pequeño Moriarty" dentro de Fábulas de Albión. En ella, Sofía ya nos advierte sobre las peculiaridades de la obra de Nina Allan que tenemos delante. He leído en otra reseña de un compañero que recomienda dejar este prólogo para el final, yo diría que hay que leerlo dos veces, una antes de comenzar y otra más, cuando se haya terminado la lectura. Digo esto porque las palabras que abren el volumen ponen al lector en la dirección correcta (sin desvelar nada importante) y esa segunda pasada, porque al acabar terminará de darle sentido a aquellas cosas que quizá no comprendimos al iniciarnos en el libro. Nos cuenta sobre los sutiles matices, la extrañeza que vamos a sentir al enfrentarnos a las cinco partes o relatos que componen la obra y de la atención que tenemos que prestar, el esfuerzo necesario de nuestra parte para conseguir captar todos los detalles repartidos por la narración.

Martin Newland es un tipo obsesionado con el tiempo y con los relojes. La maestría de la autora radica en mostrarnos a un personaje que puede ser varios, el mismo o ninguno de ellos. También vemos a un hombre, a un niño, a un adolescente a quien le agobia la muerte de un ser querido, atormentando su existencia. El dolor provocado por esas ausencias, resultará en el afán de Martin por volver atrás en el tiempo. Aunque no se plantea esta cuestión hasta “El viento plateado” que en el original “Silverwind” sirve como título de la obra. Esta tercera parte, más extensa que el resto, va a funcionar también como pegamento aglutinador para darle cohesión al conjunto, para situarnos si nos habíamos perdido y para comprender la propuesta de Nina Allan. Además de ser el fragmento que quizás más podemos asociar como ciencia ficción.

Relojes antiguos y viajes en el tiempo en el interior, empaquetados con un envoltorio atractivo en el exterior, ¿puede pedirse algo más?

El sentimiento de pérdida y la pretensión de recuperar esas sensaciones por los protagonistas mediante los recuerdos pasados, va a ser uno de los motores que mueva la narración. Otro, lo constituyen las máquinas del tiempo del título, esos relojes que marcan las horas y que además de pautar nuestro ritmo de vida, suelen tener una historia asociada detrás. En “Máquinas del tiempo” los relojes son objetos valiosos y extraordinarios, suelen ser regalados al pasar a la edad adulta, porque son antiguos o fabulosos, o por su pertenencia a un miembro de la familia, o porque traen a la memoria momentos de felicidad, recuerdos, imágenes que han permanecido congelados e incorruptos dentro de sus cajas metálicas.

Nina Allan nos habla de historias familiares, emotivas y profundas, que no se entienden sin estos relojes, pues cada uno de ellos y otros elementos que se van repitiendo, nos sirven de ligazón entre los fragmentos individuales de la historia. De ahí, que como decía más arriba, me pregunte si se trata de una novela que nos cuenta cinco momentos, o una colección de relatos, tan bien interrelacionados e intrincados que, siguiendo el símil de la maquinaria de los relojes, sean cinco ruedecillas dentadas superpuestas que giren sobre el mismo eje. Pues estas partes funcionan y tienen sentido de forma aislada, aunque el efecto completo se logra al relacionar las piezas entre sí y ponerlas a trabajar engranadas en el mecanismo de ficción que es “Máquinas del tiempo”.

El estilo de Nina Allan es sencillo, lleno de emotividad, pero muy sutil y contenido a la vez. Parece que no nos está contando nada de verdadero calado, aunque un poco más adelante seremos conscientes de las bombas de relojería que nos ha ido dejando la autora por todo el texto para que nos estallen en la cara a medida que avanzamos en la lectura.

Nina Allan

Para rematar el volumen se cierra con una pequeña entrevista de Sofía Rhei a Nina Allan que supone el broche perfecto para terminar la lectura.

El libro es una visión diferente, muy original y entretenida, sobre el manido tema del viaje en el tiempo. A pesar de su brevedad creo que os sorprenderá, os hará pensar y observaréis los relojes desde una nueva perspectiva. También cabe destacar la estupenda edición de Nevsky, el cuidado y el mimo que se notan en cada una de las páginas del libro, desde el diseño y la ilustración de portada de Eva Ramón, hasta la corrección y la calidad del texto. Enhorabuena a la propuesta de Marian y James Womack, y en general a estas pequeñas editoriales independientes que hacen de la lectura un acto tan placentero en todos los sentidos.

Relojes antiguos y viajes en el tiempo en el interior, empaquetados con un envoltorio atractivo en el exterior, ¿puede pedirse algo más?

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Edgar Allan Poe
La Furia del Mar
Edgar Allan Poe
Ilustración sobre Edgar Allan Poe
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?