ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Legión y El alma del emperador, de Brandon Sanderson: dos joyas fantásticas


Yaiza Jara   24/07/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Dos historias preciosas que conseguirán hacernos reír, llorar, temblar y alucinar.
Portada de Legión y El alma del emperador, de Brandon SandersonBrandon Sanderson, autor del último libro de la saga La Rueda del Tiempo de Robert Jordan, nos trae dos historias increíbles en "Legión y El alma del emperador" (Fantascy, disponible en FantasyTienda), que nos meten de lleno en su mundo, llevándonos de la mano hasta donde él quiere.


"Legión"

Stephen Leeds es una persona normal y corriente. Bueno normal no, tiene sus cosillas; él considera que está cuerdo, pero sus alucinaciones demuestran que no tanto. Desde que es capaz de recordar, ha vivido rodeado de esas personas que sólo él puede ver y sentir. Les llama “aspectos” cuando algún psicólogo quiere volver a estudiar su caso, para dar con “lo que tiene”, pero para él son únicas e imprescindibles. Gracias a esos estudios tan maravillosos por los que pide una cantidad de dinero considerable, hoy puede decir que vive en una hermosa mansión con cerca de cincuenta habitaciones, ocupadas por su grupo de aspectos. Las únicas personas de carne y hueso que habitan en ella junto con el propio Stephen, son su mayordomo Wilson y el hombre de la limpieza, que no termina de creerse que su jefe tenga unos amigos tan especiales.

Entre sus múltiples alucinaciones, destacan J.C., que no sabe salir de casa sin sus armas –hay que decir que no acepta ser una alucinación, sino un agente especial que se esconde del gobierno-; Ivy, que es su psicóloga personal; Tobías, que siempre está ahí para echarle una mano y calmar los ánimos; y no podemos olvidarnos de Armando, que se cree un rey de pies a cabeza; o el curioso caso de Stan, un supuesto astronauta que sólo es percibido por Tobías –dada su locura particular- y que le ayuda con predicciones meteorológicas.

Si de por sí la historia es original, repleta de detalles sobre cada uno de los personajes, con lo que desde el primer capítulo Sanderson consigue que no podamos despegarnos del libro. Conforme se presenta el personaje de Mónica, los acontecimientos dan un giro inesperado, lo que provoca que Stephen abandone la comodidad de su casa junto con algunos de sus “amigos” para dar con lo que le han robado a Mónica, algo que puede cambiar el curso de la historia.

Es algo diferente, divertido desde el primer momento, porque como sólo Stephen es capaz de comunicarse con sus aspectos, es gracioso ver cómo reacciona la gente “real” ante sus comentarios, la cara que ponen cuando él reserva billetes en el avión para cinco o seis... y sólo dos personas “ocupan” esos asientos. Lo mejor de Stephen es que gracias a su capacidad para conocer aspectos, si en alguna ocasión necesita un intérprete, un informático, un electricista... lo que sea, sólo tiene que imaginárselo y ¡poom! Ahí está, dispuesto a ayudar a alguien que es capaz de mirarle a los ojos y decirle que le ve, que no es real, pero aun así sabe que está ahí.

Este libro nos muestra dos maravillas, dos historias preciosas unidas en un solo libro que recomiendo a todo el mundo.

Las diferentes personalidades de las alucinaciones se cruzan y chocan todo el tiempo, lo que no ayuda en ocasiones a la convivencia a lo largo de los capítulos; pero esto es así, Stephen los crea, y entre ellos si pueden, se destruyen.

Es una lectura rápida gracias al lenguaje claro y divertido que usa el autor, lo que ayuda – por desgracia – a que cuando queremos darnos cuenta, ya nos hemos acabado la historia que ocupa menos de lo que habíamos imaginado, y nos quedemos con cara de “¿ya no hay más?”


"El alma del emperador"

Si con la historia anterior nos engancha antes de acabar el primer capítulo, ésta no nos deja escapatoria alguna. Es la historia de un imperio, en el que domina el emperador Ashravan, hasta que es atacado por gente que quiere hacerse con el poder. Con tan mala suerte que no lo matan, sino que le causan daños tan profundos que los médicos y cirujanos sólo son capaces de restañarle las heridas superficiales, no así el cerebro, que ha de ser sustituido. Un cerebro virgen, vacío, por lo que ya no es su emperador el que ocupa su cama, sino una persona capaz de respirar, pero no mostrar signo de vida inteligente alguno. Sólo hay una solución: capturar a Wan ShaiLu.

Shai es la mejor falsificadora de la historia. Es capaz de hacer obras maestras con sus manos que pasan por originales ante los ojos de los mejores expertos del reino. Puede copiar cualquier cosa, incluso cambiar su apariencia, porque desde bien pequeña le enseñaron las artes de las “marcas de esencia”, con las que incluso es capaz de cambiar su propio aspecto haciéndose pasar por una anciana, una campesina, un guerrero, o lo que necesite en ese momento. Es la elegida de crear una nueva alma para el emperador, algo que nadie ha hecho nunca. Pero no tiene opción: o lo consigue, o está muerta.

La “timadora”, como la llaman muchos en la corte, tiene un plazo de cien días para hacer que el emperador vuelva a reinar, para que sus enemigos no vuelvan a intentar asesinarle, para que el imperio esté a salvo. Pero claro, el emperador ya no será jamás una persona, sino una marioneta, y a todo el mundo le gusta jugar con las marionetas, consejo del emperador incluido.

Brandon Sanderson

Shai va dándole forma a algo sin experiencia previa, pero ante los ojos de los demás debe guardar las apariencias, mientras trama su huida día a día. En contra de su voluntad sigue encerrada en una de las habitaciones más apartadas del reino, y es increíble contemplar cómo cambia todo, desde el suelo de su habitación, hasta la forma en cómo la miran los guardias que la vigilan día y noche.

Otro de los personajes intrigantes de esta historia es Gaotona, uno de los árbitros que compone el consejo del emperador, que son los que de verdad controlan el imperio y el pueblo, por lo que quieren evitar a toda costa que la gente pida un cambio de gobierno. Es el miembro más antiguo, pero no por ello es menos inteligente: nunca sabes cuándo te está escuchando, qué es lo que sabe y cómo piensa utilizarlo contra ti si lo ve necesario.

Ser una falsificadora no es ser una ladrona, es conocer el arte de la investigación y el estudio del arte, del mundo entero, para poder ser capaz de darle forma a un simple plato, a un árbol o incluso a una persona. Eso es lo que la gente no entiende, por eso son tan perseguidos, cuando en el propio imperio usan otras palabras para llamar a los que crean jarrones con formas de tiempos pasados de los que ya nadie se acuerda.


Este libro nos muestra dos maravillas, dos historias preciosas que conseguirán hacernos reír, llorar, temblar y alucinar cuando nos damos cuenta de que hemos llegado a su última página y ya no quedan más. Son dos obras de arte unidas en un solo libro que recomiendo a todo el mundo, sin distinción –aunque tú en concreto, sí, tú, leas lo que leas normalmente, te van a encantar las dos-.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Fantascy
Portada los nombres muertos
Los nombres muertos
Los nombres muertos_1
Los nombres muertos_2
Los nombres muertos_3
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?