ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Drakengard 3


 PlayStation 3
Chami Collado   12/06/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La saga Drakengard vuelve tras un largo periodo manteniendo la combinación de acción hack n slash y combates a dragón. Únete a Zero en su tarea de acabar con sus divinas hermanas en esta entretenida, sangrienta y bizarra historia.
La saga Drakengard, o Drag-on Dragoon, como se la conoce en Japón, ha pasado bastante desapercibida en nuestro país. Y es que parece que al público español no le atrae mucho el rollo de montar en dragón, como ya demostraron las ventas de uno de los títulos con los que empezó Playstation 3, Lair. En Drakengard no solo montamos en dragón, sino que también disputaremos decenas de combates cuerpo a cuerpo al estilo hack 'n slash, acercándose a veces al género Musou (Dinasty Warriors).

Ya hace una década desde que recibimos Drakengard en Playstation 2, título de Square Enix que mezclaba Dinasty Warriors con Panzer Dragoon, sin duda el título más popular en esto de combatir con dragones. Aunque no tuvo mucha popularidad, recibimos la segunda parte en 2006 para la misma consola, continuista en todos los aspectos.

Y ahora, nada menos que ocho años después, recibimos la tercera parte, título que sirve a modo de precuela para la saga, y que cambia de protagonista (del príncipe Caim a la Entonadora Zero). Eso sí, continúa con la misma idea de combinar combates cuerpo a cuerpo con niveles de combate aéreos en dragón. El estudio encargado para su desarrollo ha sido Access Games, que cuenta con personal del primer Drakengard y del amado por muchos, Nier.

Drakengard 3

La introducción de Drakengard 3 nos relata cómo, en la antigüedad, el mundo sucumbió en la oscuridad debido a las guerras y la corrupción. El mundo estaba destinado a su fin, hasta que las Diosas, conocidas como Intoners o Entonadoras, descendieron de los cielos para acabar con todo el mal del mundo y traer una larga época de paz. Es en este momento cuando conocemos a Zero, la Entonadora protagonista del juego, que dista mucho de la idea de bondad y benevolencia que nos han dado de estas diosas. Zero es muy violenta, sanguinaria, promiscua y con una lengua de camionero que a veces nos dará la sensación de estar escuchando más a un personaje de Grand Theft Auto que a esta protagonista de videojuego fantástico-medieval.

El objetivo de Zero es simple desde el comienzo del juego: pretende asesinar a sus seis hermanas. Los motivos son desconocidos, aunque los iremos descubriendo conforme avancemos en la trama, que cuenta con varios giros argumentales y se hace bastante entretenida a la vez que extraña y bizarra. La forma de narrar este argumento se reparte tanto en secuencias de video in-game como CGIs o diálogos in game que, al igual que en otros juegos, nos obligan a leer y jugar al mismo tiempo, lo cual es bastante molesto. Y aquí es cuando nos damos cuenta de esta bizarrada, ya que, aunque el juego parece ser una historia «seria» ambientada en una guerra entre hermanas, dragones y soldados, muchos de los diálogos entre Zero, su dragón Michael y los discípulos (NPCs que nos ayudan en los combates) son verdaderamente absurdos, con un tono constante de humor, ciertas alusiones sexuales y escenas estúpidas, como ver al dragón revolcándose como un niño en un charco de barro, u otras más de humor negro, como maltratar e insultar los cadáveres de las hermanas.

Como veis, un humor que dependiendo del espectador puede gustar o no, utilizando humor negro y verde que a veces puede cansar un poco. Quizás se podría haber conseguido mejor enfocándolo desde otra perspectiva, siendo algo más sutiles y no tan bruscos. Sin duda una historia de contrastes, que por una parte muestra el tema serio de las Entonadoras y los misterios de Zero, como el por qué de querer matar a sus hermanas, su extraña capacidad de regenerarse y la relación con su dragón. Esta seriedad se va al garete cuando escuchamos las bromas de los protagonistas sobre si tal hermana sigue siendo virgen o si la otra tiene tetas de silicona. Todo esto puede ser concebido positiva o negativamente, como ya decimos, dependiendo del que sostenga el mando. Por una parte, se agradece la oleada de originalidad que se aleja de personajes nobles y políticamente correctos, luchando por una causa justa, pero por otra su humor pueden parecer estúpido y repetitivo. Lo dejamos a juicio de cada uno.

Drakengard 3

Entrando en el terreno de la jugabilidad, nos encontramos ante un hack 'n slash sencillo, con dos botones de acción (ataque normal y fuerte) que nos ofrecen diferentes combinaciones que se traducen a combos diferentes. Aunque no tiene mucha variedad, también podremos hacer ataques aéreos saltando o lanzando a los enemigos con las armas. La estamina de Zero bajará al realizar ataques fuertes, de modo que tendremos que ir con cuidado y no abusar de ellos, dejando que se recargue de vez en cuando para poder encadenar buenos combos.

Sin duda, lo mejor en este apartado es la posibilidad de cambiar de arma en cualquier momento y de forma rápida. Aunque al principio solo poseemos la espada de Zero, poco a poco encontraremos y desbloquearemos más espadas y nuevos tipos de armas, como lanzas que nos permiten romper defensas enemigas cargando con ellas o garras que nos dan una gran rapidez de ataque.

Para cambiar entre estas armas bastará con pulsar R2 o L2 y un círculo mostrará las cuatro armas disponibles (seleccionables en el menú entre misiones) que seleccionaremos pulsando el botón asignado a cada una. Aunque no es posible cambiar de arma en medio de un combo como en Devil May Cry, lo haremos de forma rápida y limpia.

Para protegernos de los enemigos, podremos usar el botón Círculo para defendernos, o bien el R1 para esquivar, que nos volverá inmunes durante unas décimas de segundo.

Por último, la habilidad estrella de nuestra sanguinaria Entonadora es el modo Intoner, en el que, usando la sangre de los enemigos que recubre su cuerpo, podremos entrar en un modo berserk pulsando L3 y R3, que hará que demos golpes muy poderosos en un corto periodo de tiempo. Para recargar este poder no solo habrá que eliminar a todos los enemigos posibles, sino que conseguiremos más sangre si nos ensañamos con algunos enemigos ya muertos, ya que si seguimos atacándoles los descuartizaremos, consiguiendo así más sangre —mancharemos la pantalla con ella— y por lo tanto recargaremos más rápido el modo Intoner.

Además de Zero, al avanzar en el juego iremos reclutando subditos que nos ayudarán en los combates, teniendo cada uno un arma y un estilo de combate diferente. Además, podremos elegir que súbditos llevar antes de cada misión.

Drakengard 3

Las misiones se reducen normalmente a avanzar por un escenario lineal acabando con todos los enemigos que veamos. Apenas hay hueco para la exploración, aunque sí que se nos premiará con items si encontramos los cofres ocultos repartidos por los niveles. Incluso hay algún que otro tramo plataformero, en los que el inexacto control no nos ayudará precisamente a superarlos fácilmente.

Podremos llamar a nuestro dragón Michael para que nos ayude con una potente llamarada de fuego cuando encontremos el icono correspondiente en el campo de batalla. Los enemigos no suelen ser muy variados y caen fácilmente, aunque suelen aparecer en grupos mínimamente de cinco, con espadachines, lanceros y arqueros. Tampoco faltan enemigos más fantásticos, como esqueletos, trolls, calaveras mágicas y gigantes mecánicos.

Al llegar al final del recorrido podemos encontrar un Jefe o Mid-Boss contra el que luchar, siendo más grandes y duros que el resto de enemigos. Otros niveles son más especiales, como los que montamos al dragón en el que podremos atacar tanto por aire como por tierra de diferentes formas. También combatiremos con Michael en niveles al estilo shoot 'em up, o al estilo «sobre raíles» para acabar con algunos jefes especiales.

Al terminar los niveles, pasaremos a la pantalla de entre misiones, donde veremos todo el componente RPG del juego. El nivel y dinero que tenemos, los materiales obtenidos tras cada misión, las armas y la posibilidad de mejorarlas, etc.

La mejora de armas es bastante importante, ya que un arma siempre a la última nos hará más fácil la tarea de eliminar enemigos. Dentro de cada categoría de armas existe una subcategoría en base a su tamaño (S, M y L), lo que varía su daño y velocidad. No es lo mismo un arma pequeña y rápida que una poderosa pero lenta. Cada arma es más adecuada para un tipo específico de enemigo, así que tendremos que tener un buen equilibrio de armas para poder ser lo más efectivos posibles.

Drakengard 3

La aventura además es muy larga, dándonos por lo menos unas 25 horas de juego, a las que hay que añadir las misiones secundarias que nos aportarán dinero y experiencia extra, en las que tendremos que completar sencillas tareas como eliminar x enemigos dentro de un límite de tiempo o encontrar objetos.

El apartado gráfico es probablemente el punto más negativo de Drakengard 3. En general, la sensación que transmite es de un título de Playstation 2, o uno de los primeros de Playstation 3. Aunque algunos elementos se salvan, como los modelos de las Entonadoras y su diseño, en general tanto los escenarios como los enemigos y sus animaciones son muy básicos.

Texturas pobres, escenarios planos y sin efectos de iluminación, enemigos clónicos una y otra vez... Y por si fuera poco, a pesar de mover unos elementos tan discretos, el motor gráfico se resiente dándonos caídas de frames, tanto en combates con gran cantidad de enemigos como por escenas con muchos efectos, como fuego y magia.

Por otra parte, la cámara nos dará más de un dolor de cabeza, teniendo que girarla nosotros mismos constantemente. Aun así, siempre acabaremos recibiendo algún golpe desde un punto ciego. Por suerte podemos bloquear la cámara y centrarnos en un enemigo, pero esto no soluciona el problema por completo.

Siendo la sangre un elemento jugable importante, no es una sorpresa que este título sea bastante gore, donde, como ya hemos mencionado, los desmembramientos y litros de sangre son lo habitual dentro de los combates y escenas de video.

Drakengard 3

Es irónico que el apartado técnico desfasado de Drakengard 3 contraste enormemente con el apartado artístico del juego, presentando una gran calidad en los diseños de los personajes y en las secuencias CGI, dignas de Square Enix, que mostrarán los momentos más impresionantes del juego.

El apartado sonoro es otro punto positivo para el juego, ya que el encargado de la banda sonora de Nier, Keiichi Okabe, vuelve a deleitarnos con una grandísima banda sonora. Lo que suena es bastante variado, pasando por suaves melodías de guitarras acústicas, coros, orquesta y percusión para los combates que nos ponen a tono, y los geniales temas vocales como el tema principal, que derrochan personalidad.

El doblaje se adapta bastante bien al juego, y aunque presenta algunos fallos en los combates (como oír las voces de los soldados cuando no están) la sensación general es buena, aunque hubiese estado bien darle una voz más suave a Zero, que le diera más contraste a su personalidad.

La parte mala: tanto voces como textos llegan en inglés, así que más nos vale saber algo del idioma si lo queremos disfrutar plenamente. Por suerte para los que no capten bien de oído el idioma, los subtítulos siempre están ahí, tanto en combates como en secuencias. Como apunte comentar que es posible cambiar las voces a japonés, pero hay que pasar por caja y comprarlas como DLC.

Conclusión: Drakengard 3 es un producto dirigido para un público veterano en los hack 'n slash, que sepa perdonar sus defectos y disfrute tanto de su misterioso argumento como de las constantes bizarradas que encontraremos por todo el juego. Si superamos las trabas disfrutaremos de este entretenido y largo juego de acción, aniquilando a las hermanas de Zero con su sólido sistema de combate y su componente RPG. Ya sea a pie o a dragón acabaremos bañados en sangre en esta larga aventura llena de sorpresas y personajes extraños.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Drakengard 3
Drakengard 3
Drakengard 3
Drakengard 3
Drakengard 3
Drakengard 3
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?