ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de ciencia

La rebelión catalana, de Antonio Baños: reconciliación entre rebeldes del régimen


 Ciencias Sociales
Alejandro Serrano   09/05/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Baños plantea un país donde no manden mantillas o consejos empresariales de alto nivel, sino congresos e iniciativas ciudadanas... ni tampoco patriotas de hojalata.
Portada de La rebelión catalana, de Antonio BañosEn tiempos en los que falta techo y pan -entre otras cosas, parece excesivo, caprichoso y hasta malicioso discutir las ideas troncales, los principios básicos, o hablar de educación. ¿Para qué vamos a “perder el tiempo” en debatir, pensar y llegar a soluciones sobre el papel cuando lo que hace falta es trabajar a brazo partido y aunar esfuerzos para salir de esta crisis?

Ese es el mantra que no pocos españoles –de momento, y según la legalidad vigente en este momento, incluidos los catalanes- esgrimen para no poner en cuestión los caminos recorridos que nos han llevado al precipio de una crisis económica, social y ética sin precedentes en nuestra historia reciente. Menos pensar en la situación y más trabajar, aseguran.

Sin embargo, es precisamente cuando sabes que el camino recorrido no es precisamente el ideal, y te encuentras perdido y desamparado en sus tinieblas, cuando hay que pensar en lo que se hizo mal y salir a una nueva luz, tras aprender de los errores para evitar cometerlos de nuevo.

Si el discurso de las ideas y de la esperanza no cala en el español medio, desencantado y resignado en su mayoría; si éste considera invencible a la casta que se ha adueñado cíclicamente del poder; si en el mejor de los casos da la espalda a este régimen corrupto distinguido por la cleptogracia y la alternancia de amos intocables... el catalán medio busca soluciones distintas a los problemas de siempre. Y si el resto de España no le acompaña en esta búsqueda de nuevos caminos, peor para ella. Así piensa la mayoría de aquellos que claman por la independencia catalana.

Y no es de extrañar... ¿Cuántos españoles de fuera de Cataluña están hartos del régimen que vivimos y desean su propia independencia de él?

El proceso soberanista catalán, si es que puede llamársele así, no busca tanto la separación fronteriza como la social y económica, aunque en parte se ve marcado, como lo hace todo el régimen, todo el sistema actual, de instrumentalización. Hay políticos catalanes que intentan adueñarse mesiánicamente del proceso, de la misma forma que la oposición a estas ideas renovadoras busca adueñarse políticamente de la resistencia contra ellas.

Un intento bastante conseguido de exorcizar los intentos de demonizar al movimiento soberanista, e inyecta conocimiento histórico y social sobre la realidad catalana, accesible a cualquiera que, con mente abierta y sin prejuicios inútiles, desee una visión cercana y crítica de la misma.

¿Estamos ante una iniciativa ciudadana maximizada por el apoyo de la autoridad catalana, o estamos ante una iniciativa política apoyada en parte de los ciudadanos catalanes? ¿Esta búsqueda de nuevos caminos sociales es posible, podrá contagiarse el resto de España? ¿Cómo algunos catalanes han perdido la fe en España como nación y buscan un nuevo camino?

Esto es básicamente lo que se pregunta Antonio Baños Boncompain -periodista desde hace 20 años, y hoy día en la nómina de ElDiario.es- en “La rebelión catalana” (Roca editorial, disponible en FantasyTienda), un ensayo de marcada óptica social, lleno de ironía, humor negro y un agudo sentido de la responsabilidad. Sin embargo, en mi opinión, si bien en la mayoría de argumentos demuestra un conocimiento y penetración poco habituales, en otras ocasiones peca de una ingenuidad desbordante.

Este libro se argumenta en dos partes bien diferenciadas en lo ideológico y motivacional, que sin embargo se fusionan entre sí en el corpus del texto para unificar las razones que esgrimen los catalanes que desean la separación de España: los motivos históricos y los sociales. Va destinado no tanto a la afirmación secesionista catalana, sino a aquellos españoles –sin importar su lugar de nacimiento- que demonizan el movimiento soberanista sin profundizar en él, como si fuese simplemente un mosquito que haya que espantar, no un fenómeno a conocer y valorar.

En el prólogo de Isaac Rosa, titulado “¿... y la rebelión española?”, ya queda clara la intención de este libro, y no es otra que mover al español medio hacia la acción contra aquellos que dirigen desde hace décadas nuestros destinos con mano de hierro y visión sesgada, y únicamente se preocupan por ellos mismos. A través de los motivos de la rebelión catalana, el resto de españoles podrá articular una nueva masa crítica que cambie este régimen para siempre, hacia una mayor apertura de ideas, y lejos de esta cleptocracia que habitamos.

Hablámos antes de cierta inocencia inicial... y sí, considero que Baños aparenta tenerla en los primeros capítulos del libro, en los que al lector puede darle la sensación de que todo lo indepe es maravilloso, sin mácula, una iniciativa ciudadana nacida como expresión de igualdad de oportunidades individual y libertad colectiva... hasta que le toca meterse con aquellos que intentan instrumentalizar políticamente el soberanismo catalán, desde su propia tierra de origen, y amigos lectores, no os preocupéis por el sesgo de este libro... también se despacha a gusto, sobre todo con CiU y con Artur Mas (según él parte importante del problema), pero sin dejar títere con cabeza.

Al fin y al cabo, la España y la Cataluña que plantea Baños se basa en el respeto a los trabajadores, en una sociedad dirigida hacia la producción responsable, donde lenguas y derechos humanos sean respetados, y la iniciativa económica y social sea respetada. Donde no manden mantillas o consejos empresariales de alto nivel, sino congresos y asambleas ciudadanas... ni tampoco patriotas de hojalata, sean de donde sean.

Antonio Baños

En definitiva, “La rebelión catalana” me parece un intento bastante conseguido de exorcizar los intentos de demonizar al movimiento soberanista, e inyecta conocimiento histórico y social sobre la realidad catalana, accesible a cualquiera que, con mente abierta y sin prejuicios inútiles, desee una visión cercana y crítica de la misma.

Al fin y al cabo, o nos deshacemos del viejo modo de pensar, y eliminamos las líneas rojas, o este país formado por múltiples caracteres y modos de entender la convivencia, pero con una historia común que sería de valor mantener, terminará a gorrazos.


Hasta que perdamos, vamos ganando. La rebelión catalana, bien lo sabemos, puede terminar en nada, pero tenemos la obligación de hacerla y, si es posible, hacerla como nos gusta: bonita y alegre, y en común. Porque como decía muy bien Mary Santpere, de la comedia a la tragedia sólo es cuestión de compás. Y hasta ahora, primeros meses de 2014, el compás es catalán y la comedia, borbónica.

Recupero aquel fantástico momento para la historia que nos dio Soraya Sáez de Santamaría cuando hizo unas agobiadas declaraciones sobre el avance de la rebelión. Y, negando toda la tradición milenaria de la lógica aristotélica, soltó”: ‘lo que están haciendo, no se puede hacer’. Ay, Soraya, precisamente porque no se puede que lo estamos haciendo
”.

Antonio Baños Boncompain (catalán de los de toda la vida, es decir, con los cuatro abuelos de fuera de Cataluña).

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
En enero Roca publicará «El bosque de los mil farolillos», de Julie C. Dao
En enero Roca publicará «Anatomía de un escándalo», de Sarah Vaughan
Roca Editorial publica en enero «Juego de Tronos y la filosofía» de Henry Jacoby y William Irwing
La segunda parte de «La Rebelión del Sol», de Alwyn Hamilton, llegará a las librerías en octubre
«Homenaje a Cataluña», el clásico de George Orwell, destacado en Editorial Debate en mayo
Articulos Relacionados
Traición en Izman (La Rebelión del Sol II), de Alwyn Hamilton: una continuación adictiva
Homenaje a Cataluña, de George Orwell: un clásico del siglo XX para mirar al siglo XXI
Stealing Snow, de Danielle Paige: un retelling que no convence
«The Power» de Naomi Alderman: ciencia ficción feminista en clave de distopía
La materia oscura de Phillip Pullman, una trilogía fantástica imprescindible
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Roca Editorial
Portada de Huérfanos de la creación, de Roger MacBride Allen
Portada de Viejo Siglo XX, de Joe Haldeman
Portada de Agente de Bizancio, de Harry Turtledove
Portada de Viejo Siglo XX, de Joe Haldeman
Portada de Objetos Frágiles, de Neil Gaiman
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?