ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Danganronpa: Trigger Happy Havoc


 PlayStation VITA
Chami Collado   12/03/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Chunsoft lleva a Playstation Vita otra macabra novela visual con toques de investigación en la que matar o morir serán nuestras únicas opciones.
Aunque las novelas visuales no son muy habituales en nuestro país, Danganronpa no es la primera novela visual que recibe Playstation Vita. A finales de 2012 recibimos el fantástico Zero Scape: Virtue's Last Reward, desarrollado también por el mismo equipo, Chunsoft. En España, los reyes del género están en las consolas de Nintendo, la saga de Ace Attorney y la del Profesor Layton, dúo que, por cierto, próximamente colaborará en un título conjunto.

Parece que a Chunsoft se le da bien esto de crear novelas visuales macabras, ya que la temática de Zero Scape es más o menos similar a Danganronpa. Si en la primera quedábamos encerrados con un grupo de personas en un complejo científico, en Danganronpa: Trigger Happy Havoc haremos lo mismo en un colegio, con un contexto diferente, pero con una misma amenaza: la muerte por traición. Hay que decir que el título hoy comentado no es precisamente nuevo, ya que salió en 2010 para PSP, y posteriormente se adaptó a iOS, Android y Vita, versión que analizamos hoy. Su secuela, que también salió hace unos años en Japón, está por suerte anunciada para Europa.

Podemos definir Danganronpa como una novela visual mezclada con investigaciones y juicios, al estilo de Ace Attorney. Somos Makoto Naegi, un estudiante de instituto que es invitado misteriosamente al instituto Hope's Peek, un centro especial donde sólo estudian los mejores de su campo: el mejor jugador de béisbol, la mejor ídolo pop, el líder de todas las bandas de motoristas, la mejor modelo de ropa... En cambio, nuestro corriente protagonista no destaca en nada, por lo que se le considera el “Ultimate Lucky Student”, o en español, el estudiante con más suerte. Todo parece indicar que el futuro de Makoto es muy prometedor, hasta que despierta dentro del instituto convertido en una especie de colegio-prisión de máxima seguridad (Ventanas cerradas con placas de acero, puertas blindadas, cámaras de vigilancia...) Además no está sólo: le acompañan 14 súper-estudiantes.

Danganronpa: Trigger Happy Havoc

Siguiendo con la comparación con Zero Scape, un papel muy parecido al de Zero, la misteriosa persona que controlaba todo el meollo, lo hace un simpático y siniestro osito de peluche llamado Monokuma (combinación japonesa de monokuro, blanco y negro, y kuma, oso). Obviamente el oso es solo una forma de representación del verdadero cabecilla, oculto entre las sombras.

La personalidad del oso es destacable, siendo perfectamente comparable con su aspecto visual; un osito achuchable por un lado, y un bicho que da mal rollo por el otro. Esto lo podemos extrapolar a todo el juego, ya que si bien tiene ciertos momentos de comedia, y tranquilos, por otro lado está lleno de traición, asesinatos y mentiras.

El osito nos cuenta como está la cosa: estamos encerrados de por vida en el instituto, y solo hay una forma de salir. Matar. Si un alumno consigue matar a otro sin que los demás se den cuenta, saldrá airoso y los demás morirán. En cambio, si se encuentra al culpable, sólo él morirá y los demás podrán seguir encerrados en el instituto de por vida (cuenta con suministro de comida y todo lo indispensable para toda una vida). Como veis, matar o morir será nuestra única opción dentro de esta trama llena de sorpresas y mucho ingenio, donde muchas veces nada es lo que aparenta ser.

No olvidemos que esta especie de Battle Royale es una novela visual, así que nos esperan miles de líneas y líneas de texto, lo que lo convierten en un juego pausado, no apta para amantes de la acción. Por suerte tendremos ciertas libertades; dependiendo del momento de la trama, podremos deambular libremente por el instituto desde una perspectiva en primera persona tridimensional para explorar, hablar con los demás estudiantes y forjar amistad con ellos (lo que luego nos servirá más adelante) o comprar objetos de una máquina expendedora para regalarlos a los compañeros, mediante monedas escondidas por todos los escenarios, como en el Profesor Layton.

Danganronpa: Trigger Happy Havoc

Tras un asesinato entraremos en “modo investigación” y de modo similar a Ace Attorney, tendremos que buscar pistas en la escena del crimen para que, durante el juicio, podamos pillar al culpable. De esta forma, los capítulos siempre siguen el mismo esquema; la introducción, investigación y juicio. Y vuelta a empezar.

El argumento cada vez consigue engancharnos más, volviéndose más interesante sobre todo tras los asesinatos. Ansiaremos saber que ha pasado, encontrar al culpable. En definitiva, encajar todas las piezas del puzzle.

Los entornos 3D de Danganronpa son más bien sencillos; el escenario es en tres dimensiones, sí, pero muchos elementos, como los personajes, son simples sprites bidimensionales, pareciendo carteles de tamaño real. Este recurso también está presente en las secuencias de video que salpican la aventura, algo más cuidadas que servirán para mostrarnos las muertes de los personajes. Para hablar con los demás o investigar objetos usaremos un puntero (o la pantalla táctil).

Durante el juicio, los controles cambian radicalmente, siendo muy similar a Ace Attorney: los estudiantes irán comentando lo que ha ocurrido y sus teorías de lo que puede haber pasado, y nosotros, armados con una pistola metafórica con balas que contradicen sus teorías, tendremos que “disparar” en el momento adecuado, cuando una de las frases destacadas en color amarillo sea contradictorio a lo que a ocurrido. Por ejemplo, si en nuestra bala pone “asesinado con un cuchillo de cocina” y un personaje dice “lo mataron con una navaja” nosotros tendremos que disparar nuestra afirmación para así contradecir con pruebas los que digan los demás. Pero no será tan fácil como parece, ya que no todas las frases en amarillo son contradicciones, y cada bala contradice una afirmación diferente, de modo que tendremos que pensarlo bien antes de “disparar”. Si lo hacemos mal, nuestro nivel de credibilidad (representado por corazones) irá descendiendo, y si llega a cero, se acusará a un estudiante erróneo, suponiendo así la ejecución de todos los estudiantes exceptuando al culpable, lo que por supuesto se traduce en Game Over.

Danganronpa: Trigger Happy Havoc

En estos juicios será donde obtengamos los frutos por haber hecho amistades, ya que al profundizar en la relación con un personaje, desbloquearemos habilidades útiles en los juicios, como recibir menos daño al equivocarnos.

En mitad de los juicios también tendremos minijuegos, como una especie de ahorcado con el que recordar alguna palabra importante relacionada con el caso, que funciona tocando las letras que flotan por la pantalla. Otro es una especie de minijuego musical que servirá para bloquear las negaciones que el acusado, desesperado, nos grite. Al completar una acusación, habrá que ordenar todos los hechos en una especie de cómic que casa muy bien con el juego.

Todo esto hace que el resultado final sea un juego que, a pesar de ser pausado, nos mantenga frente a la pantalla todo el tiempo, que nos encariñemos con los personajes para después darnos la puñalada (o más bien, se la dan a ellos), consiguiendo que de verdad nos duela su muerte, como en cualquier serie de TV en el que muere un personaje querido. Todo por los mismos motivos: la muerte, las debilidad del ser humano, la supervivencia, una temática que parece gustar mucho a los japoneses.

Como ya hemos comentado, gráficamente no hay nada extraordinario en Danganronpa; Una estética muy colorida y casi pop, similar a los últimos Persona, o Escenarios 3D muy sencillos, aunque con buenos detalles. Los personajes cuentan con diseños tan originales como estrafalarios (Una chica que recuerda a Ryu de Street Fighter, un motero con tupé imposible... Sin olvidarnos del otaku-hamster) Y como no, también veremos la crudeza del juego en forma de escena del crimen, -con sangre de color rosa, curiosamente- o las secuencias de video con ejecuciones muy macabras e irónicas, adecuadas a cada super-alumno. En los diálogos, los personajes se mostrarán como es costumbre en el género, en forma de sprites que reflejan su estado de ánimo, y que se nos hacen algo escasos y repetitivos, aunque en general, son aceptables.

Danganronpa: Trigger Happy Havoc

Respecto al sonido, hay que destacar que podremos elegir el idioma de las voces en Inglés o Japonés, algo que los desarrolladores saben que los jugadores pedimos. Ambas versiones tienen un muy buen doblaje en todos los personajes, en especial con nuestro “querido” Monokuma. La banda sonora se adecua a cada momento, compuesta principalmente por melodías electrónicas. El punto más negro del juego es que nos llega en completo inglés. Los personajes son jóvenes, y por ello suelen utilizar jerga y expresiones, pero a líneas generales es un inglés de uso cotidiano no muy difícil de entender. Y, dicho sea de paso, la traducción al inglés es bastante buena, en especial en los momentos cómicos con Hifumi, el alumno otaku, que no para de hacer referencias al mundo del manga y los videojuegos.

Lo más importante en Danganronpa es sin duda sus personajes. Toda la trama gira en torno a los 15 alumnos, y, a pesar de que están etiquetados en estereotipos típicos del manga (la chica guapa, el macarra, la gótica, el que no se entera de nada...) al final estos estereotipos nos sorprenden, saliendose de su papel habitual y actuando de forma inesperada para el jugador. Los guionistas han hecho sin duda un buen trabajo en este aspecto, consiguiendo que enfaticemos más con unos personajes que con otros, de tal forma que al acusar a ciertos alumnos nos haga plantearnos si lo hacemos por justicia o por si verdaderamente nos caen mal, cosa que es fácil, ya que algunos personajes son insufribles.

Teniendo en cuenta los inconvenientes de las novelas visuales (es decir, su linealidad, acción pausada y poca rejugabilidad) nos encontramos ante un buen título, con una duración decente (unas 30 horas lleva completar todos los capítulos) y que engancha en cuanto llegamos al primer asesinato. Es una verdadera pena que no se decida traducir este tipo de juegos cuando es precisamente más necesario que en otros títulos para poder jugarlo sin problemas.

Amistad, traición, humor, suspense y muerte. Todo se une en esta gran novela visual con toque detectivesco que sin duda disfrutarán los aficionados al género.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Danganronpa: Trigger Happy Havoc
Danganronpa: Trigger Happy Havoc
Danganronpa: Trigger Happy Havoc
Danganronpa: Trigger Happy Havoc
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?