ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de ciencia

John Maynard Keynes, de Robert Skidelsky: vida y dimensión económica y social


 Ciencias Sociales
Luis Valcarce   10/03/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Estamos ante una obra que aborda a Keynes en toda su extensión y complejidad y lo retrata no sólo en su dimensión económica sino como excepcional hijo de su época histórica.
Portada de John Maynard Keynes, de Robert SkidelskyBajo el título “John Maynard Keynes” (disponible en FantasyTienda) y el subtítulo La biografía definitiva del economista más influyente de nuestro tiempo, RBA nos trae en lengua castellana el resultado de los más de 30 años de trabajo del historiador económico Robert Skidelsky acerca del economista británico. Así, en el volumen de 1120 páginas de la edición en lengua castellana se condensa la biografía de Keynes que Lord Skidelsky había desarrollado en tres volúmenes: “John Maynard Keynes: Hopes Betrayed, 1883–1920” (publicada en 1983); “John Maynard Keynes, The Economist as Saviour, 1920–1937” (1992); “John Maynard Keynes: Fighting for Britain, 1937–1946 (2000).”

En la obra Lord Skidelsky traza un exhaustivo análisis de Keynes en todas sus facetas, abordando no sólo la figura pública (el economista) sino también la persona: todos aquellos aspectos que conforman el andamiaje sobre el que se construyó su personalidad, pensamiento y obra.

Así, la obra incluye un amplio trabajo respecto de los antecedentes familiares de Keynes, con especial atención a la figura de sus padres, Florence y Neville y al ambiente familiar culto que insertaba a los Keynes en la elite universitaria de la Inglaterra del momento. De hecho quizá la primera sensación que transmite el libro es que John Maynard Keynes pertenecía por herencia –si se nos permite la expresión- a esa burguesía educada que conformaba la elite intelectual británica y desde su nacimiento se consideraba que estaba llamado a ocupar cierta posición en el mundo.

Esta cuestión no es baladí, puesto que, pese a no ser Skidelsky un autor marxista, no niega que su clase social y posición fueron determinantes en muchos aspectos de la vida de Keynes, y que resultasen también catalizadores de sus logros intelectuales, al permitirle acceder a una educación y ambiente cultural que cultivaron sus naturales aptitudes.

Skidelsky se cuida mucho en aclarar que las posiciones políticas de Keynes eran conservadoras aunque defensoras de un estado activo en materia económica y bastante alejadas de las posiciones de izquierda de la época.

Y es que si bien la herencia y el medio facilitaron esa formación de máxima calidad de Keynes, Skidelsky no deja de insistir en las excepcionales cualidades que tenía el joven Maynard. Nos muestra a una persona extremadamente inteligente con múltiples y variados intereses que probablemente sorprenderán al lector medio, acostumbrado a considerar a Keynes únicamente como economista. Sin embargo, como destila la biografía, sin el Keynes interesado en la ética y la moral, sin el Keynes con inquietudes intelectuales y filosóficas no habría existido el Keynes que transformó la economía.

Del mismo modo, la obra entra en todos los aspectos de la vida de Keynes, incluyendo su homosexualidad y sus relaciones personales, conectados con su dimensión intelectual a través del Círculo de Bloomsbury o la sociedad de los Apóstoles de Cambridge.

Dentro de esa dimensión humana que retrata Skidelsky cabría destacar también el carácter exigente de Keynes, producto de sus altas capacidades, y que le llevaron por derroteros intelectuales, vitales y profesionales que quizá no fueran los que a priori esperasen algunos de sus mentores y que se tuvo también su correlato en una relación con la autoridad no exenta de críticas.

De hecho, en Keynes se conjugaba no sólo la convicción intelectual sino la capacidad para actuar de acuerdo con ella aunque, por ejemplo, supusiera oponerse al propio gobierno (caso de su notoria oposición al Tratado de Versalles).

Robert Skidelsky

Otro aspecto que conviene poner en valor de la obra es el análisis y ponderación de las posiciones y aportaciones de Keynes como economista y su vinculación a sus concepciones políticas (que no partidistas), que Skidelsky se cuida mucho en aclarar que eran conservadoras aunque defensoras de un estado activo en materia económica y bastante alejadas de las posiciones de izquierda de la época. Ello puede chocar a los lectores actuales, quizá confundidos por la abundancia de keynesianos adscritos a opciones u opiniones políticas de izquierda.

Estamos, pues, ante una obra que aborda a Keynes en toda su extensión y complejidad y lo retrata no sólo en su dimensión económica a sino también como excepcional hijo de una época histórica de cuyas condiciones es resultado. Por tanto, esta biografía de John Maynard Keynes es también el relato histórico de una época que permite al lector hacerse una cabal comprensión del hombre y su tiempo.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?