ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Gran Turismo 6


 PlayStation 3
Helena Ramírez   20/01/2014
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La simulación y realismo habituales de la saga es lo que nos vamos a encontrar en la última entrega de Gran Turismo, junto a varios elementos especiales para celebrar su decimoquinto aniversario.
Tras el buen sabor de boca que dejó su predecesor, Gran Turismo 5, Polyphony Digital tenía el listón bastante alto, pero la sexta entrega no decepciona, al menos no en lo que al juego en sí se refiere, ya que el hecho de la inclusión de las micro-transacciones en el título no ha hecho mucha gracia a sus fans.

Gran Turismo 6 sigue los pasos establecidos en las entregas anteriores y aumenta el número de coches que tendremos disponibles a 1.207, que podremos conducir en 37 circuitos diferentes (con 71 variables), encontrándonos circuitos míticos de la franquicia, como Grand Valley, High Speed Ring o Special Stage Route 5, o los de clase mundial como Silverstone, Brands Hatch o Suzuka. Y como siempre, con las mejores condiciones de simulación y realismo que este juego de conducción ha ofrecido a lo largo de los años.

Porque si algo asociamos a Gran Turismo es el realismo que ofrecen no solo sus circuitos, sino también los numerosos vehículos que podremos adquirir y conducir. Pudiendo, como es habitual, configurar una gran cantidad de opciones dentro de las prestaciones de los coches; desde la potencia, pasando por la carrocería, los neumáticos, la suspensión, la caja de cambios o la transmisión. Todos estos elementos pueden alterarse al gusto del jugador, hasta dar con la configuración que mejor se ajuste a su forma de conducir o a los circuitos donde se va a correr.

Gran Turismo 6

La dinámica del juego sigue siendo la misma que siempre. La primera vez que pongamos el juego, tendremos una primera toma de contacto en el nivel novato, una serie de carreras sencillas, donde aprenderemos los conceptos básicos del juego y que no supondrán ninguna clase de desafío para los habituales de la saga. Tras estas primeras pruebas, podremos acceder a la primera licencia del juego, contando con un total de cinco (Nacional B, Nacional A, Internacional B, Internacional A y Super), cuyo acceso deberemos ir desbloqueando ganando estrellas en los diferentes eventos de competición, para después poder realizar las cinco pruebas de la licencia en sí. Como siempre, si logramos pasar cada prueba con un trofeo de oro, desbloquearemos un coche como premio.

A partir de la licencia Nacional A, para acceder a las siguientes tras lograr el número de estrellas necesario, deberemos participar en un campeonato de cinco carreras. Si quedamos entre los tres primeros, podremos acceder a las pruebas para la siguiente licencia. Según avanzamos por las diferentes licencias, las carreras y eventos aumentan de nivel y los rivales cuentan con coches más potentes, de manera que nos veremos «obligados» bien a comprar nuevas y mejores piezas para nuestros coches o a adquirir un nuevo modelo.

Los coches cuentan con un indicador de rendimiento o Puntos de Rendimiento (PR), que nos limitaran a la hora de acceder a algunas carreras, ya sea por pasarnos o no llegar al mínimo. También se incluyen otros requisitos para acceder a determinados eventos, como la clase de neumáticos, el tipo de motor o la tracción. Algunos de estos elementos podremos cambiarlos en la pantalla de ajustes del coche antes de acceder a una carrera. Por ejemplo, si bajamos la potencia o eliminamos el turbo, veremos cómo bajan los PR, de manera que podremos acceder a la carrera sin problemas. El juego nos permite personalizar y guardar tres configuraciones distintas, algo bastante útil, sino queremos tener que andar tocando todo el tiempo los ajustes y las prestaciones.

Gran Turismo 6

Los eventos y carreras son variados y cada uno tiene sus propios requisitos, como clase de vehículos (deportivos, normales, GT…), carreras de rally, de karts o Nascar. Encontraremos las carreras de resistencia en las licencias superiores, pero será en la clase Super donde tendremos disponibles los eventos con más vueltas o minutos del título. También serán estas las carreras más difíciles y donde tendremos que hacer uso de las paradas en boxes.

A las carreras y campeonatos se suman la Pausa Para el Café, minijuegos de habilidad en los que tendremos sobre todo que tirar conos o esquivarlos, las Misiones, donde tendremos que lograr determinados objetivos bajo una serie de condiciones concretas, y las Carreras Monomarca, donde tendremos que participar con un determinado modelo de coche en igualdad de condiciones con el resto de pilotos.

Según la licencia en la que estemos compitiendo, el número de rivales varía, desde los seis de la primera licencia, hasta los 16 de los niveles superiores. Generalmente, siempre saldremos o los últimos o dos puestos por delante de los últimos, en salidas lanzadas, salvo en las pruebas de karts, donde la salida es desde la parrilla.

Las condiciones climatológicas están presentes en el juego y estas son dinámicas, aunque las notaremos sobre todo en las pruebas más largas, ya que en las carreras de dos a cinco vueltas no apreciaremos cambios en el clima. También podremos disfrutar de carreras nocturnas o en carreteras nevadas.

A las carreras y eventos de las licencias, se unen otros eventos y especiales, como Goodwood Festival of Speed, una pista para correr con los clásicos del motor y que hará las delicias de los nostálgicos y los coleccionistas; la desbloquearemos al superar determinada licencia y después podremos seguir obteniendo eventos, si superamos los previos al menos ganando un trofeo de bronce. Y también tenemos la exploración lunar, un evento que nos permitirá pilotar el vehículo lunar de la misión del Apollo 15 sobre la superficie lunar (una experiencia más que curiosa y más compleja de lo que parece).

Gran Turismo 6

A esto se suma el Desafío Red Bull X que llegó con la última actualización del juego y los eventos on-line, donde encontramos las salas multijugador y los Eventos de Temporada. Al modo on-line solo podremos acceder una vez conseguida la licencia Nacional A.

Finalmente, tenemos un modo arcade para uno o dos jugadores, donde podremos participar en cualquiera de los circuitos del juego, eligiendo el nivel de dificultad entre Principiante, Intermedio o Profesional, y el número de vueltas entre dos y 99. En el modo de un jugador podremos competir en Carrera Única, Contrarreloj o Prueba de Derrapes, utilizando nuestros coches o los que el juego nos preste. También existe el modo fotográfico, para sacar las mejores instantáneas de nuestros coches en una serie de localizaciones concretas. Y un modo libre de conducción, que encontraremos en el Garaje, que nos permitirá recorrer los diferentes circuitos cuando queramos.

Como decíamos, podremos ajustar muchas de las prestaciones de los coches, pero para ello también deberemos tener algunas piezas concretas que nos permitan agregar potencia, ajustar la suspensión o la caja cambios. A esto podremos acceder en la Modificación y Puesta a Punto, donde podremos comprar e instalar piezas de tuning (que luego antes de las carreras o durante cualquier momento del juego podremos intercambiar en los ajustes del coche), comprar diferentes equipos de competición, adquirir piezas modificadas (como los kits aerodinámicos o las llantas), cambiar la pintura, aunque tendremos que ir desbloqueando los diferentes tipos, y arreglar cualquier daño o degradación en la Puesta a Punto, pues como ya ocurriera en títulos anteriores, algunas cosas como el aceite se va degradando carrera tras carrera y es necesario revisarlo y cambiarlo.

Gran Turismo 6

El nivel de dificultad radica como siempre en que estamos ante un simulador y no un juego arcade de conducción, eso quiere decir que las físicas de los coches, sus movimientos y respuestas están basados en parámetros reales, lo que hace de la conducción una experiencia muy cercana a la realidad, sobre todo si contamos con volantes para poder manejar el juego. El título tiene toda una serie de ayudas a la conducción que podremos activar o no en diferentes grados, para hacernos las carreras algo menos complicado, sobre todo si no estamos habituados a este tipo de juegos y es la primera vez que nos enfrentamos a uno. Desde la estabilidad, pasando por el ABS o el control de tracción, la trazada perfecta o la frenada predictiva, todos esos elementos pueden configurarse para hacer el juego más o menos difícil según nuestro propio nivel. Conducir con o sin ayuda depende solo de nosotros.

Los concesionarios siguen presentes y nos ayudaran a encontrar la marca y modelo de coche que queramos adquirir, pero también contamos con una opción llamada Coche Recomendado, en la que el propio juego nos recomendará determinados tipos de coches, según la categoría y el evento en que queramos correr. Mientras que en Visión GT iremos recibiendo diferentes vehículos por el decimoquinto aniversario del juego.

A nivel técnico nos vamos a encontrar, en general, un trabajo cuidado y bien hecho, donde ese nivel de realismo se traslada a los gráficos y el sonido, aunque se ve algo ensombrecido por la IA del juego y la falta de aplicación de ninguna clase de sanción. Por un lado los pilotos rivales, aunque no se limitan a seguir la trazada perfecta, tienden a ignorar nuestra posición respecto a ellos y a golpearnos y desplazarnos si no nos andamos con ojo al adelantarlos, pues siguen su propia trazada sin importar que nosotros les hayamos ganado la posición. Esto hace a veces que adelantar sea una tarea casi imposible, sobre todo en determinados circuitos. Y en cuanto al tema de las sanciones, no existen, no recibiremos ninguna clase de penalización por golpear a un rival o desplazarlo, como tampoco al hacer «trampas», ya que podremos saltarnos tranquilamente una chicane o una curva sin ninguna clase de consecuencias (en Spa podremos comernos la última chicane y adelantar puestos sin que el juego nos penalice lo más mínimo). Esto es algo que le resta algo de realismo. La única que vez que seremos «castigados» por salirnos de la pista o saltarnos curvas será en las pruebas de licencia, donde seremos automáticamente descalificados.

Gran Turismo 6

El apartado gráfico es muy bueno, aunque tiene algunos fallos, sobre todo de popping, en general tenemos unos circuitos plasmados al detalle, que los hacen reconocibles de inmediato, y unos coches que nada tienen que envidiar a los de verdad. Las físicas funcionan de manera bastante real y notaremos cómo varían no solo de un vehículo a otro, sino al cambiar las prestaciones del mismo coche. La sensación de velocidad es perfecta, así como el resto de sensaciones que trasmite el juego: el peso de los coches, el tipo de tracción, la superficie sobre la que se esté corriendo, el tipo de neumáticos… Son cosas que notaremos durante las carreras, mucho más si jugamos con un volante y pedales. La iluminación y los diferentes juegos de luces según la hora del día y las condiciones climatológicas harán que el juego sea todavía más inmersivo y podremos diferenciar el hecho de correr al atardecer o al amanecer, un día nublado o uno soleado. Lo menos trabajado es el interior de los coches, no todos ofrecen el mismo grado de detalle y trabajo y algunos incluso carecen de cuadros de mandos iluminados o luces interiores de ningún tipo. Hay cuatro cámaras distintas entre las que podremos alternar: subjetiva, desde fuera, desde la cabina y desde el morro.

En cuanto al sonido encontraremos un trabajo igual de bueno. Los efectos son lo más destacable, ningún coche suena igual a otro, ni siquiera cuando les cambiamos piezas del motor o los escapes. Incluso notaremos diferencias en la apreciación de los efectos sonoros dependiendo de con qué cámara estemos jugando (no se oye igual el coche desde fuera, que desde la cabina o el morro). Los efectos para derrapes nos ayudarán a saber cuando el coche está a punto de patinar (si carecemos del feedback que ofrecen los volantes). Cuenta con una extensa y variada banda sonora, con diferentes géneros, todos ideales para acompañarnos de fondo mientras conducimos, y que se ampliará con tres temas más una vez superemos el campeonato de la licencia Internacional A que da acceso a las pruebas de la licencia Super. Y también podremos usar nuestras propias listas de reproducción en el juego, cargándolas en las opciones de sonido, aunque a veces falle y nos veamos obligados a tener que volver a cargarlas.

En conclusión, Gran Turismo 6 es un paso más adelante para la franquicia, manteniendo muchos de los aspectos vistos ya en entregas anteriores. Un juego que promete una experiencia de simulación realista y que cumple casi perfectamente, pues tiene esos pequeños fallos que ya hemos comentado, como el tema de la IA o las «trampas». Se esperan nuevas actualizaciones y la incorporación de algunos modos de juegos de títulos anteriores que todavía no están presentes en Gran Turismo 6, como el B-Spec Mode (donde tomamos el papel de un jefe de equipo y director de carrera), así como DLCs que ampliarán el número de coches disponibles en el título. Si eres fan de la saga, no te puede faltar y si quieres iniciarte en el mundo de los juegos de simulación, Gran Turismo 6 te permite ajustar, hasta cierto punto, la dificultad a tu nivel. Muy recomendable jugarlo con volante.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Gran Turismo PSP - Captura
Gran Turismo PSP - Captura
Gran Turismo PSP - Captura
Gran Turismo PSP - Captura
Gran Turismo PSP - Captura
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?