ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de cine

La vida secreta de Walter Mitty, de Ben Stiller: una comedia con alma


Alejandro Serrano   24/12/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     ¿Somos realmente nosotros quienes vamos a trabajar cada día, cuidamos de nuestros seres queridos, y cumplimos con todas las obligaciones que nos marca la vida? ¿Somos algo más?
Póster de La vida secreta de Walter MittyBen Stiller no es uno de esos actores a los que parezca preocupar en todo momento qué digan los demás. Su aversión por lo políticamente correcto es notoriamente conocida, y sus películas son de variado pelaje, con una carrera dominada sobre todo por la comedia gamberra. Si a uno le preguntan si quiere ver una película protagonizada por Ben Stiller, probablemente sepamos qué nos vamos a encontrar. Pero si también nos dicen que está dirigida por él y que no se trata exactamente de una comedia, puede que en la cara se nos dibuje un extraño poema.

Y eso que Ben no es novato en estas lides: ya ejerció de director en “Bocados de realidad”, “Un loco a domicilio” y “Zoolander”, con bastante buena acogida; pero diría que en esta ocasión, asistimos a su despegue definitivo como realizador.

Remake de la película original de 1947 –basada a su vez en el relato corto de James Thurber-, dirigida por Norman Z. McLeod y protagonizada por Danny Kaye, Virginia Mayo y Boris Karloff, entre otros, “La vida secreta de Walter Mitty” es una cinta redonda –que no perfecta- que nos habla sobre las servidumbres que aceptamos, y en cómo conciliar nuestros impulsos más primarios con las prosaicas necesidades del día a día. Un trabajo, una casa, un coche, ayudar a los familiares,… pero ¿qué hay de la felicidad propia?

Walter (Ben Stiller) trabaja en la revista Time, que viene publicándose desde 1923, con varias ediciones en todo el mundo. Su labor como jefe de negativos es una de las más esenciales para la revista impresa, ya que de la calidad y buen revelado de estos, depende en su totalidad el grafismo y el resultado final. Está enamorado en secreto de su compañera de trabajo Cheryl (Kristen Wiig), aunque jamás ha osado hablar con ella… en voz alta. Walter pasa por ser un taciturno oficinista con nula vida social, o eso es lo que parece, ya que en su interior las cosas son muy distintas.

Nuestro protagonista tiene frecuentes episodios de ausencia, durante los cuales el tiempo exterior parece detenerse, pero su mente se atreve a hacer todo lo que niega a su cuerpo. Se convierte en un héroe. En su imaginación conquista a Cheryl, escala el Everest, salva a heridos de una explosión… pero tras volver en sí, el mundo que dejó sigue igual de desolado, y él tiene las mismas obligaciones de siempre.

La vida secreta de Walter Mitty

Ni siquiera el amor que siente por su compañera de trabajo logra que las fantasías se resquebrajen y Matt se atreva a algo en el mundo real. Cada vez más hundido, recibe una noticia devastadora: la revista Time cierra su división impresa para dedicarse únicamente a la edición online, con lo que no pocos trabajadores serán despedidos. No parece que vayan a necesitarse demasiados negativos en una revista online, así que nuestro amigo ya asume su futuro.

Pero queda algo por hacer: el último número impreso. Para la portada, se confía en el mejor fotógrafo de la firma, Sean O’Connell (Sean Penn), quien durante décadas ha proporcionado a la revista las mejores y más espectaculares instantáneas. Sean suele enviar sus negativos directamente a Walter, en quien más confía, para que este capte la esencia del revelado. Ambos forman un equipo ganador, pero en esta ocasión sucede algo inaudito en todos estos años: el negativo 25 parece haberse perdido.

Viéndose acosado por Ted Hendricks (Adam Scott), el encargado de reconvertir la empresa y despedir a los empleados que no encajan, el apocado oficinista que acepta siempre los abusos se ve obligado a echarle valor y perseguir al mítico fotógrafo por medio mundo, hasta lograr el último negativo que pondrá fin a su carrera…

La vida secreta de Walter Mitty

“La vida secreta de Walter Mitty” es formalmente una comedia, su mensaje es profundo y transcendente, aunque el envoltorio bufonesco es muy leve y apenas distrae del propósito general. La película nos invita a reflexionar sobre la insípida vida que a veces llevamos, cuando dejamos que las obligaciones campen a sus anchas y nos olvidamos de vivir. De vivir de verdad.
Walter Mitty representa la mentira profundamente engarzada en la sociedad moderna, aunque él no lucha a diario en su trabajo por ningún lujo, sino para pagar a su madre, ya mayor, un lugar donde jubilarse. Su sueño es prosaico, nada fuera de lo común… si exceptuamos, claro está, a Cheryl. Walter, tras comenzar su vida laboral muy joven, debido al abandono de su padre, ya parece no saber a qué más dedicarse, ni cómo divertirse… ¿cómo logrará conquistar a una mujer, o hallar al mayor aventurero del mundo?

La vida secreta de Walter Mitty

En realidad, lo que el protagonista intentará hacer será superar sus miedos, uno tras otro, romper las cadenas que le atan a la rutina, a las obligaciones que él mismo se ha marcado. ¿Conseguirá ser otra persona, o más bien, hacer emerger a la que en realidad es?

Esta es una película divertida, sobre todo por los dilemas que ha de afrontar Walter, y las extrañas situaciones en las que, tanto su cobardía como su torpe valentía en ocasiones casi suicida, le meten. Pero cada fotograma es llevado con una profesionalidad y un gusto y buen hacer tal, que tenemos la sensación de estar ante una gran película, de buena factura y sentido agudo al tratar la naturaleza y los impulsos humanos.

Pero también consigue movernos a la emoción, y no precisamente a la fácil, aquella que se desahoga con la lágrima y luego no deja poso. “La vida secreta de Walter Mitty” nos desnuda, y aunque no seamos como Walter todo el tiempo, sí hay en nosotros parte de él, con su cobardía y su circunstancial valentía. Las obligaciones nos condicionan, más aún lo parecería si pudiéramos vernos desde fuera, como consiguen que lo apreciemos nosotros.

La vida secreta de Walter Mitty

La película engancha con su buen guión, pero también con unas imágenes espectaculares, que sitúan tanto las fantasías como el viaje de Walter en unos parajes inenarrables, llenos de belleza y fuerza. La fotografía de Stuart Dryburgh es sin duda uno de los pilares en los que se asienta el metraje, y con ellas se describen incluso sentimientos, sin necesidad de recurrir a las palabras.

A nivel de reparto, hay que mencionar que esta es sin duda una película coral, en la que todos, incluidos los secundarios, hacen su trabajo sin alardes; la historia no los necesita. El único que podría destacar, pero con casi los mismos adjetivos, es a Sean Penn, quien rezuma más credibildad que el resto en los pocos minutos en los que aparece. No en vano es uno de los grandes actores de las últimas décadas…

La vida secreta de Walter Mitty

La banda sonora de Theodorer Shapiro enfatiza perfectamente los matices de la actitud de Walter Mitty ante la vida, e influye notablemente en el guión. No resulta espectacular en su instrumentación, pero sí está modulada de forma que logra mimetizarse perfectamente en la película, como si formase parte indisoluble de ella.

El montaje de Greg Hayden, si bien habitualmente resulta bueno, esta película adolece de pequeños cortes bruscos en ciertos momentos que lastran un poco el ritmo, pero es algo bastante puntual.

Sin duda, esta mezcla, de comedia romántica transcendental, es un cóctel muy peligroso. Un paso en falso en las proporciones y el conjunto puede saltar por los aires. Pero “La vida secreta de Walter Mitty” merece la pena, Ben Stiller lo ha conseguido. Como decía, una película redonda.

La vida secreta de Walter Mitty

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Doble ración de Bauman: reediciones de «Vida líquida» y «Reflexiones sobre un Mundo Líquido»
Resistencia, la vida de Scott Kelly en el espacio, en enero en Debate
Un nuevo polímero lubricante puede alargar la vida de las embarcaciones marítimas
Cassini detecta en Titán una molécula fundamental en el origen de la vida
¡Ganadores del sorteo de «Un día en la vida de una mujer sonriente», de Margaret Drabble (Impedimenta)!
Articulos Relacionados
La última tentación: el talento de Neil Gaiman, Michael Zulli y Alice Cooper cobra vida en estas páginas
El libro de la madera, de Lars Mytting: una oda a la vida lenta para urbanitas
The Leftovers o la desacralización de la vida humana
Rulfo, una vida gráfica, de Óscar Pantoja y Felipe Camargo: un camino iluminado por las sombras
Los que sueñan el sueño dorado, de Joan Didion: la vida en movimiento, lo relevante de las pequeñas cosas
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Póster de La vida secreta de Walter Mitty
La vida secreta de Walter Mitty
La vida secreta de Walter Mitty
La vida secreta de Walter Mitty
La vida secreta de Walter Mitty
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?