ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

FIFA 14


 PlayStation 3  Microsoft XBox 360  PC
Sergio Moreno   19/10/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     EA vuelve un año más para traernos la nueva entrega de su saga futbolística, que si bien se mantiene al estupendo nivel de temporadas anteriores, no logra alcanzar la excelencia a causa de la preocupante ausencia de novedades a nivel jugable.
La trayectoria de la saga FIFA en el mundo de los videojuegos es de sobra conocida por todos los aficionados al deporte rey. Siempre a la sombra del omnipotente Pro Evolution Soccer ―International Superstar Soccer en sus comienzos, allá por la época de Super Nintendo y Megadrive―, su concepto jugable, mucho más arcade que el de su principal competidor, no le granjeaba la simpatía de los jugadores, que veían en sus múltiples licencias y nombres reales de los futbolistas un atractivo francamente escaso frente a la apabullante jugabilidad y realismo del juego de Konami.

Pero todo cambió allá por el 2009, cuando la franquicia de EA le dio un vuelco completo al concepto de fútbol que había mantenido casi intacto desde sus primeras entregas. Un apartado gráfico muy mejorado y, sobre todo, un nuevo grado de realismo que lo alejaba rotundamente del concepto del “fútbol espectáculo” al que nos tenía acostumbrado el estudio, logró que una buena parte de los jugadores habituales de Pro Evolution Soccer, en parte muy desencantados por el estancamiento de la saga en las consolas de nueva generación ―véase PlayStation 3 y Xbox 360―, se cambiasen la chaqueta para disfrutar de un FIFA 09 redondo en todos sus aspectos.
Hoy, con tres entregas más a sus espaldas, FIFA 14 sigue manteniendo todo lo que hizo grande a sus predecesores, puliéndolo hasta cotas inusitadas pero con la triste ausencia de novedades jugables que lo hagan parecer más un nuevo videojuego que una simple y llana actualización.

Todos los que disfrutan aún con la versión del año pasado no notarán apenas diferencias destacables en FIFA 14, y es que prácticamente se mantiene todo igual, salvo por unas pequeñas diferencias que sólo serán capaces de apreciar los jugadores más asiduos. Eso es, quizá, lo único criticable en un juego que sigue siendo espectacular en su concepto y ejecución, aunque debemos dar un leve tirón de orejas a EA por la falta de ambición mostrada para esta nueva entrega.

FIFA 14

Lo primero que llama la atención es el cambio en el diseño de los menús del juego, mucho más claros y bien ordenados que en las cuatro últimas ocasiones, mostrando unos cuadros en los que se nos indican las diferentes modalidades de una forma muy gráfica y claramente identificable. En este sentido, FIFA sigue manteniendo esa enorme cantidad de modos de juego de la que siempre ha hecho gala, permitiéndonos disfrutar de cientos de torneos, competiciones, partidos amistosos, entrenamientos…

Todos repletos de opciones de personalización para que cada uno encuentre su partido perfecto. Cabe destacar, como siempre, las enormes posibilidades de cada uno de los modos online del título, con el Ultimate Team como estrella principal pero sin desestimar en absoluto las ligas, los partidos competitivos y esos divertidos ―aunque la mayoría de las ocasiones caóticos― once contra once, en los que veintidós jugadores manejan únicamente a un deportista sobre el terreno de juego. La ausencia de lag es total, y la fluidez de los partidos digna de elogio. El único pero que le podemos encontrar ―y es más una apreciación personal que una crítica en sí―, es que desde EA no hayan hecho nada por solucionar lo que yo llamo el síndrome del mal perdedor. Comienza el partido. Por suerte ―o por habilidad―, en el minuto dos de juego logras encajar un gol de esos que hacen época. ¿Reacción de tu contrario? Desconectarse del partido.

¿Consecuencias? Ninguna. Tú te quedas frustrado por no poder jugar un partido que ibas ganando y no obtienes una victoria por abandono, ya que el juego sólo reconoce este suceso si la desconexión se lleva a cabo a partir del minuto diez. ¿A alguien más le ha pasado? Tirón de orejas para EA por no poner medios para penar a este tipo de jugadores.

FIFA 14

El resto de apartados mantiene el mismo nivel al que nos tiene acostumbrados. Gráficamente el título es muy similar a su predecesor, con unos jugadores que gozan de unas animaciones suaves y fluidas y se mueven sobre el césped de manera muy natural. Los rostros, a pesar de estar bien realizados ―sobre todo los más famosos―, muestran unas expresiones faciales demasiado robóticas y forzadas, aunque eso es algo que siempre ha caracterizado a la saga de EA. Se aprecian, no obstante, unas cuantas animaciones nuevas para los futbolistas, sobre todo de las del tipo transición, es decir, el movimiento desde una acción en concreto hasta otra. Esto se traduce en una mejora de la fluidez, ya que evita esos movimientos bruscos que realizaban los jugadores al levantarse del suelo demasiado deprisa, por poner un ejemplo. Los estadios siguen estando magníficamente recreados, aunque el público sigue resultando un tanto artificial en comparación con los futbolistas. En cifras, son más de sesenta, todos oficiales y repartidos a lo largo del mundo. El césped, por su parte, ha recibido un pequeño aumento en su volumen y resolución, mostrando un tapete muy realista y bien definido.

El apartado sonoro está compuesto por una treintena de canciones licenciadas para amenizar los menús del juego y aderezado por los siempre bien recibidos comentarios de Manolo Lama y Paco González, que esta vez, además de aportar sus opiniones acerca de los partidos, lo harán también sobre la temporada que se lleva a cabo en el mundo real, gracias a las actualizaciones de las plantillas y los equipos que los servidores de EA ofrecen semanalmente y que se descargarán automáticamente cuando iniciemos sesión en el juego. Los cánticos, gritos de los jugadores y efectos como los golpeos al balón y el impacto de los postes, rayan a un buen nivel, logrando que nos metamos de lleno en el ambiente del estadio.

En cuanto a la jugabilidad, se mantiene casi intacta, con la salvedad de que ahora, para realizar los regates, no es necesario mantener presionado uno de los gatillos posteriores del mando, sino que bastará con dibujar en el stick derecho la maniobra que queremos llevar a cabo para que nuestro jugador la realice sobre el terreno de juego. Se mantiene la presión del segundo hombre, las entradas ―aquí si hay una pequeña novedad, y es que podremos realizar un segundo movimiento desde el suelo para tratar de recuperar el balón tras esa entrada fallida―, los pases al hueco… Todo igual salvo lo que acabamos de comentar, lo cual no es malo, teniendo en cuenta la gran jugabilidad que acompaña a la saga desde hace unos años.

FIFA 14

Es en el balón donde más diferencia notaremos. Ahora es más pesado, se mueve un poco más despacio y eso repercute en que el juego sea ahora más pausado, más estratégico. ¿Se puede considerar esto un punto negativo? Nosotros creemos que no, ya que lo acerca más todavía a lo que es, la mayoría de las ocasiones, un partido real. Habrá a quien le guste el cambio de ritmo ―que no es demasiado notable, pero está ahí― y habrá a quien no, pero a nivel jugable está claro que el título gana muchos enteros en su apartado de simulación gracias a ello. No obstante, para los más adeptos a la acción, siempre existe la posibilidad de variar la velocidad de los partidos desde el menú de opciones, lo cual es un detalle de agradecer por parte de la desarrolladora. También notamos que la física ha sido mejorada, y que ahora la bola es más impredecible, mostrando una serie de efectos o temblores que afectan directamente al comportamiento de los futbolistas, derivando en voleas al primer bote muy realistas o controles con los pies muy diferentes según encaremos el esférico. En ese sentido, chapó. Nunca habíamos visto un balón tan real en un juego de fútbol.

En lo referente a la IA, se sigue la línea continuista de FIFA 13, con unos contrarios que en los niveles de dificultad más altos se comportan casi como un equipo real, poniéndonos las cosas muy difíciles a la hora de marcar.

En conclusión, FIFA 14 mantiene todos los puntos atractivos que hicieron grande a su predecesor y los pule ligeramente para ofrecernos un juego más redondo pero demasiado parecido, y es que desde aquí pensamos que la simple actualización de las plantillas, un par de licencias nuevas ―y los rumoreados DLC de la copa mundial Brasil 2014―, unas cuantas animaciones y poco más, no son motivo suficiente para desembolsar setenta euros cuando FIFA 13 ofrece prácticamente los mismo y a un precio muy inferior. No obstante, los que se hagan con el título no se sentirán defraudados, ya que sigue siendo ―y eso que Pro Evolution Soccer 2014 ha mejorado bastante en esta edición― el mejor título de fútbol disponible en el mercado en este momento.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     FIFA 08
FIFA 08 - Captura
FIFA 08 - Captura
FIFA 08 - Captura
FIFA 08 - Captura
FIFA 08 - Captura
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?