ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

The Legend of Zelda: el origen


Sergio Moreno   29/09/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Hacemos un repaso a la serie de The Legend of Zelda a través de la primera entrega de la saga.
A estas alturas, hablar de la serie Zelda es hacerlo sobre un videojuego mítico, recordado con cariño por millones de jugones en todo el mundo y que planteó una serie de conceptos jugables inéditos y tan originales en su época que lo hizo encumbrarse como una de las mejores creaciones del genial Shigeru Miyamoto. Cada nueva entrega de la serie es esperada con grandes expectativas por parte de sus fans incondicionales, y si bien es cierto que ha habido algunas que no lograron alcanzar ese estatus de obra maestra que suelen ser su santo y seña ―muy pocas, a mi parecer―, lo cierto es que siempre han sido juegos grandiosos, épicos y siempre salpicados por ese sentido de la aventura tan particular que impregna cada obra del nipón. Sin embargo, y como acompañamiento al esperado Wind Waker HD que se estrenará en pocos días en la Wii U, hoy queremos centrarnos en su primera entrega, en el juego que acabaría marcando un antes y un después en el mundo del entretenimiento virtual gracias a ese planteamiento tan fresco e innovador del que hizo gala.

Contaba Miyamoto en una entrevista que la inspiración para crear The Legend of Zelda le vino cuando aún era pequeño y salía a explorar un pequeño bosque, y que en una de esas expediciones descubrió una cueva. Cuando se adentraba en ella acompañado por una linterna, se imaginaba peligros, secretos y aventuras, como es normal en un niño, y todo eso fue lo que al final acabó vertebrando la jugabilidad del juego que concibió. Decía también que eso es lo que trata de hacer con cada nueva entrega: el recrear ese pequeño bosque de su niñez en que ta buenos momentos pasó. Sin embargo, la elección del nombre de Zelda para bautizar la saga vino por otro lado. Miyamoto conocía la obra del novelista F. Scott Fitzgerald y quedó prendado del nombre de su mujer, Zelda Fitzgerald. Le pareció “agradable y con fuerza”. Así pues, ya tenía un escenario y un nombre. El resto, como ya sabemos todos, pertenece a la leyenda y a una serie de videojuegos de absoluta brillantez.

The Legend of Zelda

Es curioso mencionar que el primer Zelda se lanzó primero para la Famicon Disk System, un accesorio de la NES que gozó de un gran éxito en Japón pero que nunca llegó a salir de allí. No fue hasta después ―corría el año 1986― que Nintendo lanzó la versión en cartucho, innovando una vez más al añadir una pila en su interior que servía para guardar la partida. Dicho cartucho, lanzado en occidente, incluía también una “segunda aventura”, desbloqueable al terminar el modo principal y que incluía una localización diferente para las mazmorras y enemigos más difíciles de derrotar. Otra curiosidad es que, antes de que la consola virtual de Wii nos permitiese descargar por primera vez este clásico en una consola actual, existió esa posibilidad también en la Super Nintendo, con un accesorio vía satélite ―de nuevo, no salió de Japón― que hacía posible semejante milagro para la época en la que se encontraba. Otra de las características especiales de este descargable era la inclusión de la característica SoundLink, una emisión de audio que se producía cada pocos minutos instando al jugador a escuchar atentamente para descubrir pistas sobre el juego y entender mejor su desarrollo, en lo que este servidor interpreta que estuvo el germen de las famosas hadas de posteriores entregas, como Navi, la simpática bola de color azul que nos acompañaba en Ocarina of Time y que todos recordarán con especial cariño.

El primer Zelda, como podéis apreciar en las capturas, contaba con unos gráficos muy básicos y una jugabilidad de únicamente dos botones, y sin embargo ya contenía los elementos típicos de la serie: la búsqueda de la espada, los puzles, la exploración, las mazmorras, los corazones… La vista era aérea, como en las entregas de GameBoy, GameBoy Advance, Super Nintendo y Nintendo DS ―a la que pronto se unirá en 3DS el esperado A Link Between Worlds― y el mapa era de un tamaño nunca visto en la época, con miles de cuevas, bosques y zonas montañosas que explorar y que permitían a Link desplazarse por toda la pantalla.

The Legend of Zelda

Es curioso que cuando Miyamoto concibió el primer Zelda la mayoría de los críticos pensaron que el juego sería un fracaso, debido a una jugabilidad a la que nadie estaba habituado y al gran número de diálogos y textos que poseía. Tampoco vieron muy claro el hecho de que los jugadores tuviesen que darle al cerebro para poder seguir avanzando, cosa que, por fortuna, quedó rápidamente zanjada: la gente agradeció que hubiese una historia que seguir y no se les diese todo hecho; que el juego consistiese en algo más que avanzar y disparar una y otra vez. De esta manera, Miyamoto había creado un título rompedor, tan innovador en aquella época que pronto se convirtió en un éxito absoluto y logró demostrar que los videojuegos tenían mucho que decir a aquellos que los conocían simplemente como “marcianitos”.

Lo que vendría detrás ya todos lo sabemos, y con la saga cumpliendo ya su 25 aniversario está claro que Zelda es un claro referente para cientos de videojuegos actuales ―quizá el más claro ejemplo para mí esté en la serie Darksiders― y que las entregas que aún estén por llegar seguirán levantando esa expectación que siempre acompaña a sus lanzamientos.
Wind Waker HD, que aparecerá el día 4 de octubre en Wii U, es sin duda una de sus mejores entregas ―para mí la mejor, por cierto― y si no lo habéis hecho aún y queréis descubrir cómo empezó todo antes de embarcaros con Link en esos preciosos mares de cuento de hadas, The Legend of Zelda está esperándoos en la consola virtual tanto de Wii U como de Wii y 3DS. Que la primera impresión no os engañe: gráficamente se ha quedado muy desfasado, pero su jugabilidad y la magia que desprende siguen intactas, y si os decidís a probarlo os aseguro que pasaréis mucho tiempo entrando y saliendo de cuevas, acabando con los enemigos y buscando ese objeto que tanta falta os hace para poder avanzar. Os suena, ¿verdad? Esto es The Legend of Zelda.
Bienvenidos.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Zelda Gamecube
Zelda Gamecube
Zelda Gamecube
Zelda Gamecube
Zelda Gamecube
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?