ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Saint´s Row IV


 PlayStation 3  Microsoft XBox 360  PC
Nerea Diego   23/09/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Los chicos de Volition nos han deleitado una vez más con la cuarta entrega de su saga Saints Row.
En ésta ocasión y para rizar más el rizo si cabe, tras conseguir llegar a ser nada más y nada menos que el/la presidente/a de los Estados Unidos, nuestra idílica vida se ve truncada por un ataque de, ojo al dato, alienígenas liderados por el Emperador Zinyak que deciden capturar a unos cuantos especímenes de la raza humana. La rivalidad entre los dos máximos representantes de cada raza no se hace esperar, lo que lleva a The Boss, personaje que representaremos, a terminar en una realidad virtual en la que deberá impredir ser doblegado. Guiños a The Matrix y They Live están asegurados.

No vamos a desvelar nada de la línea argumental por respeto a nuestros lectores pero sí que vamos a destriparlo lo suficiente como para que vuestros colmillos se afilen lo suficiente para que no podáis evitar querer hincarle un diente.

Jugabilidad

Tras una breve introducción en la que tomaremos el control de un personaje que acaba salvando al mundo (música de la peli de Armagedon incluída) y aterrizando en la silla presidencial así como quien no quiere la cosa, pasamos a la pantalla de personalización de The Boss, donde podremos elegir desde el sexo hasta el color de las uñas o la ropa interior (si es que decidimos llevarla).

Saint´s Row IV

¿Qué es lo que nos vamos a encontrar en Saints Row IV?

Mundo abierto tremendamente extenso (vale, no tanto como el de GTA V pero sí lo suficiente como para tenernos entretenidos durante muchas horas de juego).

Locura desenfrenada que se ve en cada detalle del juego, desde los comentarios que hacen los transeúntes que recorren las calles, hasta los de The Boss si se queda un par de minutos quieto/a en el mismo sitio, por no hablar de la interactuación entre los miembros del equipo.

La gran cantidad de desafíos son igual de locos que la línea argumental del título, algunos de ellos consisten en destrozar todo lo que se encuentra a nuestro paso, tratando de conseguir grandes puntuaciones a través de los combos, pero tranquilos, no hay locas combinaciones de botones sino destrucciones a mansalva, cuanto más brutos seamos mejor será el resultado final. Otros son destrozarnos contra los escenarios, sí, habéis leido bien, tenemos que empotrarnos contra el tráfico o edificios, tratando de combinar la mayor cantidad de guantazos posibles para alcanzar la máxima puntuación.

Otros son más simples como por ejemplo terminar un recorrido concreto en el menor tiempo posible, los obstáculos no van a faltar, como tampoco podría faltar petar todo lo que podamos con un tanque alienígena o con un arma que dispara agujeros negros explosivos y es que, si algo nos vamos a encontrar en Saints Row IV, es una variedad increíble de armas modificables.

Saint´s Row IV

Podemos llevar hasta un total de 6 tipos de armas diferentes:

- Mano vacía. Los guantazos también pueden llegar a ser un arma contundente.
- Arma blanca, que va desde un bate de beisbol hasta una katana o, mi favorito, el violador, una especie de tentáculo gigante afilado en forma de espada al cual le podremos personalizar hasta el color.
- Arma pequeña de fuego a una o dos manos, pistolas y revólveres.
- Subfusiles a una o dos manos.
- Ametralladoras.
- Escopetas.
- Cañones
- Armas de alcance largo.

Todas y cada una de ellas tienen diferentes aspectos visuales que podemos personalizar de la manera que más se ajuste a nuestro estilo.
Por si ésto fuera poco, a medida que vayamos ganando experiencia iremos desbloqueando una serie de poderes (salto, carrera y ataque especial) que podremos ir mejorando a medida que vayamos recolectando unos orbes de energía que se encuentran distribuidos por todo el mapa. Alguna veces deberemos completar determinados retos para poder tener acceso a éstas mejoras.

El dinero también es una parte muy importante dentro del mundo virtual en el que nos encontramos y como no es algo que crezca de los árboles, deberemos ganarlo con sudor y lágrimas pero no de forma honrada precisamente. Periódicamente y a medida que vayamos hackeando las tiendas (no debemos olvidarnos de que la “chicha” se desarrolla dentro de un mundo virtual creado por el Emperador Zinyak) iremos obteniendo más dinero. Existen varios tipos, los talleres, desde los cuales tunearemos nuestros coches (o los que hayamos robado y guardado en nuestro garaje virtual o desbloqueado en misiones), tiendas de armas en las que realizaremos las modificaciones pertinentes de las mismas y podremos comprar mejoras y por último pero no menos importantes las tiendas de ropa, donde además de poder ser fashion victims, en función de los objetos que compremos nuestra salud se verá beneficiada en mayor o menor medida. Añadimos que podemos fardar de modelito ya que los personajes se pueden subir a la comunidad online que tienen.

Saint´s Row IV

Otras suculentas fuentes de ingresos es la introducción de virus en el sistema (robando coches y llevarlos de un punto a otro del mapa) o descodificando cierta información (matando a oleadas de enemigos).
Pero ¿para qué queremos el dinero si podemos coger todo lo que queramos por la fuerza? Porque hay ciertas mejoras que sólo se pueden conseguir a golpe de talonario, como por ejemplo las mejoras de las armas (que hagan más daño o el cargador se amplíe entre otras características), mejoras de los coches y por supuesto comprarnos modelitos. Además de todo ésto existen una serie de habilidades que pueden ser compradas a un alto precio como son:

- Habilidades: características que nos harán la vida más sencilla como por ejemplo un descenso de mala reputación más rápida y así las fuerzas de la ley se cebarñan menos con nosotros.
- Salud: Aumentaremos nuestra salud y haremos que los enemigos suelten pequeños paquetitos de salud que nos permiten recuperarnos.
- Daño: Hace que suframos menos daño a las explosiones o al fuego entre otras opciones.
- Habilidades de Banda: La posibilidad de hacer más poderosos a nuestros aliados, desde un aumento de vida a que sean más resistentes o sus ataques sean más poderosos.
- Bonificación: Sin duda el que antes conviene desarrollar, nos permite ganar dinero extra por completar misiones, o ganar experiencia extra e incluso intercambiar dinero por experiencia.

Los objetivos del juego son muy variados y se adaptan a todo tipo de jugador. Si lo que queremos es ir al grano y enterarnos de la historia no tenemos más que seleccionar en nuestro GPS el objetivo e ir avanzando en la historia, pero si lo que nos gusta es descubrir todos los secretos y evolucionar a nuestro personaje para desbloquear nuevas características, no tenemos más que activar la leyenda en el mapa e ir recorriendo cada uno de los puntos de interés para completar los desafíos. Hay algunas misiones, especialmente al principio ya que nuestros poderes no están desarrollados, en los que necesitaremos ayuda de camaradas para poder tener las espaldas cubiertas, no tenemos más que hacer un par de llamaditas y nuestros colegas acudirán a nuestro rescate, ya sean los “flojuchos” que reclutamos por la calle (y que podemos mejorar con dinerito fresco e incluso elegir la facha que queremos que tengan) o nuestros aliados más poderosos, aquellos personajes que nos han acompañado a lo largo de la saga.

Saint´s Row IV

Pero para todos aquellos que disfruten de la compañía de un amigo o de un completo desconocido, también existe la posibilidad de jugar de manera cooperativa, de hecho, algunas misiones se desbloquean exclusivamente en ésta modalidad de juego.

Apartado gráfico

No es nada del otro mundo, no nos vamos a engañar pero es que tampoco necesita serlo. Es un mundo absurdamente loco y divertido con personajes de la misma guisa que nos permiten disfrutar al máximo de cada una de las características que aparecen en pantalla, ya sea en el modo multijugador o de un jugador, de tal manera que aunque se llene la pantalla de enemigos o explosiones, el lag va a brillar por su ausencia.

Los escenarios están muy bien diferenciados por zonas, no nos vamos a encontrar el mismo tipo de decorado en el centro de la ciudad que en la zona industrial. Los pequeños detalles bizarros también han sido tomados en cuenta, en las zonas menos chic no es de extrañar encontrarnos perlas como un rollo de papel higiénico rodando por el suelo.

Apartado sonoro

Teniendo en cuenta que si lo deseamos podemos estar acompañados durante todo el gameplay, independientemente de que nos encontremos dentro de un vehículo o no, de una gran variedad de canciones distribuidas en las diferentes emisoras de radio, os permite haceros una clara idea de que tanto los comentarios de los npc, como los efectos sonoros tanto de los golpes como de las colisiones o los disparos estan perfectamente trabajados para enriquecer la jugabilidad lo máximo posible.

Conclusiones

Si con todo lo anteriormente nombrado no os han entrado ganas de salir corriendo a haceros con el juego, o cuanto menos tratar de arrancárselo al colega de turno de sus garras alegando que compartir es vivir, es que Saints Row IV no es un juego para vosotros.

A lo largo de su existencia, los videojuegos nos han demostrado que son capaces de hacernos reir y llorar y Saints Row IV es un claro ejemplo de lo primero.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Saint´s Row IV
Saint´s Row IV
Saint´s Row IV
Saint´s Row IV
Saint´s Row IV
Saint´s Row IV: Enter the Dominatrix
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?