ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Mario and Luigi: Dream Team Bros


 Nintendo 3DS
Sergio Moreno   26/08/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una princesa raptada, un gran mundo por explorar y cientos de enemigos a los que vencer a base de saltos y martillos. ¿Os suena? Mario y Luigi están de vuelta en la portátil de Nintendo con una aventura de estilo RPG que no defraudará a sus seguidores.
Hablar a estas alturas de los dos personajes de Nintendo significa hablar de otro gran juego, de otra de esas aventuras tan típicas de la compañía nipona en la que el buen hacer y el sentido del humor que siempre ha sido su santo y seña está de nuevo entre nosotros para hacernos recordar por qué sigue siendo una de las referencias más queridas por jugones de todo el mundo. Mario y Luigi: Dream Team Bros es otra de ellas, un juego que se aleja en gran medida de la fórmula habitual de los dos fontaneros para proponernos un RPG en el que la exploración, los combates por turnos y la recolección de objetos es fundamental si queremos llegar a rescatar ―por enésima vez― a la princesa Peach de sus raptores. El planteamiento no es que sea muy original, como podéis ver, pero en esta ocasión el argumento es algo más profundo que en otros títulos de la compañía, que no es muy dada a contar grandes historias pero, eso sí, casi siempre tremendamente divertidas. Empecemos desde el principio.

Mario y compañía reciben una carta en la que se les invita a conocer la isla Almohada, el reino en el que se desarrollará nuestro periplo. Al principio todo va bien, pero llegados a un punto todo se tuerce y la princesa es secuestrada, tocándonos a nosotros emprender un viaje en su busca que nos llevará a recorrer toda la isla para tratar de salvarla. Como buen RPG ―de corte más bien facilito, todo sea dicho― nos tocará explorar cientos de sitios diferentes, hablar con muchos personajes y combatir a nuestros enemigos en unos combates por turnos que resultan francamente divertidos y gozan de una profundidad que no esperábamos para nada, si hemos de ser sinceros. La principal novedad del juego ―y lo que sienta la base de su curiosa jugabilidad― es que controlaremos a los dos fontaneros de manera simultánea, es decir, que a pesar de que solo moveremos el stick para desplazarnos por los escenarios, cada botón servirá para manejar a uno de los dos protagonistas de manera independiente. El botón A nos servirá para saltar con Mario mientras que el B hará lo propio con Luigi. ¿Cómo se traduce esto a la hora de jugar? Pues muy sencillo: deberemos pulsar los dos botones si queremos que ambos suban a algún lugar elevado o si debemos romper los típicos bloques con monedas que se hallan repartidos por todos los escenarios. En los combates funciona igual. Deberemos elegir las acciones que queremos realizar con el A para Mario y el B para Luigi. Y esto se puede aplicar a casi todo lo que debemos hacer durante las casi 15 horas que nos llevará acabar la partida.

Mario and Luigi: Dream Team

El juego se divide en tres partes bien diferenciadas: la exploración, los combates y los sueños de Luigi, siendo esta última la gran novedad y el pilar base sobre el que se apoya la nueva aventura de los dos hermanos. Expliquémonos. Desde una perspectiva cenital exploraremos los escenarios ―muy coloridos, llenos de secretos y bastante extensos― controlando a Mario y Luigi y hablando con todos los personajes que nos encontremos para recabar toda la información que podamos acerca del paradero de Peach y también combatiremos contra los enemigos, a los que veremos pulular por los escenarios y esquivar si queremos, aunque no es muy recomendable, porque como en todo buen RPG aquí es muy importante subir niveles para poder enfrentarnos con garantías a los combates más duros del juego. En estos casos la perspectiva pasará a ser lateral, aunque lejos de quedarse ahí, tanto los enemigos como nosotros seremos capaces de realizar ataques desde el fondo de la pantalla o movernos casi libremente para llevar a cabo otras acciones de defensa o los llamados ataques tándem o Luigirianos, que no son otra cosa que ataques especiales conjuntos mucho más poderosos que los saltos o martillazos que habitualmente utilizaremos. Como ya hemos dicho antes, los combates son bastante profundos, proponiéndonos situaciones en las que deberemos hacer uso de nuestros reflejos para correr evitando una avalancha de enemigos, devolver bombas a base de martillazos o adivinando qué enemigo será el siguiente en atacar para poder esquivarlo saltando en el momento justo. Lo cierto es que tienen tantas posibilidades y son tan variados que en ningún momento se hacen repetitivos ni tediosos, lo cual ayuda, y mucho, a que no nos aburramos de ellos en ningún momento, algo de lo que suelen pecar los RPG. Y por último tenemos los sueños de Luigi, a los que accederemos cuando el bigotudo vestido de verde se eche a dormir sobre una de las muchas almohadas que se hallan repartidas por el mundo y que conectan el mundo físico con el mundo de los sueños de la isla Almohada. En estos casos, la vista pasará a ser la de un Mario tradicional, en dos dimensiones y con avance lateral, donde controlaremos a ambos personajes pero con una novedad, y es que Luigi será capaz de fundirse con ciertos elementos de los escenarios para, por ejemplo, convertirse en un árbol que permita, merced al uso de la pantalla táctil, impulsar a Mario a algún lugar de otro modo inaccesible. Las posibilidades son grandes y hay cientos de sitios que explorar de este modo, dando aún más frescura a un desarrollo ya de por sí entretenido.

También aquí cambian un poco los combates, ya que solo controlaremos a Mario mientras que Luigi se fusionará con nosotros, dando lugar a unos ataques mucho más poderosos que en mundo físico, algo normal si tenemos en cuenta que el número de enemigos en estos combates se multiplicará de forma exponencial. Será en este mundo donde también nos encontremos con sorpresas, como partes en las que Luigi se transformará en un gigante y deberemos poner la consola de forma vertical ―como si de un libro se tratase― para combatir a algún enemigo de iguales proporciones y muchas otras que no desvelaremos para no arruinar la experiencia de aquellos que adquieran el juego.

Mario and Luigi: Dream Team

Gráficamente el juego cumple
, con un diseño muy colorido made in Nintendo al que le sientan realmente bien las tres dimensiones y que mezcla escenarios poligonales con personajes hechos a base de sprites en un apartado artístico muy resultón y con unas animaciones realmente cuidadas. El apartado sonoro tampoco se queda atrás, con unas melodías que acompañan a la perfección el desarrollo del juego y las siempre divertidas voces de los dos fontaneros, que hablarán de vez en cuando en ese italiano indescifrable al que nos tienen acostumbrados.

Y poco más que añadir, la verdad. Mario y Luigi nos regalan en su nuevo juego muchas horas de diversión y un desarrollo plagado de momentos divertidos y algunas situaciones sorprendentes que nos mantendrán pegados a nuestra consola durante muchas horas si les damos una oportunidad, y deberíamos, ya que es uno de los mejores títulos de los que 3DS dispone a día de hoy.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Mario and Luigi: Dream Team
Mario and Luigi: Dream Team
Mario and Luigi: Dream Team
Mario and Luigi: Dream Team
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?