ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Defiance


 PlayStation 3  Microsoft XBox 360  PC
Helena Ramirez   25/04/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     De la mano de Trion nos llega Defiance, el MMO ambientado en el mismo universo que la nueva serie de televisión homónima de SyFy Channel recientemente estrenada en Estados Unidos y Europa.
Al igual que con la serie de televisión, el videojuego de Defiance ha tenido una activa promoción, tanto en medios especializados, como en redes sociales; se nos presentaba un juego que en algunos aspectos iba a ir de la mano de la serie, interrelacionándose ambas plataformas para ofrecernos lo que algunos han bautizado como un producto 3.0. Y lo cierto es que ya desde el primer momento de su lanzamiento, pudimos interactuar con dos de los protagonistas de la serie, Nolan e Irisa, antes de que siguieran su camino hacia su soñada Antártica, no si antes robarnos cierto cristal que habíamos recuperado en cooperación. Pero empecemos por el principio.

Defiance es un MMO shooter en tercera persona ambientado, como hemos dicho, en el mismo universo que la serie de televisión con la que comparte nombre, mientras que esta se desarrolla en el antiguo San Luis, el juego lo hace en lo que antes era San Francisco, llamado Área de la Bahía en su conjunto, presentando así un enorme mapeado dividido en cinco zonas distintas: el monte Tam, Madera, Marin, Sausalito y San Francisco propiamente dicho. Claro que esta conocida ciudad está bastante cambiada; para aquellos que no sigan la serie, la historia de Defiance nos cuenta que en 2013 varias naves espaciales denominadas Arks llegaron a la Tierra con los Votans a bordo de ellas, un colectivo compuesto por siete razas diferentes, que venían huyendo de un sistema solar moribundo y habían elegido nuestro planeta como su nuevo hogar. Al principio hubo paz entre humanos y alienígenas, pero los conflictos no tardaron en explotar y se produjo una larga y cruenta guerra, conocida como las Guerras Pálidas, que cambiaron para siempre los gobiernos y sistemas políticos de la Tierra.

Además, en 2030, por causas desconocidas, la flota Votan todavía en órbita explotó, provocando lo que se conocería como el Arkfall, cientos de escombros alienígenas llovieron sobre el planeta, algunos de ellos tecnología de terraformación, que al impactar contra el suelo se activó, cambiando para siempre el paisaje terrestre y sus criaturas. En 2030, durante una cruenta batalla en San Francisco, soldados de uno y otro bando decidieron abandonar las armas y ayudar a los civiles en la que se llamaría la Batalla de Defiance y que sería el germen para el alto fuego firmado un año después, poniendo fin con el Armisticio al conflicto y comenzando la convivencia entre humanos y Votans.

Defiance

Es en este cambiado mundo, donde la Earth Republic (E-Rep), el Colectivo Votan y diferentes ciudades estado conviven en un intento por sobrevivir, rodeadas por los peligros de los yermos y la continua caída de fragmentos de Arks. El Área de la Bahía es una zona restringida dada su contaminación y la presencia de enemigos hostiles, pero también es el sitio perfecto para un Ark Hunter deseoso de hacer negocio y prosperar. Y ese es el papel que encarnamos en el juego, un Ark Hunter contratado por Von Bach Industries para buscar una importante y peligrosa tecnología que puede cambiar de nuevo el aspecto de la Tierra o convertirse en un arma de proporciones inimaginables.

Así, tras crear a nuestro personaje eligiendo (por el momento) entre dos razas: humanos e Irathient, y cuatro orígenes: Veterano, Superviviente, Fuera de la Ley y Maquinista, el comienzo del juego nos deja, tras un accidentado vuelo y caída de la nave en la que viajamos, en el monte Tam, donde deberemos afrontar nuestra primera misión, que no es más que encontrar el puesto de avanzada de los soldados de la E-Rep y echarles una mano en un puñado de tareas sencillas; estos primeros compases nos permitirán hacernos con el sistema de juego, las armas y los controles y familiarizarnos con el sistema EGO (Environmental Guardian Online en sus siglas en inglés), una IA creada con tecnología alienígena e implantada en nuestro cuerpo que potencia una parte durmiente de nuestro ADN, dándonos la capacidad de usar uno de cuatro poderes y las mejoras que se derivan de él. Además, también nos darán acceso a nuestro primer vehículo, algo muy necesario para recorrer las largas distancias entre zonas y objetivos, algo que según vayamos descubriendo enclaves podremos acortar gracias al viaje rápido.

La dinámica del juego es realmente sencilla y, aunque al principio pueda parecernos que el interfaz es un tanto lioso, lo cierto es que no se tarda nada en acostumbrarse a él y saber navegar por las pantallas del menú. Siendo un shooter, la idea es disparar a todo lo que se mueva y tenga una barra de vida roja sobre su cabeza y en el Área de la Bahía no faltan enemigos: humanos mutados del EMC, Raiders, los cibernéticos 99ner, o los misteriosos Dark Matter o los Hellbugs, no nos vamos a cansar de disparar cada vez que nos crucemos con ellos, y cada uno de estos grupos tiene diferentes tipos de enemigos que exigen diferentes técnicas para matarlos con rapidez.

Defiance

Y para ello vamos a contar con una considerable variedad de armas y una más que notable capacidad para modificarlas, todo ello con diferentes niveles clasificados con colores para identificar los mejores equipos con facilidad. Podremos usar desde rifles o fusiles de asalto, escopetas, rifles de francotirador, lanzacohetes, lanzagranadas o hasta pistolas de munición vírica, tanto humanas, como votans, a las que podremos añadir cuatro diferentes mejoras que las harán más potentes o fáciles de manejar. Además, algunas armas contarán con efectos especiales, como munición electrificada, radioactiva o incendiaria. Todo se reduce a equiparse bien, apuntar y disparar, preferiblemente a la cabeza. Aunque eso sí, el sistema de coberturas deja que desear, pues no podemos pegarnos a muros u otros escombros, para cubrirnos solo podremos ocultarnos tras obstáculos y esperar a que nuestro escudo se recargue antes de volver a salir al ataque. Un notable hándicap que puede complicarnos las cosas en determinadas ocasiones.

El título cuenta con una campaña individual (aunque no es raro que alguien te eche una mano a veces a llevar acabo algunas partes de ella) basada en misiones progresivas divididas en cinco actos que nos llevarán por todas las zonas del Área de la Bahía y en las que conoceremos a los diferentes personajes que la pueblan y con los que trataremos habitualmente (como el propio Von Bach, la Ark Hunter Cass, el Guardián de la Ley Cooper, Varus, Ara, etc.). A su vez, cada vez que terminamos una de estas misiones, o una parte de ella, tenemos acceso a misiones secundarias en la zona en la que nos encontremos durante ese acto y que están relacionadas con los problemas del lugar. A esto hay que sumar las Misiones de Episodio, que aparecen relacionadas con los capítulos de la serie y tres desafíos distintos que podemos repetir tantas veces como queramos: Hotshot, Rampage y Time Trial, las dos primeras consisten en disparar contra diferentes oleadas de enemigos y la tercera en conseguir el mejor tiempo en diferentes recorridos con los vehículos del juego.

Junto a ello, y siguiendo esa interrelación con la serie, tenemos también un buen número de objetivos (o «pursuits» como se llaman en el juego) a cumplir agrupados bajo Primera Temporada y por Episodios, y puntos de reputación que ganar con las cinco diferentes «facciones» al realizar contratos con ellas. Mientras que los objetivos de Primera Temporada se pueden lograr más o menos al recorrer el mapeado e ir haciendo otras misiones o buscando restos de Arks y estarán disponibles durante todo el año, los de Episodios tienen una duración menor, no exactamente una semana, pero sí que un tiempo limitado para poder llevarlos a cabo y están relacionados con algunos de los aspectos del capítulo emitido. Por otro lado, los contratos tienen aún una duración menor, de horas o días, varían y se actualizan y finalizarlos nos dará puntos de reputación que serán necesarios para adquirir objetos de determinados vendedores.

Defiance

Superar misiones principales, secundarias o lograr objetivos nos darán puntos de experiencia, scrips (que es la moneda del juego y la serie), recursos (necesarios para modificar armas), Key Codes y Key Fragmentes (que funcionan como moneda también), posibles objetos como armas o ropa, a veces hasta títulos paral el personaje y puntos de EGO Rating, que sustituye a los clásicos niveles de personaje.

En Defiance no tendremos el habitual nivel 1 a 100, sino que iremos subiendo nuestro EGO Rating, ganando a su vez Unidades de EGO para desbloquear las mejoras del poder que hayamos elegido tener activo, divididos entre: Decoy (enviamos una imagen proyectada nuestra para engañar al enemigo), Overcharge (nuestras armas hacen más daño durante unos segundos), Blur (mayor velocidad y daño cuerpo a cuerpo) y Cloak (hacerse invisible durante 15 segundos). Estos poderes son activos, mientras que las mejoras (denominadas «Perks») son pasivas; podremos llevar hasta nueve mejoras activadas al mismo tiempo. Y también es posible resetear estos poderes pagando por ello, de manera que podemos volver a redistribuir nuestras unidades de EGO, si no nos convence las que llevamos en el momento.

Elegir entre un poder u otro está muy relacionado con la manera de jugar de cada uno, es obvio que Cloak o Decoy están pensado para aquellos que prefieren el rifle de francotirador y disparar desde la distancia y bien ocultos, mientras que Overcharge o Blur están más destinados para aquellos a los que les gusta ir de cabeza al combate y hacer mayor daño de melee. En principio parecen pocas opciones entre las que elegir, pero si nos detenemos en las Perks, vamos a encontrar un número amplio entre las que elegir para desbloquear y después, cuáles son las que más nos conviene equipar al personaje.

Defiance

Dado el número de opciones, el juego nos permite tener hasta cinco configuraciones de personaje distintas (aunque al comienzo solo tenemos acceso a dos, el resto hay que ir subiendo de rating para abrirlas), donde tener equipadas diferentes armas, ropa, escudo y tipos de mejoras, pudiendo alternar entre ellas durante los combates, utilizando la que mejor se ajuste al enemigo del momento (un sistema mucho más rápido que ir teniendo que cambiar de armas).

La subida en el EGO Rating también nos ampliará el número de objetos que podemos llevar con nosotros y las modificaciones que podemos hacerles a las armas en el Salvage Matrix, que van desde reducir a recursos las armas sobrantes, a ampliar sus slots para mejoras (hasta un total de cuatro), equiparles dichas mejoras o recuperarlas perdiendo el arma en el proceso o eliminarlas perdiéndolas pero conservando el arma. Y como decíamos más arriba, las opciones de modificación son bastantes, aunque conseguir dichas modificaciones no es tarea sencilla; la mayoría se consiguen con las misiones, pero son modificadores al azar y no todos los vendedores tienen lo que buscas. Así que en ocasiones es mejor pensarse si poner o no un modificador en algunas armas de nivel bajo, ya que, aunque son recuperables, la cantidad de recursos que nos cuesta recuperarlas se eleva cuanto más mejoras y nivel tenga el arma.

Otras dos formas de ganar experiencia en el juego son mediante la captura de fragmentos de Arks, que cada cierto tiempo caen del cielo y provocan un pequeño caos de hellbugs u otros enemigos a su alrededor a los que derrotar para hacernos con ellas; las hay pequeñas y de un solo enfrentamiento y las hay grandes de varios y una especie de jefe final enorme. Capturar un Ark no es tarea fácil y exige la colaboración de varios jugadores, las más grandes de un buen número de ellos, además, cada una tiene su propia estrategia, que nuestra IA interna nos irá diciendo durante el enfrentamiento. Al finalizar, podremos ver el daño y las muertes causadas en un ránking de los veinte mejores jugadores, y las recompensas ganadas.

Defiance

La otra forma consiste en jugar mapas cooperativos o competitivos; estos están disponibles desde el comienzo del juego, aunque diferentes mapas y zonas se irán desbloqueando según avancemos en la campaña individual, descubramos áreas y suba nuestro rating. En los mapas cooperativos, que son de hasta cuatro jugadores, deberemos cumplir una pequeña misión y terminarla acabando con el jefe final del mapa. En los competitivos, con mayor número de participantes, se divide a los jugadores en dos grupos enfrentados, ganando el que mayor número de muertes infrinja. Para estos mapas podemos contar con nuestro equipo habitual, aunque en el modo competitivo nuestra vestimenta cambiará. Ganar en determinados mapas de ambas clases constituye también parte de los objetivos generales y de los contratos.

A parte, cuanto más usemos un arma determinada, más experiencia y habilidad ganamos para la clase; todas las armas tienen puntos de experiencia para ganar mediante su uso, cada vez que dominamos una de ellas alcanzando su puntuación máxima, suben los puntos de habilidad que tenemos con la clase, otorgándonos mejoras como mejor retroceso, mayor daño o puntería, menor tiempo de recarga, etc. Así pues, cuantas más armas distintas utilicemos, más repartida estará dicha experiencia, mientras que si nos centramos en el uso de una clase determinada, como los fusiles de asalto, mayor número de mejoras tendremos.

En cuanto a la dificultad, si seguimos la misión principal antes de «desmadrarnos» mucho e irnos a explorar por nuestra cuenta, el juego tiene una curva progresiva que lo hace accesible casi para cualquier jugador, incluso si este es su primer shooter on-line, con los diferentes enemigos ocupando zonas determinadas (aunque eso no quiere decir que no aparezcan en otras zonas de tanto en tanto) y en nivel progresivo. Por otro lado, el título tiene un alto componente cooperativo y no es nada raro que una misión se lleve a cabo entre varias personas que coincidan a la vez en ella o que alguien que pase por allí decida echarte una mano, cosa que facilitan los escenarios dinámicos, con eventos apareciendo casi continuamente en el mapa.

Defiance

Un detalle, no temáis caer de enormes alturas, el «estrellaros» contra el suelo nunca os hará daño. Afortunadamente, nuestro personaje también sabe nadar y lo de morir ahogado tampoco ocurrirá. Eso sí, cada vez que muramos y no podamos recuperarnos o alguien nos cure, seremos devueltos, previo pago de scrips, a la última zona de control por la que pasáramos.

Y, como no podía ser de otra manera en un juego de estas características, Defiance cuenta con un sistema de Clanes al que los jugadores se pueden unir mediante invitación de sus líderes; los Clanes pueden contar con boost que van desde ganar más experiencia, scrips, objetos…

Respecto al apartado técnico, en Defiance se puede apreciar un trabajo cuidado y evidente, pero que no deja de tener sus carencias y fallos, a parte de los bugs y problemas típicos del lanzamiento de un MMO, que sus desarrolladores tratan de solucionar tan rápido como pueden (ya ha tenido su primer gran parche y en el propio menú del juego podemos reportar todos los bugs y problemas que nos encontremos).

Gráficamente el título plasma fielmente los paisajes que ya podemos apreciar en la serie, aunque estos en la zona de San Francisco; esas vistas entre familiares y alienígenas fruto de la terraformación que crean un ambiente y atmósfera de juego únicas, con escenarios que varían según la zona, entornos amplios de campos abiertos o lo que quedan de las ruinas de la antigua ciudad, campamentos enemigos y aliados, carreteras y caminos; sin embargo se aprecian pocas texturas, hay cierto efecto de popping y la línea del horizonte está poco definida. Aunque por otro lado, la iluminación, el paso del día a la noche, el cambio en el cielo y la atmósfera cuando cae un Ark, la niebla habitual de la bahía al amanecer y el diseño y recreación de las armas están bastante logrados y añaden cierto nivel de detalle que se agradece visualmente, y eso que el modelado de personajes no es muy variado, aunque los NPCs importantes cuentan con su diseño único. Las cinemáticas con el motor del juego quedan bien y le dan algo de «vistosidad» a algunas misiones. Aunque son perceptibles ciertos fallos de sincronización horizontal de tanto en tanto.

Defiance

En cuanto al sonido, nos encontramos un buen trabajo en efectos y también en doblaje para los NPCs, con una buena variedad de voces. Quizá donde flojea es en el sonido de los vehículos, no muy realista, pero en lo demás y, sobre todo en los efectos sonoros de los diferentes tipos de armas, vamos a escuchar una amplía gama de ellos, dependiendo del tipo de arma que estemos usando. El sonido ambiente nos acompaña de continuo, así como la banda sonora de juego y serie, aunque en grandes concentraciones de jugadores, es posible notar cierta pérdida en la calidad del mismo.

Lo que sin duda es un hándicap para el público hispanoparlante es que el juego está completamente en inglés, incluidos los subtítulos, lo que puede hacer complejo disfrutar de él para quienes no lo dominen, ya que continuamente se nos suministra información, ya sea en texto en pantalla, cosas que nos cuenten los otros NPCs o lo que nuestro EGO nos chive al oído.

En cuanto a la conexión, en la versión que nosotros hemos jugado, Xbox 360, apenas hemos notado lag o problemas de latencia, aunque es cierto que cuando se juntan muchos jugadores en un Arkfall, vamos a notar cierto ligero retardo en la imagen y el sonido, pero nada excesivamente grave o que nos provoque problemas y muertes tontas durante el juego. Tampoco hemos apreciado problema alguno a la hora de acceder a los servidores, aunque en Defiance el propio mapa funciona como servidor, no tenemos salas de espera ni servidor para elegir, simplemente accedemos al mapa y en él elegimos que misiones o mapas llevar a cabo.

Finalmente, señalar que las microtransacciones van a tener un peso importante en el juego, aunque podremos jugar sin gastarnos un solo euro en ellas, lo cierto es que los mejores equipos solo podrán encontrarse a cambio de Bits (moneda que podremos comprar en la Defiance Store). Además, se espera la llegada de diferentes DLCs que ampliarán la experiencia de juego.

Defiance

En cuanto a su interrelación con la serie, ya hemos comentado algo a lo largo del análisis, pero lo cierto es que sus efectos y aplicación solo podremos verlo a largo plazo, a medida que la serie avance y tanto ella, como el juego tengan cierto impacto el uno el otro. Aunque no es necesario ver la serie para jugar y entender el juego, lo cierto es que el nivel y la experiencia de inmersión serán mayores si seguimos el programa de televisión, haciéndonos sentir parte de este nuevo universo de ciencia ficción. Muchos jugadores se preguntan ya, si la serie no se cancela y continua para una segunda temporada, cómo afectará eso a los eventos del juego y viceversa. Por qué la idea de sus creadores es que ambos productos estén conectados y relacionados, afectándose mutuamente en algunos aspectos. Ya en el primer episodio pudimos oír en el discurso de Amanda Rosewater, la alcaldesa de Defiance, hacer referencia a los 99ner, y verlos luego en el juego y tener que luchar contra ellos es más que algo curioso. O darte cuenta de que el cristal que Nolan e Irisa usan al principio del capítulo piloto no es otro que el que tú les «ayudaste» a conseguir en la primera misión de episodio del juego.


En conclusión, Defiance no deja de ser un MMO shooter en tercera persona que sigue la dinámica típica de estos juegos, disparar y seguir disparando, realizando misiones, conquistando mapas cooperativos o competitivos y ganando experiencia para «subir de nivel», pero cuenta con elementos que lo diferencian del resto, el más importante, su conexión con la serie de televisión, algo que bien llevado y sabiéndolo usar a su favor, puede crear una nueva y gratificante experiencia de juego, pero que también puede lastrarlo si la serie no cuaja y acaba siendo cancelada. Sencillo, divertido y adictivo, con amplías posibilidades para la personalización de armas y personajes, un sistema de habilidades reducido pero bastante completo, un entorno de juego estable (salvo algún que otro bug y problema que se han ido subsanando) y lo que prometen ser horas de diversión on-line por delante. Si la cosa funciona, puede que estemos ante ese nuevo producto 3.0 de verdad. Habrá que esperar y ver. Por ahora, un juego recomendable si te gustan los shooter on-line o quieres iniciarte en ellos. Lo malo, que está totalmente en inglés.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Defiance
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?