ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Special Forces Team X


 PlayStation 3  Microsoft XBox 360
Helena Ramírez   19/02/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Un shooter multijugador en tercera persona con un alto componente de juego en equipo y el saber usar las coberturas y el terreno a tu favor, es la nueva propuesta de Zombie Studios en Special Forces Team X.
Lo primero que deja claro Special Forces Team X es que es un juego puramente pensado para entrar en acción desde el mismo momento en que lo descargamos a nuestra consola o PC. Tras elegir el aspecto y equipamiento básico del personaje que encarnaremos en pantalla (algo que podemos hacer dentro de la sala de espera antes de la partida), pasaremos a buscar una partida abierta a la que unirnos o a crear una nosotros mismos. Special Forces Team X es enteramente multijugador, por lo que olvidaros de ninguna clase de campaña individual, aquí se apuesta por el juego en equipo y cuantos más mejor.

Como decíamos, es un shooter en tercera persona muy orientado al juego en equipo, ya que permanecer con nuestros compañeros es la clave para ganar la mayoría de modos de juego con los que cuenta el título. Y para ello nos hará falta también visión estratégica y buena coordinación con el resto de jugadores para poder ganar el mayor número de puntos y hacernos con la victoria. 

Special Forces Team X cuenta con un total de cinco modos de juego distintos en los que podremos combatir: Duelo por Equipos, Zona Caliente, Objetivo VIP, Capturar la Bandera y Punto de Control. En todos ellos el objetivo principal es conseguir el mayor número de puntos para nuestro equipo (o alcanzar el tope propuesto) y la manera de hacerlo varía según el modo. Por ejemplo, en Duelo por Equipos conseguimos un punto por cada enemigo abatido; en Objetivo VIP, siempre hay un jugador VIP que gana tres puntos por enemigo muerto, mientras que sus compañeros ganan dos, si eliminas al VIP, tú pasas a serlo; en Punto de Control tenemos que hacernos con los tres puntos destacados del mapa y conservarlos, ganando un punto por segundo al mantenerlos; Zona Caliente es parecida, solo que los puntos los conseguimos al permanecer en una zona determinada; y Capturar la Bandera es el clásico de toda la vida. Cada sesión de juego dura 10 minutos, pero puede terminar antes si se alcanza la puntuación máxima. 

Special Forces Team X

El juego permite que participen entre dos y cuatro equipos al mismo tiempo, en partidas que pueden ser asimétricas y alcanzar un total de 12 jugadores a la vez. Podremos elegir el equipo al que unirnos en la sala de espera y el equipamiento que queremos usar, si no lo hemos hecho antes. Antes de comenzar el combate, podremos votar por los escenarios en los que queremos jugar y que formarán el mapa de juego.

Este mapa se constituye a través de tres escenarios distintos unidos entre sí; desde una planta de tratamiento de aguas, pasando por un almacén o un vertedero, hasta edificios en obras, podremos hacer tantas variaciones como queramos (o nos permitan el resto de jugadores), creando diferentes zonas de juego para los combates. Se pueden crear hasta 100 variaciones distintas, aunque eso no quita que pasado un tiempo hayamos memorizado esos entornos a la perfección y sepamos cuáles son las mejores ubicaciones para emboscar al enemigo.

Y es que el saber moverse por el escenario es importante; quedarse quieto en una zona puede significar morir fácilmente. Permanecer con nuestros compañeros y no quedarnos quietos demasiado tiempo o buscar la mejor posición para defendernos y aguantar son clave para conseguir un buen puñado de puntos. Eso sí, cada vez que muramos, pasados unos segundos podremos volver al juego con los objetos recargados, aunque perderemos cualquier arma distinta que hubiésemos recogido en el escenario, ya que al morir, los personajes sueltan sus armas y podemos intercambiarlas. Además, de vez en cuando, aparecerán armas únicas en el escenario (metralletas pesadas, sierras eléctricas o rifles de francotirador, por ejemplo). 

Special Forces Team X

Aquí el juego hace cierta gala de «realismo» y morir es algo relativamente fácil, bastarán unos cuantos tiros, la explosión de una granada cercana o un disparo certero a la cabeza para mandarnos de vuelta a «la casilla de salida». Y no hay nivel de dificultad, ya que este viene marcado por la habilidad de compañeros y enemigos.

A poder ganar también ayudará el equipamiento que escojamos. Al comienzo del juego tendremos poco donde elegir, pero según vayamos subiendo de nivel gracias a la experiencia ganada durante las partidas (por número de muertes, puntos conseguidos, ser del equipo ganador, etc.), iremos desbloqueando diferentes armas, mejoras y objetos que usar en batalla. Y por supuesto, las mejores cosas exigen los niveles más altos.

Special Forces Team X cuenta con un buen apartado de personalización del personaje, aunque solo podremos elegir entre cuatro prototipos de soldado (solo dos al comienzo), podremos elegir el arma principal, la secundaria, los objetos, las habilidades y la ropa que van a llevar. 

Special Forces Team X

En el tema de armas, el juego está limitado a los fusiles de asalto y de francotirador; fielmente recreados, nos vamos a encontrar diferentes modelos Kalashnikov, M14, M60, Colt M4A1, Sig Sauer, FAMAS…, para el arma principal, acompañada de una serie de mejoras para personalizarlos, como miras, silenciadores, cargadores, etc. Para el arma secundaria vamos a poder optar entre pistolas, cuchillos de combate, escopeta y escopeta recortada. En cuanto a objetos, podremos portar dos y tenemos desde granadas, a minas, pasando por trampas explosivas y perros centinelas que achucharles a los enemigos. También podremos hacer uso del cuerpo a cuerpo, aunque estos ataques no son muy precisos y nos exigirán acercarnos por la espalda, sino queremos que nos agujereen sin contemplaciones.

Respecto a las habilidades, se dividen en pasivas y activas y solo podemos tener dos seleccionadas, así que es importante buscar cuál es la que más se adecua a nuestro modo de juego. Fortaleza, rapidez, concentración, detección de trampas o minas o cargadores ampliados son algunas de las habilidades que iremos desbloqueando cuando alcancemos determinados niveles.

En cuanto a la ropa, como no podía ser de otra manera, contamos con diferentes uniformes de tropas de asalto y operaciones especiales, cuyo color también podremos cambiar eligiendo entre diferentes clases. 

Special Forces Team X

Con todo, lo que más importancia tiene a la hora de jugar son las armas escogidas, los objetos y habilidades, ya que ni la ropa ni el tipo de personaje que escojamos van a darnos ninguna clase de ventaja extra. De hecho, aunque hay armas evidentemente mejores que otras, la habilidad y pericia que tengamos a la hora de jugar será lo que verdaderamente importe y nos haga matar más que morir. Así, y como no podía ser de otra manera en un juego de estas características, el uso de las coberturas es importante y estas abundan en los escenarios.

Pasando al apartado técnico, Special Forces Team X es un juego bien trabajado, no alardea de grandes efectos visuales o sonoros, pero mete en ambiente y recrea bastante bien escenarios, personajes, armamento y complementos. No esperéis un dechado de texturas en los entornos, estos lucen correctos y reconocibles y las animaciones están bien hechas. El sonido acompaña sin música de fondo durante los combates, de manera que lo que oímos es lo que nos rodea y los disparos cercanos o lejanos de compañeros y enemigos. No se aprecia lag ni retardos en las partidas con mayor número de jugadores y los escenarios se muestran estables y consistentes (salvo cuando un personaje se queda pegado a una pared, en esas ocasiones la cámara lo traspasará, afortunadamente solo ocurre cuando mueres y la cámara enfoca al enemigo que te ha matado). No hay cambio en las condiciones climáticas, ni escenarios de juego nocturnos.

Por su parte el control es sencillo y rápido de dominar, con buena sensibilidad del mando, aunque al correr nos cuesta un poco más controlar la dirección de la carrera y frenar a tiempo antes de saltar algún obstáculo o cobertura. El sistema de apuntado se puede ajustar en la configuración, así como la sensibilidad del mando.

En conclusión, Special Forces Team X es un título que puede resultar entretenido las primeras horas de juego, pero no ofrece más alicientes que los de subir de nivel para desbloquear las armas, objetos y habilidades más potentes y competir para que tu equipo gane el modo de juego escogido (algo que resulta más atractivo si juegas con amigos o conocidos). Las combinaciones de escenarios parecen variadas al principio, pero tras unas cuantas horas jugando, habremos memorizado cada uno de ellos, solo cambiará su ubicación en el mapa. Si te gustan los shooter multijugador en tercera persona sin más complicaciones que encender el juego y ponerte a dar tiros, este es un título a tener en cuenta, aunque no tiene nada que lo destaque especialmente dentro del género.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Special Forces Team X
Special Forces Team X
Special Forces Team X
Special Forces Team X
Special Forces Team X
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?