ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Orpheus, de M.Braceli


 Terror / Suspense
Jorge Lara Gómez   11/02/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     «Voy a hacerte un regalo, Orfeo. - Pensé que Scyla podía ofrecérmelo todo ¿qué puedes ofrecerme tú que no esté al alcance de SAITO?. – Yo, Orfeo, puedo darte La Verdad…»
Portada Orpheus“69”, bonito número, y no por lo que están pensando vuestras mentes “sucias”, sino porque con una misma cifra se construye una más grande usando su gemela… 69 fueron los relatos presentados al Certamen Domingo Santos del pasado año 2012.  De entre los 6 finalistas, uno, a juicio del “comité de sabios” reunidos allí, destacaba por encima del resto, era la estrella que más brillaba en el firmamento: “Orpheus”, de M. Braceli (máscara granadina tras la cual se oculta Manuel F. Bueno). Orpheus, latinismo/anglicismo de Orfeo, personaje principal de ésta, una novela, corta, realmente completa.

Dos motivos me llevaron a solicitarla para su reseña. Uno, el más interesante, la mezcla de géneros que prometía: ciencia ficción cuyas raíces hunde en la mitología griega, con un almizcle de elementos del género policíaco, el Biopunk (manipulación genética dentro de una sociedad underground), el cine negro (film noir, como dirían los puretas) y el anime (aunque éste me ha sido más difícil de reconocer).  El otro, el más controvertido: quería saber por mi mismo como de justificado estaba el revuelo originado en la red a raíz de la publicación del adelanto de la misma en el que tras su lectura se dejaba entrever una corrección deficiente, una inexactitudes científicas y un abuso de “reiteraciones de expresiones superfluas”. De todo ello hablaremos a continuación.

¿Qué tienen en común dos hermanos gemelos, una multinacional que pretende competir contra las mismísimas estrellas, una galaxia far, far away, un gótico castillo, el mito de Adán, la biotecnología, una estrella abocada a ser engullida por un agujero negro, la mitología griega y un enigma como “bonus track”? Sencillo: “Orpheus” (Kelonia Editorial, colección Kelonia Ficción y disponible en FantasyTienda), un pequeño gran relato.
¿Y cómo consigue mezclarlos? En palabras del propio autor se trata de “Una historia trepidante sobre una corporación que proporciona energía “limpia” a toda la galaxia experimentando con niños gemelos, el sueño y el sonambulismo y en la que hay un castillo gigantesco abandonado en un asteroide que encierra un gran secreto”, y como ya hemos dicho, se sirve de muchos de los mitos y leyendas de la cultura griega, especialmente de la de Orfeo y Eurídice, para dar vida y sentido tanto a los personajes como a los lugares.

Image Orpheus y EurídiceAsí por ejemplo los jóvenes hermanos gemelos les deben sus nombres al Dios del Sueño, Morfeo y al músico y héroe que descendió al inframundo con su lira para rescatar a su amada: Orfeo, auténtico protagonista junto a un enigmático personaje llamado Ridi, de este relato. La nave de transporte en la que viajan junto a su padre, Charles Duncan un afamado doctor en Virología, Microbiología y Parasitología, se llama Caronte, como el barquero que transportaba las almas de los muertos al Más Allá.  Su destino, una base científica, es Scyla, como el ser que habitaba un lado de un estrecho paso marítimo, y que en su orilla opuesta tenía a Caribdis, el tifón que devoraba todo lo que se ponía a su alcance, que aquí adopta el nombre y la forma de un agujero negro que amenaza con “tragarse” se sopetón a Perséfone (la diosa del inframundo) la estrella a alrededor de la cual orbita Minos (como el de rey de Creta, hijo de Zeus y Europa), un asteroide de la galaxia ENDE.

Pero hay más analogías, que a ti amig@ lect@r te tocará encontrar, como las referentes a Estigia, la laguna de los muertos; los Argonautas, aquellos héroes que acompañaron a Jasón en su búsqueda del vellocino de oro. Katabasis, el descenso al inframundo, los majestuosos Titanes; las Sirenas de cantos tan embelesadores como mortales, o el peligroso y voraz Demiurgo, ese ser con cuerpo de serpiente y cabeza de león… y todo esto trasladado al año 3030: la Tierra hace mucho que dejó de ser siquiera un recuerdo en el que siglos atrás se extinguieron las últimas especies animales y vegetales, poco antes de que explotara y sus fósiles quedarán esparcidos por el universo.

Las bases del Domingo Santos establecían que Kelonia era la editorial que publicaría la novela ganadora del certamen Lo consideré una suerte, una oportunidad y un honor mucho más valioso que el premio en metálico."


¿Qué demonios trama SAITO, LA todopoderosa multinacional que proporciona energía pura a toda la galaxia gracias a sus “mágicos” reactores de fusión que funcionan con un misterioso compuesto llamado: Hikari, la luz liquida, en un asteroide que tiende a cero, como el logaritmo de 1? Esta es una de las múltiples preguntas que se hará Orfeo tras desembarcar en Scyla de la mano de su hermano y su padre, y conocer a un enigmático personaje que habita en las alturas: El Rey de las Ratas y que le hará un regalo con el que dará comienzo una carrera contrarreloj por su supervivencia, la de su familia y la del propio asteroide. Un recorrido que deberá hacer solo, como las buenas odiseas, las que forjan héroes, pero el cementerio está lleno de héroes y en muchas ocasiones la ignorancia es bella y el conocimiento dolor. Orfeo ha abierto lo ojos, y lo que es más importante en Minos: la mente, y ha empezado a sufrir, a dar sus primeros pasos hacia la odisea que le aguarda… pero más sufrió Ulises y salió victorioso.

En la novela de Manuel F. Bueno, alias M. Braceli por razones mnemotécnicas: “Todo el mundo se equivocaba y escribía Manuel F. B. o M. Fernández Bueno o Manuel Bueno. Era realmente caótico, así que rescaté Braceli, que es el apellido de mi bisabuelo, a modo de identidad” también hay amor, como cualquier tragedia griega pero sin empachar, hay coqueteos con las drogas del sueño, la clonación y la reprogramación cerebral. Hay persecuciones suicidas, paseos en gravedad cero, luchas descarnadas, enigmas, heroísmo y tristeza, hay emoción y misterio, ternura y esperanza, personajes adorables y otros viles hasta la médula y todo ello en una trama tan bFoto M. Braceli Orpheusien trabajada como su esmerada labor de documentación, correctamente narrada y con personajes carismáticos, y todo ello orbitando alrededor de una historia que sencillamente… funciona. ¿Se puede pedir más en apenas 170 páginas? Pues sí, porque en "Orpheus" también hay hueco para los homenajes, en los que además de los referidos a la mitología, podremos encontrar uno muy particular a Michael Ende (“La historia interminable", editorial Punto de Lectura y disponible en FantasyTienda); otro tan evidente como gratificante (al menos para mí) a “Matrix” de los hermanos Wachowski con reinvención de la escena de la “pastilla roja o azul” aquí sustituida por un emético natural: el café con sal; e incluso, aunque quizás me equivoque, una sutil referencia al psicópata Max Cady de “El cabo del miedo” de Scorsese que no será difícil de identificar.

Cuenta además con un prologo de lujo a cargo de Víctor Conde (el tinerfeño Alfredo Moreno Santana), ganador del Premio Minotauro 2010 y el Premio Ignotus 2011 por su novela “Crónicas del multiverso” (editorial Minotauro, colección Ciencia Ficción, disponible en FantasyTienda) además de con un curioso desafío (el bonus track) al final del libro en forma de resolución de un enigma oculto al inicio de cada uno de los capítulos: averigua que son, como se construyeron y el mensaje que ocultan y… continúa el viaje o empieza por la casilla de salida, según el cristal con que se mire.

Preguntado a su autor por la feliz idea de incluir este acertijo como colofón final, nos ha comentado que: “Hoy día, los libros interactivos, películas y videojuegos están llenos de bonus y material extra. Esto es lo que he intentado con este capítulo inédito que es necesario desbloquear: una experiencia más allá de la novela, un valor añadido con el que ampliar la historia de Orpheus”. Un servidor, llevado por la curiosidad que mató al gato ha conseguido resolverlo y acceder así a este capítulo del que hasta la fecha hay publicadas varias pistas: una al final del libro, otra en la web de la Federación Española de Fantasía Épica, una tercera, publicada hace pocos días en el blog del autor (donde podéis encontrar las dos mencionadas anteriormente) y dos más, quizás muy escondidas, en esta misma reseña. Capítulo del que tan solo os diré que lleva el título de “Cuando lleguen los Idus de Marte”, tiene una extensión de 22 páginas (de nuevo el número 22) y que bebe de la fuente de la Antigua Roma.

Simbolos M. Braceli Orpheus

¿Y qué hay de la corrección? Pues en efecto hay errores, quizás demasiados para una novela corta, pero el ejemplar que yo he leído es una "galerada", una versión en pruebas que me llegó por avatares del destino, y según me juran y perjuran todos los errores están corregidos en la edición "oficial", en cualquier caso de haberse escapado alguno, no haría desmerecer la novela. Prefiero una novela con errores pero entretenida, amena, con “gancho” que una totalmente pulcra pero “infumable”. ¿No es mucho más constructivo informar a la editorial para próximas reimpresiones o para que sigan mejorando día a día, que “cargar las tintas” con el único propósito de desprestigiar un trabajo que nace desde la ilusión de unos y el duro trabajo de otros?... ¿Las inexactitudes científicas? simplemente diré que quien quiera exactitud científica milimétrica que lea a Larry Niven, por ejemplo. ¿Y el abuso de “reiteraciones de expresiones superfluas”? bien, esta parte es muy evidente y hace referencia a la expresión: "ni tan siquiera eso" y en cualquiera de sus otras formas ("ni siquiera eso", "ni siquiera ellos"…), un detalle sobre el que su autor deberá reflexionar y pulir (también aparecen en el capítulo inédito), aunque, curiosamente, la expresión se repite el mismo número de veces que letras tiene el alfabeto fenicio así que incluso, aunque muy cogido por el pelo del bigote de una gamba, he llegado a pensar que se ha debido a un acto deliberado del autor, una broma personal suya vaya.

En cualquier caso, y como digo, son “detalles” que no empañan la novela de Braceli y que irán al “debe” de Kelonia y de su autor para próximas ediciones y/o trabajos, mientras tanto, disfrutad de esta idea tan pequeña que ni siquiera se llamaba "Orpheus", de una gran aventura en la antigua Grecia intergaláctica, y así como se decía en el Teatro Clásico al terminar una representación: “Perdón por nuestras muchas faltas”.

Grge dixit: “Los idus de marzo ya han llegado. -Sí, pero aún no han acabado

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
«The Power», de Naomi Alderman: Ciencia ficción feminista
Tráiler de The Discovery: ciencia ficción romántica
Norse Mythology, la mitología nórdica explicada por Neil Gaiman
Glare será la próxima serie de ciencia ficción para la HBO
La saga de ciencia ficción Dune regresa a la gran y la pequeña pantalla
Articulos Relacionados
Aníbal Cinco: enésima variación sobre la ciencia-ficción con el toque de Jodorowsky
Los jugadores de Titán, de Philip K. Dick: deliciosa ciencia ficción que lo cuestiona todo
Transcrepuscular, de Emilio Bueso: ciencia ficción lisérgica con caracoles simbióticos
La Carrera, de Nina Allan: un viaje de ciencia ficción
Las chicas son guerreras: 26 rebeldes que transformaron el mundo, de Irene Cívico y Sergio Parra: ciencia para todos
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Premio UPC de ciencia ficción 2010
Premio UPC de ciencia ficción 2010
Premio UPC de ciencia ficción 2010
Premio UPC de ciencia ficción 2010
Premio UPC de ciencia ficción 2010
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?