ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Dueños del Destino (Leyenda de una Era 2), de Guillem López


Yaiza Jara   05/02/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     El mundo que ha creado Guillem López es tan sumamente inmenso y espectacular.
Portada de Dueños del Destino (Leyenda de una Era 2), de Guillem LópezEn Burz Hatur, muy muy al norte, donde la nieve no deja de caer en ningún momento y las temperaturas no son lo que se dice “agradables”, un nuevo aspirante a hermano o clérigo templario intenta pasar la prueba de “El Tránsito” por su cuenta y riesgo, la cual trata de intentar sobrevivir allí durante veintitrés días sin pedir ayuda a nadie. Pero en esta ocasión, el joven se cobija en casa de Max.

Al mismo tiempo, Trisha, Anair y el resto de la compañía van camino de Dromm, donde el Inquisidor quiere hablar con el consejo para saber qué va a ser de Kali, la razaelita que los ha acompañado a lo largo de todo el camino. Por una parte, Anair quiere que la joven esté bajo su mando, porque es una baza importante de cara a la guerra, y por otra muy distinta, Trisha cuenta con llevarla a su nuevo hogar, junto con su tutora, Ela Adjiri (Señora de Róndeinn y protectora de los razaelitas).

De entre todos los clérigos, Tull y Suave son los únicos que le dirigen la palabra a Kali de Brume, mientras que Lestick y el resto ya no se comportan como antes, no desde que conocen su auténtico don.

Olen y Reid siguen defendiendo tanto a Kali como a Trisha a capa y espada, porque aunque son unos mercenarios más que sanguinarios –a ojos de muchos-, también tienen sus principios y su corazoncito. Además saben que Kali no consigue levantar cabeza, porque sigue culpándose de la muerte de Jared, su padre, que murió por protegerla, y no cree que su muerte haya merecido la pena.

Lejos de allí, Browen Levvo, príncipe de Misinia y único heredero del rey Abbathorn, siempre seguido desde muy cerca por su fiel guardaespaldas Gavein, habla con su gente para concretar cuál será su siguiente movimiento en el campo de batalla. La guerra ya ha comenzado.

¿Recomendación? Lógicamente a los que se hayan leído la primera parte de esta historia no tengo que recomendárselo siquiera, porque ya se lo habrán leído, y a los que no sabíais de su existencia, por favor, no desperdiciéis la oportunidad de conocer la historia.

Su hermana, la princesa Anja, se recupera de las heridas sufridas por el ataque de Eadgard y sus dos compañeros – Mina y Earric, un paladín de Vanaiar- cuando los sorprendió en plena huída. La joven Levvo debe desposarse con el señor de Ursa, Enro Kalaris, mientras que su querido hermano Browen debe contraer matrimonio con Leana Hornavan, de Bremmaner, pupila del duque y última sacerdotisa guerrera del linaje Keirá.

Ajenos a todo esto, Daima La y Dagir La desembarcan en Róndeinn para intentar solucionar sus problemas con los hombres. Quieren hablar con Ela Adjiri para confesarle que Mina está de su parte, pero que todo el plan ha dado un vuelco cuando el dichoso paladín que los acompaña, quiso vengarse del consejero del rey Levvo –el malvado Rághalak- y llevárselo con él, lo que al cabo de los días tuvo graves consecuencias. Y además, también le relata la conversación que mantuvo con Mukherjee, el Alto Navegante de Rendelín.

En mi opinión, esta segunda parte de la historia, "Dueños del Destino" (AJEC, disponible en FantasyTienda) que pudimos empezar a degustar con “La Guerra por el Norte” consigue que nos enganchemos antes a su lectura, ya que conocemos a los personajes principales de antemano, y además el autor dejó todas las historias en lo más interesante con el final del primer libro.

Se puede apreciar a simple vista el gran cambio que sufren los personajes, todos han crecido y evolucionado –unos a mejor y otros no tanto-, siendo posible un cambio radical en cualquier momento, al pasar a la siguiente página.

Ayuda también el hecho de que cada capítulo trate desde el punto de vista de un personaje distinto que nos va moviendo a lo largo de todo el mapa. Tan pronto puede ser entorno a Kali, Browen Levvo, Anja, Vanya, Anair, etc., lo cual nos ayuda a situarnos en el escenario, porque aunque se estén desarrollando las cosas en el mismo momento, no tienen nada que ver unas con otras, aunque todas están directamente relacionadas, pase lo que pase.

Guillem López

Muchos personajes tienen mi cartel de “favoritos” pero entre ellos quiero destacar a Anja Levvo, por su papel de víbora, hija, princesa, bruja y niña a la vez, que demuestra ser capaz de acomodarse ante cualquier situación, incluso cuando su vida está en peligro o no es como le gustaría, siempre tiene una sonrisa preparada y un truco infalible para cambiar su suerte. “Familia. Imperio. Dios” ese es el lema de un Levvo. Gracias a ella conocemos a varios personajes como Ziamud, su humilde servidor, Enro Kalaris, su futuro y bruto marido entre otros, pero lo que más me gusta, es que cualquier pensamiento o frase que diga en voz alta, deja un regusto amargo recordando a Rághalak, por algo será.

Otro de mis personajes destacados es Mardha, de la que sólo diré que nos la nombran ligeramente en el primer libro, y que ahora entra en escena pisando fuerte, porque le han arrebatado al amor de su vida, y lo único que quiere es venganza, ya que su vida ahora carece de sentido. Es una mujer fuerte, impredecible y letal para todo aquel que se acerque a ella sin preguntar.

¿Recomendación? Lógicamente a los que se hayan leído la primera parte de esta historia no tengo que recomendárselo siquiera, porque ya se lo habrán leído, y a los que no sabíais de su existencia, por favor, no desperdiciéis la oportunidad de conocer la historia que se cuece tanto por Dromm, por Dosorillas, por Ylarnna, por Aukana y por todos los alrededores de este gran mundo.

Hay princesas, reyes, guerras, sangre, amor, odio, misterio, asesinatos, magia, y siempre la intriga de no saber qué puede pasar en el siguiente capítulo, también advierto que no os encariñéis mucho con los personajes, porque pueden dejar de aparecer en cualquier momento.

Sólo me queda decir que el mundo que ha creado Guillem López es tan sumamente inmenso y espectacular, que no sé cuántos libros podremos disfrutar para saber cómo termina la guerra por el Norte, pero espero que sean muchos más.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
«Reboot», de Manu López, gana el Concurso Manga de Norma editorial
«Niebla en Tánger» (Finalista Premio Planeta 2017) de Cristina López Barrio, a la venta
Siruela publica en octubre una edición limitada de «Imperiofobia y leyenda negra» ampliada por su autora
Javier Sierra y Cristina López Barrio ganan el Premio Planeta 2017
Geronimo Stilton visitará el Museo del Prado de Madrid este jueves
Articulos Relacionados
Traición en Izman (La Rebelión del Sol II), de Alwyn Hamilton: una continuación adictiva
El Señor de las sombras, de Cassandra Clare: fantasía con carga social
La leyenda de las dos piratas, de María Vila: aventuras y amor en el S.XVI
The legend of Zelda Twilight princess 2: el destino del héroe
The legend of Zelda Twilight princess 1: comienza la mejor leyenda
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Grupo AJEC
El Sueño de Hierro, de Norman Spinrad
Portada de Axiomático, antología de relatos de Greg Egan
Historia Alternativa
Portada de Jitanjáfora, de Sergio Parra
Portada de El monstruo de las galletas, de Vernor Vinge
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?