ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

The Elder Scrolls V: Skyrim: Dragonborn


 Microsoft XBox 360
Helena Ramírez   02/01/2013
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una nueva expansión para Skyrim ya está aquí: con Dragonborn viajaremos la isla de Solstheim y deberemos hacer frente a Miraak, un antiguo y poderoso Sangre de Dragón que amenaza a la isla y sus gentes y a todo Tamriel. Nuevos gritos y la posibilidad de volar a lomos de dragón nos esperan en este DLC.
Dragonborn es el tercer DLC que sale para The Elder Scrollos V: Skyrim, una expansión en toda regla de este inmenso mundo explorable; no se trata solo de unas nuevas localizaciones como pudimos ver en Dawnguard, sino que la trama principal de Dragonborn se desarrolla en un entorno completamente nuevo, Solstheim, una isla al noreste de Skyrim, cercana a la frontera con Morrowind (de hecho, podemos ver en la distancia la Montaña de Fuego humeando y escupiendo ceniza continuamente). Solstheim es una isla de dimensiones considerables (comparable a las marcas más grandes de la propia Skyrim), con muchas localizaciones que ir descubriendo, ya que al llegar allí solo tendremos marcados en el mapa Roca del Cuervo, la capital de la colonia dunmer asentada en el sur de la isla.

Pero veamos de qué va exactamente Dragonborn. A poco que andemos un poco por Skyrim, tras descargar el DLC, seremos atacados por unos extraños tipos bajo el nombre de sectarios y que nos acusan de ser un fraude y que el verdadero Sangre de Dragón está por venir. Tras dar cuenta de estos enemigos y registrar sus cadáveres, descubriremos que vienen de la isla de Solstheim (presente en The Elder Scrolls III), a la que de momento solo podremos llegar tomando un barco en Ventalia tras convencer a su capitán. Al llegar a la isla y tomar contacto con las gentes de Roca del Cuervo, nos daremos cuenta de que algo no va bien, cuando cae la noche la gente actúa raro, nos responden con extrañas frases cuando intentamos hablar con ellos y se dedican a trabajar en un roca de aspecto sospechoso, además, cuando les preguntamos por Miraak, el firmante de las órdenes de ataque contra nuestra persona, no saben ubicarlo, les suena, pero no saben decirnos de qué, salvo indicarnos la dirección a un templo en el interior de la isla con ese mismo nombre. A partir de ese momento, comienza una nueva aventura para nuestro Dovahkiin

The Elder Scrolls V: Skyrim: DragonbornLa trama principal nos llevará a recorrer diferentes sitios de Solstheim, siguiendo los pasos del propio Miraak, un antiguo y poderoso Sangre de Dragón que se desvió de su camino y al que los propios dragones trataron de dar muerte, aunque no muy efectivamente, como podremos ver. Pero claro, Miraak cuenta con un pequeño secreto y es que hasta ahora ha estado al servicio del príncipe daedra, Hermaeus Mora, y su intención no es otra que volver al plano mortal para dominar todas las tierras de Tamriel (ya veremos cómo esa sed de poder tampoco le hace mucha gracia a su señor daedra). Así pues, tendremos que aprender y poseer los mismos conocimientos y poderes que posee Miraak, eso incluye más de una visita al reino de Hermaeus Mora, Apocrypha, lugar al que solo podremos acceder al leer los Libros Negros, cinco tomos ocultos por todo Solstheim que nos llevarán a esa extraña dimensión daedrica, por la que avanzaremos haciendo frente a Buscadores y Centinelas Acechadores, dos nuevos y fuertes enemigos que pondrán la acción en Apocrypha (aunque no es necesario encontrar todos los libros para terminar la trama principal). Cada vez que finalicemos uno de estos libros, se nos premiará con una habilidad o poder nuevos a elegir entre tres, estos van desde no herir con ataques, gritos o hechizos de destrucción a nuestros aliados, pasando por reforzar alguno de nuestros gritos, hasta la posibilidad de convocar a un criado dremora que cargue con nuestro equipaje de más.

A lo largo de la trama principal aprenderemos nuevos gritos que serán necesarios para vencer a Miraak: el Aspecto de Dragón y Someter Voluntad. El primero nos conferirá las ventajas de un dragón, piel endurecida, mayores resistencias y menor tiempo para la regeneración de vida, magia y aguante, además de potenciar nuestros gritos y reducir su tiempo de carga (como contrapartida, este es un grito que solo podremos usar una vez al día). El segundo nos permitirá primero someter a las piedras (algo necesario en la trama principal), después a los animales y finalmente a los dragones, lo que nos permitirá montarlos y volar sobre ellos, sin embargo, no podremos controlar la dirección de su vuelo, limitándonos solo a ordenarles qué enemigos atacar y atacar nosotros mismos desde su lomo con magia. 

The Elder Scrolls V: Skyrim: DragonbornSiguiendo la historia, también conoceremos a la tribu de los skaal, unos antiguos nórdicos que viven en armonía con la naturaleza y que a diferencia de los de Skyrim, creen en único dios. Realizando diferentes tareas para algunos de ellos, aprenderemos a tallar un nuevo mineral, el stalhrim. Y a Neloth, un hechicero telvanni que nos ayudará a encontrar uno de los libros negros imprescindibles para avanzar en la trama de Miraak.

Pero a parte de la esta historia principal, Dragonborn viene bien servido de misiones secundarias y ruinas dwemer que encontrar; muchos de los habitantes de Solstheim nos pedirán ayuda en alguna empresa que estén realizando o que necesiten que se realice, ya sea desentrañar la verdad sobre la muerte de un antepasado, evitar el asesinato del edil de Roca del Cuervo, conseguir jalea de netch, encontrar a un hermano desaparecido, conseguir un mapa, hacernos con un mítico tesoro… O simplemente, podemos vagar por la isla en busca de túmulos, ruinas, minas y montañas en las que encontrar algunas cosas interesantes. Desde luego, para ser una isla, en Solstheim hay mucho por hacer. Y eso consigue que las horas de juego de este DLC sean muchas más de las que en un principio podríamos imaginar; es cierto que la trama principal se puede realizar bastante rápido (aun así nos tomará su tiempo terminarla, aproximadamente 10 horas), pero dada la cantidad de localizaciones por descubrir y las numerosas misiones secundarias, Dragonborn no es un DLC de pasarse al cien por cien en un solo día o dos, lo que es de agradecer, dado su precio.

En cuanto a novedades, Dragonborn añade al juego cuatro nuevas ramas de herrería: quitina, molde de hueso, nórdico y stalhrim, lo que nos dará armaduras y armas más resistentes y potentes (salvo las armas de huesos de dragón, que siguen siendo superiores, pero pesan más); las lanzas como nuevo tipo de arma arrojadiza; tres nuevos gritos: los ya mencionados y Ciclón, un nuevo poder que desatará un pequeño tornado devastador y cuyas palabras están dispersas por la isla; la posibilidad de crear arañas explosivas (sí, habéis leído bien), si realizamos la misión secundaria donde aparecen; nos encontraremos con los rieklings (hasta podremos convertirnos en el jefe de una de sus tribus); y finalmente podremos acceder al vuelo a lomos de dragón, aunque debemos tener en cuenta que para poder volar en uno, primero debemos «cazarlo» con Someter Voluntad (sí, deberemos esperar a que aparezca uno o encontrar alguno si nos apetece pasearnos por los cielos). 

The Elder Scrolls V: Skyrim: Dragonborn

Como veis, Dragonborn es un DLC de lo más completo, pero cuenta también con sus fallos, como vamos a ver en el apartado técnico.

Gráficamente, nos vamos a encontrar los paisajes que han hecho famoso a Skyrim, inmensos y bellos escenarios que recorrer y explorar; Solstheim tiene un poco del norte, un poco de Morrowind y un poco de los siempre presentes dwemer, con las llanuras del sur cubiertas de ceniza y el accidentado norte bajo una capa de nieve; no hay grandes ciudades, sino pequeñas villas como Roca del Dragón y la aldea Skaal, o las enormes setas en las que vive Neloth; y Apocrypha, ese reino daedra oscuro y siniestro, con muros y suelos que se mueven y un diseño que parece salido de las novelas de H.P. Lovecraft y sus famosos mitos. Las nuevas armas y armaduras, así como los enemigos y aliados tienen el mismo diseño cuidado que presenta el título en general. Además, los efectos cuando activamos el Aspecto de Dragón quedan geniales sobre nuestro personaje. En cuanto al vuelo de dragón, se ve bastante fluido, aunque no dejaremos de notar algunos movimientos bruscos y pocos naturales. También durante el juego, nos ocurrió un par de veces el entrar a un edificio y encontrarnos cayendo al vacío en bucle a través del escenario, aunque la cosa se solucionaba volviendo a cargar la partida. 

The Elder Scrolls V: Skyrim - CapturaEl sonido es al que nos tiene acostumbrados este juego, con nuevos efectos para las nuevas criaturas y algunas de las localizaciones y tanto nuestros compañeros como algunos NPJs tienen algo más de elocuencia y expresividad a la hora de hablar, lo que se agradece, que a veces parece que no les sorprende nada de lo que ven. Pero aquí también hemos tenido algún problemilla, como algún efecto sonoro que se ha quedado sonando continuamente aún cuando hemos abandonado la zona, de nuevo, se soluciona al volver a cargar la partida o reiniciando el juego. La música cuenta con algunas melodías nuevas que nos seguirán acompañando de fondo en nuestros periplos por la isla.

Quizá, lo que más «decepciona» (por las expectativas creadas) de este DLC es el tan anunciado vuelo sobre dragones; uno podría esperar la posibilidad de poder controlarlos como hacemos con los caballos, pero lo cierto es que solo tenemos control sobre sus ataques, no podemos dirigirlos, salvo para realizar un viaje rápido a una zona conocida del mapa y este se hace como el normal, saltando una pantalla de carga, nada de ver cómo el dragón vuela hasta el destino escogido, una pena, la verdad; aunque el combate aéreo es bastante interesante y poderoso, acabar con enemigos ordenando al dragón a escupir su hálito de fuego o escarcha está muy bien y queda muy vistoso.

Como conclusión, Dragonborn es un DLC bastante completo, que alarga notablemente la vida del juego, estando disponible tras la primera hora del mismo, aunque dado los enemigos que nos vamos a encontrar, es recomendable visitarlo cuando tengamos un buen nivel; cuenta con un enemigo final fuerte y poderoso, que nos pondrá las cosas lo suficientemente difíciles como para suponer un buen desafío; tiene un buen número de misiones secundarias y novedades que añadir al juego original, nuevos gritos y la visita a viejos lugares de la saga como es Morrowind. Dado su precio, puede hacernos pensarnos el adquirirlo o no, pero si eres un fan de The Elder Scrolls y todavía quieres seguir disfrutando de lo que Skyrim tiene que ofrecer, Dragonborn es una de esas expansiones que merece la pena.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
The Elder Scrolls V: Skyrim - Captura
The Elder Scrolls V: Skyrim - Captura
The Elder Scrolls V: Skyrim - Captura
The Elder Scrolls V: Skyrim - Captura
The Elder Scrolls V: Skyrim - Captura
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?