ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Silent Hill: Book of Memories


 PlayStation VITA
Ana Pescador   03/11/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Altamente polémico en los ojos de los puristas de la saga, Book of Memories es pese a todo un experimento interesante que llamará la atención de los fans de los dungeon crawlers.
Silent Hill: Book of Memories fue desvelado con mucho misterio durante la conferencia de Konami del E3 2011. Lo único que se divulgó sobre el título fue su logotipo y que se trataría de una exclusiva para PlayStation Vita (por aquel entonces aún conocida como NGP). Hubo que esperar a noviembre del mismo año para ver las primeras capturas de pantalla, en las que se apreciaba un juego en vista isométrica, y conocer más detalles importantes, como que estaba siendo desarrollado por el veterano estudio norteamericano WayForward (Shantae, Contra 4, Double Dragon Neon) y, lo más llamativo, que sería el primer juego de la saga Silent Hill que tendría multijugador, en este caso cooperativo.

Las reacciones no se hicieron esperar. Acostumbrados a juegos plenamente centrados en su atmósfera y narrativa, los fans más veteranos de la franquicia tuvieron pocas palabras bonitas para lo que se vislumbraba de Book of Memories, un Silent Hill convertido en un dungeon crawler multijugador. Pocas de las opiniones vertidas en Internet demostraban curiosidad y ganas de dar una oportunidad a este experimento. Por si fuera poco, el título sufrió múltiples retrasos: inicialmente planeado para su lanzamiento junto con el de la propia PSVita en febrero de este año, la fecha de salida fue moviéndose mes a mes, haciéndose esperar hasta octubre en Norteamérica y noviembre en Europa. Finalmente y con una copia digital en nuestro poder pondremos fin al misterio: ¿cómo interpreta el horror de Silent Hill la gente de WayForward

Silent Hill: Book MemoriesEs cierto que en Book of Memories prima la jugabilidad por encima de la ambientación, pero los desarrolladores no se han olvidado de que un Silent Hill que se precie requiere una historia que enmarque la acción. La trama corre a cargo de Tomm Hulett, conocido por ser la imagen pública de la saga en los últimos años (no en vano ha trabajado en todos los Silent Hill desde 0rigins hasta la fecha), y por primera vez no introduce a un individuo con nombre y antecedentes propios, si no que podremos crear un personaje a nuestro gusto eligiendo entre varias clases basadas en estereotipos de estudiantes norteamericanos (rockero, gótico, deportista...). El (o la) protagonista recibirá un misterioso libro el día de su cumpleaños donde figura toda la historia de su vida, página por página. La curiosidad le lleva a reescribir algunas de las páginas para comprobar si cambian sus circunstancias personales y a partir de ahí empieza a sufrir pesadillas surrealistas e intensas; como era de esperar, cambiar el pasado conlleva un precio. La historia no llega ni a la altura del betún de las de anteriores Silent Hill en términos de profundidad, pero en lo que sí se ha respetado la tradición es en el hecho de tener 6 finales diferentes.

Hablemos ahora de la jugabilidad, el verdadero núcleo de este título. Ante todo hay que dejar claro desde el primer momento que, efectivamente, Book of Memories no es un Silent Hill, si no que se trata de un RPG de acción similar a Diablo centrado en el combate y con un mínimo componente de exploración. La totalidad de la acción transcurre durante las pesadillas de nuestro personaje representadas por “zonas”, áreas predefinidas con numerosas habitaciones conectadas por pasillos en las que tendremos que completar ciertos requisitos para progresar. El objetivo en estas zonas es encontrar la salida y resolver el puzzle que encontraremos en la misma. Para resolver el puzzle necesitaremos dos cosas: las piezas que lo componen y una nota con una pista; las piezas las conseguiremos al completar desafíos especiales que encontraremos en algunas habitaciones y que generalmente consisten en vencer a un grupo de monstruos con alguna condición impuesta, y la pista puede estar en cualquier lugar de la zona, así que tendremos que tener los ojos bien abiertos y buscar en absolutamente todo rincón.

Hay varios factores que garantizan que exploraremos las zonas al completo. Por ejemplo, algunas puertas estarán cerradas y requerirán una llave para avanzar; dichas llaves pueden estar escondidas en cualquier armario de los que veremos en el entorno, así que tendremos que buscar en todos los muebles de todas las habitaciones a las que tengamos acceso para no tener que dar mil vueltas en círculos. Hay además habitaciones especiales que justifican recorrerse el mapa completo, como la sala de guardado, que podremos utilizar todas las veces que queramos una vez la encontremos, o una tienda con todo tipo de ítems útiles regentada por Howard Blackwood, el inquietante cartero de Silent Hill Downpour que además será el responsable de entregar el libro a nuestro personaje al principio de la historia. 

Silent Hill: Book MemoriesInvestigar las zonas no será tarea fácil ya que en la mayoría de habitaciones nos recibirán monstruos. Aquí veremos una referencia directa a la mitología de Silent Hill, y es que todas estas criaturas proceden de los anteriores juegos de la saga: enfermeras armadas con tuberías de metal, perros con la cabeza dividida en dos, incluso minijefes como el Flesh Lips de Silent Hill 2. Para defendernos de estas aberraciones nos valdremos de diferentes armas que encontraremos por el entorno, la mayoría también clásicos de anteriores juegos, y que podremos equiparnos en las dos manos. Todas las armas se desgastan con el uso hasta romperse, así que tendremos que reemplazarlas por otras u optar por buscar y utilizar una llave inglesa para reparar su condición. La parte buena es que también van subiendo de nivel con su uso, siendo el efecto que haremos más daño con ellas al utilizarlas. El combate puede parecer un machacabotones simple al principio, pero conforme avancemos a zonas superiores aprenderemos (por las malas) la importancia de bloquear y esquivar, además de dominar el sistema de combo. A medida que acumulamos MR (“memory residue”, la moneda de cambio en las pesadillas) derrotando monstruos, podemos comprar movimientos especiales que ampliarán nuestra capacidad ofensiva.

La profundidad del sistema de combate es sólo la punta del iceberg. Además de nuestra pericia, el daño que infligimos o recibimos depende de los atributos de nuestro personaje; he aquí la parte rolera de Book of Memories. Nuestro personaje se mide por su nivel de experiencia, experiencia que conseguiremos al derrotar monstruos y resolver puzzles y que podremos utilizar para subirnos permanentemente los atributos que queramos, configurando así el tipo de personaje que más nos interese. Existen además artefactos que proporcionan puntos extra a ciertos atributos al equiparlos, boosts temporales que encontraremos en habitaciones especiales, etc.

Otra capa más de variedad la proporciona el medidor de karma, cuyos extremos son sangre y luz. Los monstruos a los que nos enfrentaremos son de un tipo u otro, y al derrotarlos dejarán un residuo del tipo opuesto que podremos recoger (es decir, matar a un monstruo de luz deja un charco de sangre). Aproximar nuestro medidor a un extremo u otro determina qué clase de movimientos y habilidades especiales podremos usar; las de sangre están más centradas en la ofensa, mientras que las de luz tienen un corte defensivo. Esto es especialmente importante en multijugador, ya que nuestros compañeros también se podrán beneficiar de estas habilidades, como por ejemplo los poderes curativos otorgados por el karma de luz. 

Silent Hill: Book MemoriesA pesar de esta gran cantidad de complejidad y contenido, por desgracia la acción en Book of Memories se puede tornar repetitiva enseguida. El factor descubrimiento en la exploración es inexistente ya que los caminos son prefijados, por lo que no hay sorpresas más allá de encontrarnos armas o monstruos nuevos. Ni siquiera las posiciones de los ítems como las llaves o los botiquines es aleatoria.
 
Los puzzles son muy sencillos y siempre siguen la misma fórmula y el combate no es lo suficientemente satisfactorio como para resultar atractivo por sí mismo. Se trata de un juego que puede funcionar en rachas cortas de tiempo, pero que no se presta a partidas largas debido también a que no hay una historia interesante que nos dé intriga y nos empuje a seguir completando las zonas para ver qué pasa. Es difícil conectar con un personaje que es una tabula rasa y cuya historia apenas se desarrolla por medio de escenas, diálogos o cualquier otro recurso narrativo. También decepciona la ambientación descafeinada del juego en general, que de Silent Hill tiene el título, los monstruos y poco más. No hay ni un atisbo de terror psicológico.

El modo multijugador puede ser la clave para romper la monotonía: básicamente tenemos el mismo juego pero con soporte para hasta 4 jugadores via Internet o ad-hoc con los que cooperar para explorar y completar las zonas. Por el momento no hemos podido probar personalmente este modo debido a la escasa población de jugadores online, pero el mayor inconveniente que sí hemos podido descubrir es que el juego no permite unirse en progreso a una partida ya comenzada, lo cual va a dificultar mucho el disfrutar del juego online ya que se requiere organización. 

Silent Hill: Book of MemoriesEn el plano técnico, Book of Memories cumple pero sin gran artificio. Los gráficos son sencillos, sin carencias importantes, aunque también hay que decir que el aspecto general peca un poco de insulso. La perspectiva isométrica no nos permite apreciar con detalle los escenarios y a menudo armarios y cajoneras pasarán desapercibidos, obligándonos a dar vueltas por todas las esquinas pulsando X en todas partes para no saltarnos nada. Los modelos de los personajes gozan de un poco más de atención en algunas pequeñas cinemáticas, aunque enseguida se aprecia lo estáticos que son y se entiende que estas escenas no sean frecuentes. Aportando algo de colorido al conjunto hay multitud de efectos visuales entre los que las grandes protagonistas son las manchas de sangre. El rendimiento es bueno en general, aunque en ocasiones hemos sufrido bajones inexplicables de framerate bastante molestos durante los combates. Lo único consistentemente pobre en lo técnico son los largos tiempos de carga, aunque sólo los sufriremos al morir o al cambiar de zona.

En el apartado de sonido vuelve Daniel Licht para poner banda sonora a la aventura, compositor que debutó en la saga con Silent Hill Downpour y que es conocido mayormente por su trabajo en la serie de televisión Dexter. Licht vuelve a desempeñar un buen papel inspirándose en el sonido tan característico que durante años cultivó Akira Yamaoka, con guitarras eléctricas melancólicas y algún toque industrial. Por otra parte escucharemos efectos de sonido clásicos de la franquicia al navegar por menús de selección, otro guiño que algunos fans apreciarán. El doblaje es inconsistente en su calidad, con actuaciones respetables como la de Howard el cartero o nuestro protagonista pero con otros diálogos entre personajes menores que chirrían por su sobreactuación, aunque el guión tampoco ayuda.

En conclusión, Silent Hill: Book of Memories es un experimento que pasa sin pena ni gloria, no por ignorar por completo la fórmula de los anteriores Silent Hill, que no es necesariamente un problema, si no por ser una mezcla indecisa entre dungeon crawler y RPG de acción que no destaca por méritos propios. Quizás en esta ocasión el poner un gran nombre como Silent Hill delante del título ha hecho más daño que bien al juego y es posible que viéramos reacciones muy diferentes si se hubiera tratado como una IP nueva e independiente. Los fans más hardcore lo crucificarán por ser un spin-off insípido que no respeta los preceptos de la saga que le da nombre, la crítica mostrará la habitual indiferencia que se guarda para juegos que no son grandes superventas con presupuestos desorbitados. Queda a merced de la curiosidad mórbida del sector de fans más tolerante y de los asiduos a los juegos clásicos de mazmorras, que serán los que más aprecien este tipo de jugabilidad adictiva a su manera y a los que servidora más recomienda personalmente este título.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Silent Hill: Book Memories
Silent Hill: Book Memories
Silent Hill: Book Memories
Silent Hill: Book Memories
Silent Hill: Book Memories
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?