ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de cine

Érase una vez (V): Mary Margaret Blanchard


Laura Antolín   09/08/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Quinta entrega del especial personajes de Érase Una Vez, una de las series de mayor éxito de Estados Unidos. Hoy nos toca la dulce Mary Margaret Blanchard.
Mary Margaret Blanchard (Ginnifer Godwin), trabaja como maestra en el pueblo de Storybrooke. Su día a día, transcurre de casa a la escuela y viceversa, con la excepción de parte del tiempo libre que dedica al voluntariado social. Sí amigos, nuestra Mary es una ciudadana ejemplar. Rostro angelical, mejillas sonrosadas, siempre con una sonrisa para los demás. Todo el mundo la adora en el pueblo, y no parece tener enemigos conocidos, con la excepción de la alcaldesa Regina, pero a estas alturas ya sabemos que es la enemiga pública número uno del pueblo.

Un día, la buena de Mary Margaret, en su afán de hacer el bien, presta a Henry un “inocente” libro de cuentos. Antes de seguir, es necesario hacer un inciso. Algún lector ha preguntado y con razón, ¡¿quién demonios ha escrito el puñetero libro?!; ¡¿Por qué no se ha aclarado el origen del mismo?!. Esperemos que en la segunda temporada se arroje algo de luz sobre el asunto, aunque la aparición del misterioso August, ha dejado caer alguna que otra pista de que quizás sea el autor del libro, utilizándolo como cofre en el que contener los recuerdos mágicos de Bosque Encantado.

Imagen de la serie

Aclarado este punto, la señorita Blanchard decide entregarle el libro de marras a Henry, para animarle un poco la vida. Ya sabéis que el tierno infante no se lleva demasiado bien con su madre, de ahí que el libro actúe como revulsivo con el que el crío se aísle de su monótona vida. Queridos lectores, ya conocéis que el cuento es una caja de Pandora en toda regla, y que la inocente maestra ha abierto sin saberlo no sólo la imaginación de su alumno preferido, sino una puerta a un auténtico universo mágico. Y es que Mary Margaret es en realidad, Blancanieves. En Bosque Encantado, la joven no lleva una existencia tan anodina como en Storybrooke, más bien al contrario. Se ha convertido en una fugitiva y una ladrona, esquivando como puede los ataques de la Reina malvada, que quiere matarla. Esta nueva versión de Blancanieves, dista bastante de la empalagosa disney, pues lejos de actuar como damisela en apuros, nuestra Blanca es una muchacha bastante resoluta que no duda en empuñar una espada, hacha o cuantas armas encuentre en su camino para defenderse. Si alguien está pensando que esta versión machorra del cuento tradicional le suena, no anda errado. Menos mal que entre la sosería de Lili Collins (Mirror, mirror), y la de Kristen “no llego a la altura” Stewart (Blancanieves y la leyenda del cazador), en “Érase una vez” encontramos una reinterpretación más espabilada a la que no le faltan sus dosis justas de amor. Sí amigos, sí, el amor llega a la vida de Blanca en forma de Príncipe Azul/Encantador, cuya historia está llena de encuentros y desencuentros, narrados en pequeñas cápsulas a través de los flahsback que nos muestran la evolución de ambos en las tierras de Bosque Encantado.

Pero en Storybrooke, las cosas no pintan tan bien en el terreno sentimental para Mary Margaret. Vive sola en un pequeño apartamento, y no se le conoce ningún tipo de relación. Claro que no ayuda mucho el atuendo monjil que nos lleva la chica. Pero cómo existe un roto para cada descosido, Henry imbuido por las historias del libro, empuja a su profesora a que contacte con el extraño sin nombre que está en coma en la cama del hospital local. A santa Mary no hace falta decirle dos veces lo que debe hacer cuando se trata de una buena obra, y ni corta ni perezosa se lanza a la aventura. Si la puesta en marcha del reloj de la torre del pueblo, es un milagro atribuido a la llegada de Emma, el despertar del bello durmiente, se puede atribuir a la señorita Blanchard. A partir de aquí, la historia típica, chico llamado David, conoce a chica. Se gustan, y comienzan a salir juntos. Henry emocionado, porque supone un paso importante para romper la maldición. Emma sigue sin creerse que David y Mary sean sus verdaderos padres. Y Regina comienza a mosquearse que las cosas vayan tan bien entre dos de sus ilustres convecinos. La vida es maravillosa y de color de rosa, con una banda sonora de violines y pájaros volando. Pero hete a aquí, que la armonía que comenzaba a asentarse en el paraíso, salta por los aires, con la aparición en escena de Kathryn la esposa de David (léase esto pensando en una música trágica de culebrón venezolano). Triángulo sentimental en toda regla y oportunidad de oro para Regina, que ha encontrado una manera de desacreditar a la pura y virginal maestra. La víbora de la alcaldesa se acerca a la incrédula esposa, con el pretexto de ser su muy mejor amiga, pero para contarle que su apuesto marido le está poniendo unos cuernos que llegan hasta Boston. Mientras tanto, la pareja de amantes intenta como puede mantener las distancias y enfriar un volcán que arroja lava por todas partes. Con todos estos ingredientes la olla a presión está cada vez más caliente, hasta que estalla, anunciando a bombo y platillo el adulterio. De la noche a la mañana, la casta Mary Margaret se ha convertido en un zorrón en toda regla y en la comidilla del pueblo. Claro que las cosas van a peor, cuando desaparece la esposa ultrajada y la sheriff Emma encuentra un corazón en el interior de un joyero propiedad de la maestra del pueblo. Se encarcela a un inocente, el chico la abandona a su suerte, mientras Regina disfruta con auténtico placer de lo que está pasando, al considerarlo como un ajuste de cuentas de la pérdida del amor verdadero que tuvo que sufrir a manos de Blancanieves en Bosque Encantado.

Imagen de la serie

Pero tranquilos, que la sangre no llegará al río. Al final las aguas volverán a su cauce y solo el final de la maldición sobre Storybrooke, provocará que David y Mary, perdón, Blanca y el príncipe, acaben reencontrándose.

Página 1 de 1



Time's up ed. Amarillo
Time's up ed. Amarillo

19.95 € 18.95 €
 
The Legend of Zelda 1: Ocarina of Time 01
The Legend of Zelda 1: Ocarina of Time 01

7.50 € 7.13 €
 
The Legend of Zelda 2: Ocarina of Time 02
The Legend of Zelda 2: Ocarina of Time 02

7.50 € 7.13 €
 
Mario Kart a control remoto
21.95 €  
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Imagen de la serie
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?