ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Steel Battalion: Heavy Armor


 Microsoft XBox 360
Gork@   13/07/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Poco a poco seguimos recibiendo esa hornada de juegos hardcore para Kinect que Microsoft prometió a los jugadores más tradicionales. Es el turno de Steel Battalion: Heavy Armor, el primer juego híbrido por usar la unión mando-Kinect.
De la mano de la compañía japonesa From Software creadores del reciente y desafiante juego Dark Souls, así como la saga Armored Core, de mechas, de la cual, el juego a analizar bebe de algunos diseños. Por otro lado el título ha sido apadrinado por Capcom, contando con su política de material adicional descargable previo pago, que en este caso abarca un par de misiones extras, a la venta desde el primer día que se encuentra en juego en las tiendas.

Steel Battalion se trata de una saga cuya jugabilidad se basa en simular lo más realista posible el uso de VT o Tanques Verticales, una especie de robot bípedo no extremadamente rápido cuya potencia de fuego es similar a los tanques reales. En el futuro distópico en el que esta ambientado esta saga, allá por el año 2080, el silicio ha dejado de existir por acción de un microbio y con ello los ordenadores así como la tecnología tal y como la conocemos actualmente. Aprovechando esta situación, China lanza un ataque global contra todos los países, basando su poder en su numeroso ejercito y dominado el mundo con puño de hierro. 

Steel Batallion: Heavy ArmorEn esta situación inicial, el juego nos presenta como misión la reconquista del mundo, empezando por EE.UU y principalmente de Nueva York y la costa Oeste para posteriormente continuar con África y finalmente dar el salto a Europa, siendo Alemania nuestro objetivo principal, a la vez que el resto de los países intentan enfrentarse a los chinos en cada uno de sus territorios ocupados. La principal virtud de la saga y de este juego en concreto es la atmósfera tan trabajada y original, puesto que el pesimismo inunda tanto la historia así como a sus personajes ante un enemigo enorme y poderoso en recursos, en una semejanza a David y Goliat. Además los VT no son maquinas invulnerables, nada mas lejos de la realidad, para su correcto funcionamiento necesita de la acción de 4 operarios, dos armamentísticos, para recargar sendas armas, (la artillería y el cañón pesado) y un operario del motor, sin contar a nosotros mismos, el conductor y artillero. Todo ello en un espacio pequeño y claustrofóbico, transmitiendo fielmente la sensación que supondrá conducir un tanque o un submarino en el mundo real. La ambientación bélica intenta recoger la esencia de las filmaciones de la Segunda Guerra Mundial, buscando un tono oscuro y realista, alejado de las armas láser, típicas de las guerras futuristas.

El juego cuenta con un modo historia dividido en 7 campañas (además de un completo tutorial) y cada campaña a su vez en 5 actos. Lo cual nos da un total de 35 fases de un duración variable de los 10 minutos hasta más de la media hora que pueden durar algunas de las más complejas. Los niveles suelen ser zonas más o menos abiertas con un avance lineal normalmente aunque en las fases cooperativas suelen dejar mayor libertad al jugador.

Las fases cooperativas, 5 en total, una por cada campaña, son niveles especiales que podremos jugar de forma cooperativa por Xbox Live con otros jugadores hasta montar un equipo de máximo 4 personas. En estas fases, aparecerá una clasificación sobreimpresa, en la parte superior izquierda de la pantalla, donde podremos apreciar los puntos que lleva cada jugador, lo cuales se otorgan según el enemigo destruido así como su cantidad. Se encuentran muy bien implementadas dentro del modo historia, aunque el tráfico online de este juego es bastante reducido habiendo tardado una media de 10 minutos en encontrar algún compañero de batalla y no habiendo llenado el cupo de 3 jugadores adicionales en ninguna de las ocasiones. Por suerte no hemos apreciado lag significativo, en ninguna de las partidas jugadas. Además podremos jugar estas fases libremente, siempre que anteriormente la hayamos desbloqueado, desde la opción del menú de partida única, pudiendo elegir de forma directa el nivel a jugar sin necesidad de introducirnos en nuestra partida guardada de la campaña. 

Steel Batallion: Heavy ArmorEn los campos técnicos, el juego cumple sobradamente. Tanto los destellos de los efectos de luz, ya sean del propio sol, como luces artificiales en las fases nocturnas, todo tiene un alto grado de realismo recordándonos al nivel alcanzado en juegos de la talla de Battlefield 3. La comparación con el juego de EA también llega en cuanto a la interacción con el escenario, puesto que numerosas estructuras se verán dañadas cuando no, totalmente destruidas bajo el fuego de nuestras armas, aunque no llega al nivel de destrucción del anterior juego nombrado, tampoco le es necesario. Debido a la lejanía que nos otorga el visualizar la interfaz a través de la ventanilla de nuestro VT o a través de su periscopio, los fallos de texturas con poco detalle y resolución, aunque los hay, quedan correctamente camufladas al ojo del jugador normal, teniendo que ser muy puntillosos y buscando el fallo de forma concreta si queremos apreciar esta deficiencia, que como ya decimos se hace muy difícil de ver. Donde si habría que mejorar el apartado técnico sería en los rostros de nuestros compañeros, puesto que tras las atmosfera alcanzada tanto en escenario, como vehículos así como efectos de luces, la perdida de realismo más evidente se produce en la interacción con nuestros compañeros de cabina del VT, los cuales cuentan con texturas para la piel demasiado "plastificadas", aunque como decimos es un mal menor dentro de un apartado muy bueno.

La variación en las localizaciones de las fases así como los distintos momentos del día en el combatimos ayudan a evitar una sensación de repetición en el jugador, aunque realmente estemos siempre haciendo las mismas tareas. Pasaremos por parajes naturales, desde la cubre de una montañas hasta praderas pasando por desiertos e incluso alguna playa cuyo desembarco esta plasmado de forma que nos recuerde al desembarco de Normandía de la 2ª Guerra Mundial. Por otro lado tendremos localizaciones más humanas y bastantes industriales. Fabricas, puertos marítimos, aeródromos, bases militares así como pequeñas poblaciones y algún que otro puente colgante. Todo bañado en un toque humano y sucio que nos recuerda a la imagen que todos tenemos preconcebida de como debe ser un conflicto armado real. 

Steel Batallion: Heavy Armor

Por ultimo indicar que el diseño de nuestros VT es extraordinario. Siendo algo ficticio no descuadra para nada con el resto del juego e incluso podríamos llegar a creer que de existir un tanque bípedo, tendría esa apariencia y se moverían de esa forma. Además podremos personalizarlos con distintos gadgets que vayamos desbloqueando con el avance de la campaña, desde visión nocturna a nuevos morteros, incluido pintura de camuflaje para distintos ambientes, como por ejemplo para el desierto, personalización de nuestra insignia así como otras configuraciones menores que por supuesto podremos trasladar a nuestras partidas online.

Teniendo que hablar del campo sonoro solo podremos describirlo con una palabra. Impresionante. La sensación de estar encerrado en una maquina de guerra potente pero a su vez vulnerable no seria lo mismos sin esos graves y zumbidos que acompañan las realistas explosiones y disparos. Ver pasar un obús cerca de nuestra ventanilla y oír como explota a pocos metros de nuestro VT es una de las experiencias mejor conseguidas de los juegos bélicos que existen. Todo el movimiento mecánico tanto de nuestro propio engendro bélico así como de los distintos dispositivos que podemos activar desde la cabina de mando del VT están fielmente representados, en un apartado sonoro sobresaliente. 

Steel Batallion: Heavy ArmorLa música por otro lado queda algo de lado en comparación a los FX, quedando reducida su presencia a los menús y pocos más, aunque su toque retro al estilo baladas de los años 50 continua expandiendo la sensación de combatir en una conflicto del pasado, en vez de futuro. En el apartado de las voces, las cuales se encuentran en ingles aunque correctamente subtituladas en castellano, nada que objetar. Las interpretaciones están muy trabajadas, algo menos los personajes femeninos que masculinos, pero todos acompañan correctamente con su timbre de voz, al rol que desempeña ese personaje en la historia, desde el personaje de color valiente y bromista al enclenque y eterno quejica.

Toca hablar del apartado más importante de cualquier juego que use el sensor Kinect, la jugabilidad. Como indicábamos al principio se trata de primer juego de Xbox 360 totalmente hibrido, lo cual quiere decir que se juega con el mando y se añaden ciertos movimientos para interactuar. Es muy recomendable realizar el tutorial y repetirlo si fuera necesario puesto que abanico de movimientos que se pueden realizar es amplio y la curva de dificultad del juego es bastante pronunciada, lo cual quiere decir que desde la primera fase nos encontraremos con dificultades, además no contamos con un selector del nivel de dificultad siendo única y estándar.

En el apartado de control del mando tenemos el movimiento del VT, tanto de avance como de mira con ambos joystick así como los disparos desde los gatillos, sirviendo el izquierdo para la artillería y el derecho para los distintos tipos de munición del cañón pesado. De forma normal, Steel Battalion: Heavy Armor se juega sentado, para ello, antes de la partida, el sensor Kinect nos hará un reconocimiento del jugador primero sentado y luego erguido, como siempre deberemos guardar una distancia mínima para que el periférico funcione adecuadamente y nos reconozca correctamente nuestras acciones. 

Steel Batallion: Heavy ArmorEstando sentado, lo primero será arrancar el VT cuando nuestro operario del motor nos de la señal, lo cual se hace, simulando tirar de una palanca con tu brazo derecho, haciendo lo mismo con el izquierdo lo que se activara será un turbo temporal y muy breve cuyo uso nos sirve por ejemplo, para escapar de una encerrona. Enfrente tenemos el visor, el cual se accede situando los brazos al frente, desde él, podremos seleccionar los dos tipos de munición, haciendo que pulsamos el botón o bien bajar una escotilla blindada y así evitar los proyectiles que puedan entrar. De alargar un brazo verticalmente hacia arriba, lo que usaremos será el periscopio, el cual nos es imprescindible en combates, puesto que suelen ser a bastante distancia, calculando la caída gravitacional del disparo en base a una líneas de medición que apreciamos en la mirilla, de forma bastante realista. 

Además, desde la posición inicial, contamos con dos paneles situados a ambos lados, el que se encuentra a nuestra izquierda nos permite acceder a las distintas cámaras para tener perspectiva de lo que rodea nuestra VT, aunque en la práctica, apenas es útil. En el lado derecho tenemos otro panel que nos permite: activar el ventilador (para cuando la cabina se llena del mortal humo de un incidencia), activar las luces o visión infrarroja y por ultimo el botón de autodestrucción de la unidad VT. Además de todo ello, con un movimiento de pasada de los brazos desde la posición inicial podemos movernos hacia los lados y ver al resto de los acompañantes de nuestro vehículo, en ocasiones deberemos interactuar con ellos, para salvarlos del ataque de algún soldado chino en el interior de la cabina, asi como para subrirles la moral, cuando lo necesiten.

Tambien contamos con una escotilla superior, que accederemos poniéndonos de pie y nos permite tener una visión más libre y panorámica fuera de nuestro tanque, aunque nunca en mitad de una refriega, además si hacemos el gesto de situar unos prismáticos a la altura de nuestro el juego nos obsequiara con un amplio zoom, transmitiéndonos la sensación de haber realizado realmente dicha acción. 

Steel Batallion: Heavy Armor

En un principio tantas posibilidades de interacción puede desorientarnos un poco, lo aconsejable para ello es activar unas ayudas luminosas, desde el menú de opciones, que nos indica aquellos elementos con los que podemos interactuar al levantar nuestro brazo en dirección al Kinect. Aunque no por ello, evitaremos en situación de estrés en medio de una batalla, ponernos nerviosos y acabar realizando la acción que no deseamos, pero tras la tercera fase, remarcamos que todo se vuelve realmente fluido e intuitivo siendo uno de los pocos juegos en los que realmente se siente que Kinect ayuda en la jugabilidad y la inmersión del jugador. Es por ello que podemos indicar, que se trata de la mejor de las experiencias complejas, que existen para el sensor de movimientos de la consola de Microsoft.

La mecánica de las misiones se puede resumir fácilmente, en proteger y aguantar una zona, conquistar un terreno, arrasando con todo o bien escoltar a algún objetivo aliado, buscar un objetivo enemigo táctico, normalmente en forma de enemigo final y destruirlo. Los combates son muy técnicos, por ello es, muy importante la posición de nuestro tanque, puesto que la inteligencia artificial de los enemigos es bastante alta y su puntería certera, lo cual nos deja con un titán poderosos pero algo lento que debe esquivar cañonazos mientras a duras penas conseguimos apuntar, en la mayoría de las veces,a nuestro rival, a la lejanía. Esto ocasiona en el jugador, una sensación de superación que se ve enormemente recompensada cuando tras varios intentos conseguimos superar una fase, al diseñar una plan de avance distinto, al que habíamos intentado hasta ese momento. 

Steel Batallion: Heavy ArmorPor tanto llegando al momento de hacer un resumen, indicar que Steel Battalion: Heavy Armor se trata de un magnífico videojuego que ha conseguido trasladar la mecánica de la saga, con sus combates tácticos, lentos y realistas, al sensor Kinect. Contando con unos valores de producción técnicos muy altos, tanto en el apartado técnico, como sonoro y cuyo mayor defecto es su duración, puesto que en poco más de una semana, a poco que nos hagamos con sus controles, podemos superar el titulo, gracias a que es bastante adictivo una vez lo hayamos dominado. Tras ello, lo que nos queda en términos de duración del juego, será superar nuestras clasificaciones en las fases cooperativas así obtener los distintos logros, algunos de ellos de gran dificultad. 

Por tanto, si te gustan los juegos técnicos, que supongan un reto, lentos en su aprendizaje pero placenteros al dominarlos y además de la ambientación bélica, los robots, este se trata, sin duda, de un videojuego que no puedes dejar pasar de probar. Si por otro lado eres poseedor de Kinect por juegos sociales como Dance Central o Kinect Sport, este no es tu opción, ni te aportará las sensaciones que buscas.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Steel Batallion: Heavy Armor
Steel Batallion: Heavy Armor
Steel Batallion: Heavy Armor
Steel Batallion: Heavy Armor
Steel Batallion: Heavy Armor
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?