ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
Aviso de cookies
       Artículo de cine

El enigma del cuervo, de James McTeigue: Terror de otro tiempo


Alejandro Serrano   28/06/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Una película de misterio decimonónica convincente que me ha dejado buen sabor de boca, y que disfrutará cualquiera que logre recordar que el horror que refleja no tiene que ver con esta época.
Poster de la peliculaTítulo: El enigma del cuervo.
Título original: The Raven.
Género: Suspense, Terror.
Nacionalidad: EE.UU.
Duración: 110 minutos.
Estreno: 29 de junio de 2012.
Director: James McTeigue.
Guión: Ben Livingston, Hannah Shakespeare.
Banda Sonora: Lucas Vidal.
Clasificación por edades: +16.
Valoración: 7/10.
Reparto: John Cusack, Alice Eve, Luke Evans, Brendan Gleeson, Kevin McNally, Pam Ferris, Oliver Jackson-Cohen, Dave Legeno, Brendan Coyle,...


Edgar Allan Poe (Boston, 1809 – Baltimore, 1849) renovó el terror gótico e hizo del relato detectivesco un género en sí mismo. Poeta, novelista y ensayista, expresó su talento sobre todo en el relato corto, que le otorgó fama mundial. Fue uno de los primeros autores que intentó vivir de aquello que escribía de forma exclusiva, lo que significó para él amargos quebraderos de cabeza, a nivel financiero y personal.

El 3 de octubre de 1849, le encontraron en Baltimore, en pleno delirio, angustiado y suplicando ayuda. No pudo explicar cómo había llegado allí ni por qué llevaba unas ropas que no eran suyas. Sólo repetía insistentemente un nombre, y por último, falleció mientras pronunciaba su última frase: "¡Que Dios ayude a mi pobre alma!". Lo que fue de Poe durante aquellos últimos días nadie lo sabe, sólo hay conjeturas al respecto…

El realizador James McTeigue, con guión de Ben Livingston y Hannah Shakespeare, nos ofrecen en “El enigma del cuervo” su propia visión sobre la muerte de Poe. En esta película, madre e hija son asesinadas en el Baltimore contemporáneo del famoso escritor. El detective encargado del caso, Emmett Fields (Luke Evans), se encuentra inicialmente perplejo, ya que él mismo llegó a la habitación escenario del horror, acompañado de otros policías, cuando las víctimas aún gritaban, y pudieron comprobar cómo el asesino cerraba la puerta con pestillo y se aplicaba a su macabra labor. Cuando los policías entraron, no encontraron ni rastro de él, pero sí hallaron los dos cuerpos ensangrentados de las víctimas.

Imagen de la pelicula

La ventana se encontraba cerrada y claveteada, así que nadie pudo abrirla y escapar. Desconcertados, no encuentran explicación hasta que Fields recuerda una argucia utilizada por Poe (John Cusack) en uno de sus famosos relatos publicados, y abre sin dificultad la ventana. Desde ese momento, el autor se convertirá a partes iguales en sospechoso y ayuda indispensable para encontrar al asesino.

Poe es interrogado por la policía de Baltimore, pero mientras esto ocurre, se produce otro asesinato inspirado en los relatos del escritor. Fields se percata por fin de que están ante un asesino en serie, de quien desconocen motivaciones y aptitudes. Como si no fuese suficiente con que un despiadado criminal se base en tus propias obras de ficción para terminar con la vida de inocentes, Poe verá cómo el asesino le implica de forma aún más personal, poniendo en peligro directamente a la persona que más le importa en el mundo, en una suerte de duelo de mentes esquizofrénico, propio de un demente.

Imagen de la pelicula

Esta película, protagonizada por John Cusack, resulta una convincente mezcla a partes iguales de thriller gótico, misterio y romance, sin llegar a decantarse por ninguno de estos géneros narrativos, pero manteniendo a la vez ciertas esencias de cada uno de ellos.

Edgar Allan Poe es presentado en “El enigma del cuervo” como un escritor atormentado por fantasmas del pasado –su mujer falleció a causa de la tuberculosis-, con reputación de solitario, drogadicto y alcohólico. El guión de la película juega a confrontar al Poe real con la memoria sobre él que trató de legar a la posteridad Rufus Wilmot Griswold, editor y crítico que escribiría más tarde una biografía sobre el famoso autor, arrojando sobre él tal cantidad de inmundicia que muchos comenzaron a dudar de que su visión del autor fuese auténtica. Con el tiempo, se descubrirían muchos de los engaños de Griswold, pero ya era tarde y la mayoría de las mentiras quedó impresa en la memoria de las generaciones posteriores.

Imagen de la pelicula

En esta película, como decimos, Poe se enfrenta a esa visión que la mayoría de sus coetáneos tiene sobre él, y por esa razón las sospechas recaen sobre él enseguida. Pero el asesino no está dispuesto a que nadie le quite el protagonismo y pronto despeja las dudas que la policía pudiera albergar: él y sólo él es el responsable de lo que ocurre. Así, pronto Poe se verá arrastrado hasta lo más enfangado de las calles de Baltimore, con el único ánimo de resolver el misterio y proteger a la única persona por quien daría la vida, Emily (Alice Eve).

Las pistas que proporciona esa mente macabra de víctima en víctima retan a Poe y a Fields, y al mismo tiempo les acerca cada vez más al origen de las motivaciones del asesino en serie. No se trata de complejos enigmas, aunque por supuesto plantean cierta dificultad, más si tenemos en cuenta que ambos investigadores, el profesional y el accidental, están implicados emocionalmente, y al final descubriremos por qué el asesino ansía que le atrapen.

El ambiente general de la película nos envuelve en una pesadilla gótica muy al estilo de Poe, con constantes referencias a sus obras más conocidas, como “El cuervo”, “Corazón delator”, “Los crímenes de la calle Morgue”, y muchas otras. Por momentos, una sensación de claustrofobia mental nos atenaza, llegamos a sufrir por el protagonista, aunque McTeigue se empeñe en dejarnos ciertos descansos narrativos, y acercanos al lado guasón y macarra de Poe, liberándonos de la tenaza.

Imagen de la pelicula

Aunque el tono es atractivo y convincente, y en ocasiones el gore se abre paso a través de los cuerpos mutilados, hasta llegar a un terror más actual, la sensación general de relato decimonónico, pese a gustar a sus admiradores, no termina de cuajar en el espectador del siglo XXI, ya invulerable ante esta muestra de eficaz horror gótico ya superada por terrores más viscerales y desprovistos de disimulo.

Ese quizá sea el principal demérito de la película, por otra parte inevitable si se desea que un guión centrado en Edgar Allan Poe y en su tiempo, con sus costumbres y terrores propios, sea consecuente con sus premisas. Si logramos llevar a cabo ese ejercicio de disociación de nuestra propia realidad actual, disfrutaremos mucho de la película.

De entre el reparto, destaca, cómo no, John Cusack, bastante convincente en su papel, aunque en ocasiones no parezca esforzarse demasiado, como es habitual en él. Logra transmitirnos ambos lados del personaje, el incomprendido, arruinado y juerguista escritor y el ardoroso y canalla amante preocupado por su novia, insistimos, sin esfuerzo aparente.

Imagen de la pelicula

El trabajo de Luke Evans es también remarcable, aunque la exigencia de su papel es inferior al de Cusack. Aún así, hay escenas en las que la apariencia de hombre duro, resuelto y ceñudo deja paso a la humanidad que subyace bajo cualquier pose profesional, y Evans las resuelve con solvencia, pasando de un registro a otro con total naturalidad. Alice Eve dibuja una mujer fuerte y decidida, pero al mismo tiempo permeable a las pasiones, con los sellos típicos de la mentalidad femenina decimonónica del lugar.

El gran actor Brendan Gleeson (coronel Hamilton), pasa en esta ocasión sin pena ni gloria, merced a un papel secundario que no le ofrece oportunidad alguna para lucirse.

Los escenarios de Budapest, ciudad en la que se rodó esta película, ya que Baltimore apenas conserva vestigios arquitectónicos del siglo XIX, resultan perfectos para recrear la sociedad en la que transcurre esta historia de horror y crímenes. La propia ciudad se convierte en un personaje más, ávida de sensacionalismo, sangre, vísceras, morbo y héroes caídos. La banda sonora de Lucas Vidal, si bien no destaca especialmente en el oído como voz propia enfatizada, sí contribuye a la atmósfera ominosa con tonos lúgrubes y sostenidos.

El ambiente general de “El enigma del cuervo” sólo se rompe al final… en los mismos títulos de crédito. Me gustaría saber quién es el lumbreras que decidió incluir música actual durante los créditos, que no pega ni con cola fuerte y nos deja una sensación de desconcierto que pudo ser fácil de evitar. Y eso que los créditos en sí no están nada mal, con secuencias en las que cuervos conceptuales compuestos de metal rivalizan en cabriolas, mientras pueden oirse ruidos de cuchillos impactando entre sí con sus filos.

En fin, una película de misterio decimonónica convincente que me ha dejado buen sabor de boca, y que disfrutará cualquiera que logre recordar que el horror que refleja no tiene que ver con esta época. Ojalá le vaya bien en taquilla, aunque no son tiempos para sutilezas y terror insinuado.


Página 1 de 1



El Cuervo - Figura 45cm con Sonido
El Cuervo - Figura 45cm con Sonido
52.95 €  
The Crow - El Cuervo 18cm
The Crow - El Cuervo 18cm
20.95 €  
Set El Cuervo - Rooftop battle
Set El Cuervo - Rooftop battle
39.00 €  
El Cuervo - Figura 18cm
El Cuervo - Figura 18cm
20.95 €  
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     El Cuervo
El Cuervo
El Cuervo
El Cuervo
El Cuervo
El Cuervo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?