ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Binary Domain


 PlayStation 3  Microsoft XBox 360  PC
Gork@   15/03/2012
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Binary Domain se trata de un intento por parte una empresa orienta, SEGA por acercarse a los shooter de acción en 3ª persona, basados en cobertura, tan de moda en mercado occidental del ocio digital
Para ello se basa en el estándar impuesto por Gears of Wars, enemigos que no dejan de cubrirse, movimiento de cobertura a cobertura, control rápido mediante cruceta sobre un limitado inventario, personajes estereotipados de carácter socarrón y con bastante chulería y escenarios pasilleros. Pero en este caso la mayor diferencia vendrá por la profundidad de su historia así como su desarrollo. Encorsetado en una fórmula de jugabilidad que funciona, SEGA ha buscado destacar entre la marea de shooter gracias a un desarrollo narrativo que invita a la implicación sentimental del jugador al tocar ciertos valores morales entre los descansos de tanto tiroteo, siendo por ello un juego solo recomendado para mayores de edad.

Sin entrar en destripes describiremos la historia que nos hace participes de la aventura de Binary Domain. Nos encontramos a finales del siglo XXI, las diferencias entre clases se han agrandado enormemente como resultado de una crisis producida por la subida del nivel del agua, lo cual obliga a los gobiernos a edificar encima de las ciudades ya existentes, abandonado a su suerte por el camino a millones de personas.

Pero se consigue superar la crisis gracias al desarrollo de los robots, lo cuales ayudan a los humanos en todo tipo de tareas, sobre todo las relacionadas con la construcción o los asuntos bélicos y de seguridad. Debido al alto nivel de sofisticación conseguido en los autómatas, los países firman en la convención de Ginebra una cláusula por la cual se prohíbe desarrollar androides que simulen ser seres humanos, los llamados Hijos del Éter.

Binary Domain - Captura

Se crea un equipo internacional, llamada unidad Óxido, para asegurar que la prohibición es cumplida por todos los países así como para cualquier conflicto que incumba a los robots. Pero en el año 2080 se descubre que los Hijos del Éter existen y llevan muchos años infiltrados entre los humanos. Rápidamente se acusa a Japón, bastante aislada a nivel internacional desde que perdió la carrera del desarrollo robótico contra EEUU. Y es así como nuestro equipo se presenta en un país hostil y que se encuentra fuertemente segmentado entre los pobres que viven en las ruinas del antiguo Japón también conocido como distrito inferior, y el nuevo Japón o distrito superior, construido sobre las ruinas de los antiguos barrios. Por tanto nuestra misión sera rendir cuentas al presidente de Amada, megacoporporacion robótica japonesa y principal sospechoso de la creación de los Hijos del Éter.

Como veis la historia nos lanza un planteamiento original en este medio, cargada de crítica política, social y ética, que nos recordará en algunos detalles a otras obras, como Blade Runner en el cine o Isaac Asimov en la literatura.

En los apartados técnicos y artísticos comentar que el juego capta perfectamente la ambientación en todo momento. Los barrios del subsuelo estarán sucios, la basura se almacena en las esquinas y las edificaciones se notan viejas y abandonadas aunque quizás una iluminación algo más lúgubre, tras la parte de lluvia inicial, hubiera ayudado más a experimentar esta sensación de abandono. En esta primera parte de la misión en Japón también visitaremos brevemente los suburbios pudiendo charlar libremente con los lugareños, aunque esta parte sea breve, ayuda perfectamente a captar la desesperación en la que vive la gente del nivel inferior, al estar abandonada por el gobierno.

En la parte superior encontraremos el brutal contraste del nivel de vida, todo estará limpio, el orden y la paz, reina por doquier y sus ciudadanos viven aislados del mundo inferior que vive bajo sus mismos pies. Grandes edificios de cristal, alguna estación de transporte publico, el silencioso monorail, así como una gigantesca carretera serán parte de los escenarios que abarcaran nuestras trifulcas con los enemigos. En la parte artística habría que criticar cierta falta de innovación en los interiores haciéndolos algo monótonos y genéricos dentro del mundo de los shooters. Con grandes texturas lisas y sin relieve para las paredes y suelos, que se comprenden, de cara a una sensación estéril y futurista pero que acaban cansando la vista del jugador, el cual termina con la sensación de dejavu respecto a los escenarios. Es por ello, que áreas como la futurista granja agrícola vertical, innovan de sobremanera y supone uno de las sorpresas en la ambientación de las fases que transcurren en la parte superior de Japón La imaginación en el diseño de los enemigos es donde más evidente se hace la falta de originalidad, ya que en general nos recordará mucho al diseño de los personajes de la saga de películas Terminator o Transformers.

Binary Domain - CapturaEn el campo puramente técnico, el juego cumple correctamente. Se muestra fluido sea cual sea la magnitud del conflicto que estemos teniendo, en ocasiones con gran cantidad de enemigos en muchos de los tiroteos, incluyendo explosiones y acertados efectos de humo. Los escenarios exteriores, con bastantes edificaciones en general, cumplen correctamente en cuanto carga poligonal y ademas están dotados por una realista iluminación, Sin embargo el nivel técnico, baja en los interiores donde transcurren los últimos tramos del juego, en donde el juego, más peca de simpleza. El modelado de los personajes, sobre todo los humanos, es bastante bueno, con equipaciones personalizadas para cada uno de los numerosos compañeros pero donde realmente destaca en calidad, es en los rostros, así como la animación facial. Aquí el realismo se dispara, pudiendo apreciar con todo lujo de detalles, las arrugas e imperfecciones de la piel así como la integración hombre-máquina en algunos personajes.

En el apartado sonoro, comentar que el juego se encuentra doblado en castellano, lo cual siempre es de agradecer, aunque sin menospreciar del todo este apartado, su calidad es justa, en ocasiones alguna interpretación destacara pero le falta algo mas de inspiración en los actores de doblaje. Si a esto sumamos, la pésima sincronización labial conseguimos que la calidad conseguida en el realismo de los rostros, se vea seriamente perjudicada.

Por otro lado los efectos de sonidos son bastante buenos, distintas composiciones al disparar cada superficie. Cada arma tendrá su sonido, así como las diferentes tipos de explosivos, aunque tan solo es lo esperado en las títulos a estas altura de la generación Destacar un detalle, a la hora de eliminar cierta parte clave del enemigo, el juego nos ofrecerá una ayuda de forma sonora para darnos a conocer nuestro éxito al conseguirlo, esto es un gran beneficio cuando la distancia nos impida ver los detalles de destrucción de nuestro rival.

En el apartado musical, contamos con melodías minimalistas para las situaciones de calma mientras nos desplazamos y una aceleración de los tempos durante los momentos de acción, de forma que nos prepara para ponernos en guardia. Las melodías no molestarán en ningún momento pero tampoco se hacen destacar, a excepción de un par de temas corales. Uno de ellos podremos disfrutarlo desde el mismo menú principal.

En el campo jugable, Binary Domain bebe directamente y sin intentar disimularlo de la conocida saga de Epic Game, Gears of Wars. Lo cual lo consigue gracias a la fluidez en la respuesta del mando y por tanto de los movimientos. Tiroteos interesante donde cada tipo de robot contara con una inteligencia artificial acorde a su función, así los habrá más kamikazes, los cuales intentarán buscar el combate directo y cuerpo a cuerpo. Los habrá muy defensivos, que se ocultarán baja escudos infranqueables y por último, también habrá grandes enemigos que directamente nos ofrecerán la potencia de su armamento como único comportamiento defensivo. Debemos añadir unos cuantos enemigos finales, en ocasiones enormes y que nos harán cambiar las mecánicas de combate, incluyendo en ocasiones, secuencias de pulsar los botones que aparecen en pantalla, aunque más variadas y flexibles que la típicas QTE a las que nos acostumbró la saga God of War.

Binary Domain - Captura

El juego no cuenta con ningún tipo de modo cooperativo en la historia, ni online ni offline, ello es debido a que los productores del juego intentaron incentivar el contacto y las relaciones con tus compañeros manejados por la CPU. Ello se consigue principalmente con la forma de interactuar que tenemos con ellos, representado en el juego con una barra de influencia para cada personaje, lo cual nos indicará la afinidad que tendrán con nosotros. Además de como nos comportemos con ellos, por ejemplo, lo valiente que somos, la principal vía interacción con los compañeros sera mediante ordenes y respuestas que ofreceremos con nuestra propia voz, vía micrófono. Pudiendo usar cualquier modelo compatible con la consola.

Al inicio del juego contaremos con un breve reconocimiento de voz (que podemos complementar desde las opciones para mejorar su precisión), tras ello y siempre y cuando el juego nos indique que el canal de dialogo esta abierto, podremos comunicadnos con nuestros compañeros, ya sea para darle ordenes durante un combate, cambiar la estrategia de actuación, pedir ayuda o incluso transmitir nuestra opinión de un asunto. Con ello los creadores del juego han conseguido que enfaticemos con nuestra compañía, cuya composición tendremos que decidir al inicio de cada capítulo, con lo cual podremos centrarnos en perfeccionar nuestras relaciones en ciertos personajes o intentarlo con todo el grupo, cambiando de compañero cada vez que surja la ocasión. Este sistema bastante innovador funciona de forma fluida y se alimenta de una gran cantidad de comandos, de forma que podamos decir lo mismo de diferentes formas y pos supuesto todo ello en castellano. Con ello se ha conseguido que nuestros compañeros nos importen, su muertes no afecten y sus triunfos se celebren como nuestros. Pero si queremos obviar todo este apartado, podemos jugar sin micrófono y centrarnos únicamente en los tiroteos.

Además el juego cuenta con un sistema de mejora tipo RPG, más complejo y personalizable de lo que nos tienen acostumbrados estos tipos de juego.
Estas mejoras se obtienen comprándolas en unos terminales, que se encuentran repartidos por todos los escenarios. Nuestro crédito serán los puntos que obtenemos como resultado de la eliminación de enemigos y podremos gastarlo en mejoras directas sobre los valores o bien en nodos, que se trata de composiciones formadas por un número variable de piezas, que a modo de Tetris debemos encajar en la cuadrícula con la que cuenta cada personaje, dando forma al tipo de desarrollo que queramos del personaje. Si llevamos correctamente esta gestión el juego se volverá bastante absequible hasta en los modos de juego mas difíciles A esta facilidad debemos añadir que cuando nos tumban en combate podemos revivirnos nosotros mismos o en caso de pedir ayuda, cualquier de nuestros compañeros que cuente con un botiquín El resultado de ello es que moriremos pocas veces y el juego nos parecerá un paseo si estamos acostumbrados a este tipo de juegos basados en coberturas, perdiendo algo de desafío para los veteranos. Por suerte al superar el modo historia desbloqueamos otro grado de dificultad.

La duración del título se encuentra sobre la docena de horas, más por extensión que por su dificultad. Su rejugabilidad se basa en la recolección de documentos de información para desbloquear ciertos logros, así como en descubrir los diferentes matices que varían del interesante argumento, dependiendo como sean nuestras relaciones con los distintos compañeros de equipo.

El juego cuenta con dos vertientes del modo mutijugador, competitivo y cooperativo. Pero ambas opciones se encuentran restringidos de forma exclusiva al online, no habiendo ningún tipo de experiencia multijugador en modo local, castigando a los jugadores que no tengan Internet a perderse la mitad de la experiencia que otorga el juego.

Del modo multijugador competitivo contamos con hasta 7 modos de juego, ya sea : todos contra todos, duelo por equipos, un objetivo que destruir, toma la bandera..... Nada novedoso en los shooter online de la actualidad. En general no hay problemas para encontrar partidas y ademas estas, suelen ir fluidas pero al contar con pocos mapas, tan solo cuatro, en seguida podremos cansarnos de sus diferentes vertientes. Además la personalización de las partidas es muy leve debido a una oferta escasa en las opciones de configuración de las reglas.

Por otro lado, el modo cooperativo, aquí llamado invasión, se basa en la mecánicas de las hordas de los Gears of Wars. Se trata de superar una serie de oleadas de enemigos, de creciente dificultad, cooperando con hasta 3 compañeros más a lo largo de 3 escasos mapas.

Binary Domain - CapturaEn ambas vertientes, para que la parte online no quede como un pobre complemento del cual nos cansemos a los pocos combates, el juego cuenta con un factor de personalizacion y progreso, al estilo del modo historia, basado en categorías (tirador, artificiero, asalto...) y nodos de expansión. La obtención de estas mejoras se basa, al igual que la saga ModerWarfare, en nuestras aptitudes durante el combate, así como en un sistema de desafíos, como por ejemplo matar a un número de determinado de enemigos con cierta arma o ganar un numero determinado de veces en un modo de juego.

El juego cuenta con una interfaz minimista, con predominio del blanco para los menús principales, lo cual otorga un efecto de futurista y limpio pero que por contra puede hacernos perder alguno de los menús de personalizacion de la parte multijugador.

Comentar, un molesto detalle que descubrimos en los primeros compases del juego. Durante nuestra estancia en Japón, ciertos diálogos se realizan en el idioma natal y no aparecen sus subtítulos de forma automática. Descubrir esto tarde, nos hizo perder el contenido del primer dialogo extranjero que tuvimos en el juego. Así que debéis activar los subtítulos desde el menú, con la consecuencia de que todos los diálogos (no solo los japoneses) también se subtitularán.

En resumen, Binary Domain se trata de un shooter en tercera persona basado en mecánicas de coberturas, genérico y clasista en su jugabilidad pero innovador en la historia y rompedor en su sistema de interacción y relación con los compañeros. El juego cuenta con unos valores de producción de calidad notable, en sus apartados técnicos y artísticos A nivel general, es una experiencia muy completa y recomendable para los amantes de este tipo de juegos, pero su jugabilidad continuista y la omisión de modos mutlijugador local, le alejan de ser uno de los mejores.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Articulos Relacionados
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?