ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
Aviso de cookies
       Artículo de literatura

Apartamento 16, de Adam Nevill


 Terror / Suspense
Yaiza Jara   09/12/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Este es uno de esos libros que te hacen dormir con una lamparita encendida, porque cada vez que oigas un ruido... creerás que ha sido él.
Portada de Apartamento 16, de Adam Nevill¿Sabes cuál es esa sensación al pasar por un espejo y sentir que hay algo más que tu reflejo al otro lado, pero cuando quieres volver a fijarte solo descubres tu cara de tonto mirando concienzudamente al espejito?

Todo empieza con Seth, el portero del turno de noche de Barringtonn House -uno de los más majestuosos edificios localizados en la parte rica y cara de Londres que consigue mantenerse en pie después de muchos años-, que vuelve a oír ruidos raros en un apartamento en el que sólo debería escucharse el silencio, ya que está deshabitado desde hace décadas, el apartamento nº 16.

Será una corriente de aire, de alguna ventana que se habrán dejado abierta” pensó Seth. Qué equivocado estaba… no sabía donde se estaba metiendo. Estaba hasta las narices de que los distintos inquilinos, que tenían más años de los que él pensaba sobrevivir, no pararan de quejarse de que les molestaban los ruidos y los gritos que se oían al caer la noche cerca de ese apartamento, y lógicamente él no tenía explicación alguna de por qué demonios hay ruido donde no lo debe haber, bastante tiene ya con tener que aguantar a cuatro ricachones que viven como vagabundos, ocultos en su fachada de multimillonarios. Sólo sirven para hacer que el resto de la humanidad se sienta triste, pobre e infeliz, pero en fin, eso es otra historia.

Por otra parte, Apryl había recibido junto con su madre la noticia de que su tía abuela Lillian había fallecido en un taxi de camino a ninguna parte en Londres, y les había dejado a ambas lo único que tenía, un apartamento en un lujoso barrio que ninguna podría imaginar que pasaría a formar parte de su vida. Dado que su madre le tenía verdadero pánico a volar, Apryl se lanzó a la aventura para descubrir el legado de su tía abuela, saber más cosas sobre ella, ya que no llegó a conocerla.

Muy misterioso todo” dijo Apryl cuando vio el interior del apartamento: no había decoración por ninguna parte, el papel de las paredes estaba más bien por los suelos, pero lo que más le llamó la atención fue que las cortinas estaban cosidas a las paredes para que no entrara ni un rayo de luz en la estancia, no había ni rastro de espejos, las fotos estaban dadas la vuelta, y todo el pasillo junto con los rincones estaban llenos de periódicos y rosas secas, que tenían pinta de llevar allí décadas, sin nadie que se molestara en limpiarlas y comprar otras nuevas.

Hay un momento que no sabes de qué parte de Londres están hablando, pero es muy entretenida y hasta que no te terminas el capítulo no puedes cerrar el dichoso libro.

Conforme iba conociendo cosas sobre Lillian y su marido Regginald, descubrió que estaban hechos el uno para el otro, y que él desapareció muchos años antes que Lillian, por lo que tuvo que sufrir el infierno de esperar su momento para poder reunirse con él. Esa es la explicación que le dio al estado de la casa, no había nada que demostrara que la mujer había fallecido hacia menos de unas semanas, sino que había una recolección de basura de los años de la guerra que le costaría lo suyo tirar.

Los armarios estaban a rebosar de vestidos y trajes de la época, que a Apryl le encantó y desconcertó descubrir que le venían a la perfección, los guantes, las medias, pero no así los zapatos, los cuales estaban destrozados y llenos de rozaduras, como si les hubiesen dado un uso continuo.

Investigando un poco mas, Apryl ve cómo el resto de los inquilinos pasan de ella y se niegan siquiera a dirigirle la palabra para poder aclararle sus innumerables dudas, y los porteros del edificio dejan caer el rumor de que su tía abuela Lillian estaba loca desde la muerte de su esposo, que llevaba años marchándose por la mañana ella sola por la ciudad para que luego algún vecino de la zona la devolviera de vuelta a casa al Barringtonn House porque se la habían encontrado en mitad de la calle murmurando para sí y sin saber a dónde ir.

Entre las cajas y cajas que tuvo que revisar y luego tirar para dejar el apartamento medianamente presentable para poder empezar a hablar con las inmobiliarias, descubrió unos 20 diarios de Lillian, en los que conforme iba acercándose a las fechas de antes de su muerte su letra era menos legible, pero aun así los leyó todos y llegó a una conclusión: Hessen era alguien que le había hecho la vida imposible a su familia, y quería saber por qué.

Para mí "Apartamento 16" (Minotauro, disponible en FantasyTienda) ha sido una gran aventura, porque al principio entre el pasado de Lillian, el día a día de Apryl y la vida de Seth, hay un momento que no sabes de qué parte de Londres están hablando, pero es muy entretenida y hasta que no te terminas el capítulo no puedes cerrar el dichoso libro.

Adam Nevill

Tengo que decir que Seth sufre un cambio radical, porque desde que se deja caer por el apartamento 16 para comprobar si es una puerta, una ventana o un ladrón el que hace el ruido con el que se quejan los inquilinos, ya no es el mismo. Pasa de ser un intento de artista que se quiere buscar la vida para poder dedicarse a su arte, a sentir una presencia que no se quita ni cuando se marcha a su casa, y eso vuelve loco a cualquiera. Pero lo mejor de la historia –en mi modesta opinión- es cuando hace su aparición el niño, ese maldito niño encapuchado que le hace la vida imposible y que junto con él llegan noticias de que alguien debe morir.

Ese niño metido en una gabardina con capucha negra, cara y brazos quemados, con ese típico olor a azufre y carne más bien quemada a fondo, se le aparece desde el sueño que Seth tiene pensando que va a morir, y el susodicho le ayuda a escapar. Todo lo que le explica a partir de ese momento es que: “Tío, tú solo dibuja y haz lo que te diga el jefe y tendrás tu recompensa. Todo va a salir bien”. Luego pasa lo que pasa por hacerle caso a niños con la cara quemada.

El enigmático apartamento 16 lleva cerrado al público años, pero sigue habitándolo algo que le da vida propia a todo lo que hay en su interior, algo con lo que Seth se choca por casualidad al entrar a inspeccionar – aunque Stephen, el jefe de porteros, le hubiese avisado de que está terminantemente prohibido el paso de cualquier bicho viviente -, encuentra unos cuadros, unas pintadas, unas pinceladas que no tienen nombre ni descripción, hablan por sí solas, y lo único que dejan claro es su objetivo: matar, matar y matar.

Este es uno de esos libros que – si eres de los que se meten en la historia de principio a fin con todas sus consecuencias- te hacen dormir con una lamparita encendida, porque cada vez que oigas un ruido no lo vas a relacionar con tus vecinos o con un gato inofensivo que pasa por la calle… creerás que ha sido él.

Página 1 de 1



Apartamento 16
Apartamento 16

18.00 € 17.10 €
 
Crónicas del Multiverso (Premio Minotauro 2010)
Crónicas del Multiverso (Premio Minotauro 2010)

19.50 € 18.53 €
 
La profecía
La profecía

17.95 € 17.05 €
 
El día de los trífidos
El día de los trífidos

17.50 € 16.63 €
 
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Señores del Olimpo - Javier Negrete
La Cámara Oscura, de Peter Straub
Máscaras de Matar
Los Dones, de Ursula K. Le Guin
Mapa de la Atlántida según La Ciudad de las Puertas de Oro
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?