ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
Aviso de cookies
       Artículo de comics

Himawari, de Belén Ortega y Rubén García


Daniel Rodríguez   06/06/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Los autores nos ofrecen una obra con un estilo muy personal, un dibujo de buena calidad y un argumento con las suficientes dosis de frescura y originalidad.
Portada de Himawari, de Belén Ortega y Rubén GarcíaPosiblemente no existe género más vinculado al manga que el jidaimono, o lo que es lo mismo, las historias de samurais situadas en el pasado histórico de Japón.

Todos los relatos ambientados en esa época y con esos protagonistas nos traen inmediatamente a la cabeza obras como "El lobo solitario y su cachorro", "Rurouni Kenshin", "Vagabond" o "La espada del inmortal", cada una con sus características particulares que las diferencian unas de otras, pero todas con un trasfondo común que los vincula instantáneamente con lo más tradicional del país nipón.

Sin embargo, la joven artista española Belén Ortega, dentro de la línea Gaijin de Glénat, se ha aventurado en tan hermético y característico mundo para ofrecernos su primera gran obra profesional: "Himawari" (disponible en FantasyTienda).


Sus virtudes destacan por encima de los fallos, ofreciéndonos una muestra de lo que puede llegar a dar de sí el talento de Belén Ortega.

HISTORIA DE UNA VENGANZA

Nos encontramos en el Periodo Bakumatsu, siglo XIX. Himawari, una pequeña niña de cuatro años, y Shunya, su hermano de ocho, contemplan cómo un grupo de samurais acaba con la vida de sus padres e incendia su hogar. Solos y desamparados, lo que pudo ser el fin de sus vidas se convierte en el primer paso hacia la venganza.

Doce años han pasado. Las pesquisas de los dos hermanos les han llevado a una de las prefecturas en las cercanías de Edo. Allí, siguiendo la pista de una antigua katana, encuentran al jefe del clan que controla la zona, uno de los posibles asesinos de sus padres. Intentando infiltrarse en su entorno comprobarán que cumplir el plan de su venganza será mucho más difícil de lo que pensaban, trayendo consecuencias mucho más trágicas de lo que jamás hubieran imaginado...


MÁS ALLÁ DEL HONOR

Belén Ortega es la joven autora de "Himawari", cuyo salto al mundo profesional se ha producido gracias a la iniciativa de Glénat y su línea Gaijin, que da la oportunidad a diversos artistas españoles influenciados por el manga de publicar sus trabajos a gran escala, una gran idea que nos está otorgando sorpresas muy agradables en lo que respecta a la cantera autóctona. La edición de este tomo es similar a los volúmenes estándar de manga de la editorial de origen francés, es decir, tamaño de 11'5x17 centímetros, tapa blanda con sobrecubiertas, papel e impresión perfectos, 192 páginas incluyendo una sección de extras y una galería de artistas invitados y un precio de 7'95€.

Belén Ortega

Desde la misma ilustración de portada podemos observar la fuerza y personalidad del dibujo de Belén Ortega. Recogiendo influencias del gran Hiroaki Samura y su manga "La espada del inmortal", la autora nos ofrece un apartado visual lleno de trazos firmes y elegantes, en algunos casos casi fugaces y abocetados, como si fuesen los tajos de una katana, intentando recrear personajes, gestos y escenarios de forma fiel y realista pero sin una gran parafernalia, poseyendo un aspecto limpio y pulcro cercano a ciertas formas pictóricas tradicionales japonesas.

De esta manera, la composición se centra en los personajes, sus gestos y su lenguaje corporal, dotándoles de fuerza. No hay más que observar los ojos, el rostro y los movimientos de la protagonista para darnos cuenta de su carácter impetuoso y enérgico rayano en la temeridad, pudiéndose aplicar lo mismo con el resto de sus personajes.

Rubén García

Igualmente, en ciertos planos lejanos y generales podemos observar un estilo muy abocetado, deudor de Samura, así como el uso íntegro del lápiz en uno de los episodios, dedicado a un flashback donde se narra el origen de la historia, que confiere de mucha frescura y personalidad a esta obra, otorgándonos una muy buena muestra del talento que atesora Ortega. Sin embargo, en ocasiones la narrativa visual carece de la fluidez necesaria, especialmente en los combates, donde el ritmo puede ser algo irregular, pero seguramente sea algo vinculado a la escasa experiencia de la autora y que seguro irá mejorando sensiblemente con el tiempo.

En lo que respecta al argumento, toma como referencia un recurso tan común como el de la venganza, pero, afortunadamente, Ortega intenta evitar por todos los medios posibles los lugares comunes, huyendo de los tópicos y ofreciéndonos un guión en el que intenta sorprendernos y evitar cualquier sensación de déjà-vu.

Himawari, de Belén Ortega y Rubén García

Esto provoca que la autora tome ciertos riesgos, comenzando con los personajes, donde no existe realmente una distinción clara de bien y mal. Cada uno de los actores de esta obra tiene sus motivaciones, virtudes y defectos, lo que condiciona la relación entre ellos y el devenir de la historia. De esta manera, Himawari quiere culminar su venganza por encima de todo, pero carece de la cabeza fría y la racionalidad de su hermano Shunya.

El desarrollo de ambos se sale de lo típico y provoca ciertos giros argumentales dignos de mención, con situaciones inesperadas que consigue dotar a la obra de unas dosis de originalidad refrescantes, sin miedo a bordear alguna que otra escena escabrosa, manteniéndonos a la expectativa de qué puede suceder a continuación. Los riesgos que toma la autora para crear un argumento que se aleje de los estereotipos es altamente loable, aunque también produce que la historia vaya a trompicones de vez en cuando, con frenazos y acelerones que pueden descolocar un tanto al lector.

Himawari, de Belén Ortega y Rubén García Igualmente, el final de la historia ofrece muchos cabos sueltos y una sensación de que el guión está incompleto o tan condensado que no se ha podido desarrollar en todo su esplendor, dejándonos la duda de si existirá un segundo tomo de este manga, la opción más lógica si nos atenemos al final del mismo, donde una línea argumental se cierra pero otra queda abierta completamente.


UNA KATANA PARA EL FUTURO

"Himawari" tenía muchas probabilidades de acabar siendo una historia más de venganza y samurais, explotando recursos recurrentes y estereotipos, pero Belén Ortega se sacude grácilmente esos lastres y nos ofrece una obra con un estilo muy personal, un dibujo de buena calidad y un argumento con las suficientes dosis de frescura y originalidad que lo convierte en una muy buena opción para todos aquellos que quieran disfrutar de una historia que se aleja de lo que estamos acostumbrados, a pesar de algunos defectos propios de una autora que acaba de dar su primer paso en el mundo profesional.

Sin embargo, sus virtudes destacan por encima de los fallos, ofreciéndonos una muestra de lo que puede llegar a dar de sí el talento de Belén Ortega, de la que esperamos poder disfrutar de más obras suyas en un futuro prometedor para ella y para el resto de la cantera española apadrinada por la línea Gaijin.

Página 1 de 1



Puzzle Boat - Cris Ortega 2000 piezas
Puzzle Boat - Cris Ortega 2000 piezas
27.95 €  
Puzzle Harp - Cris Ortega 1000 piezas
Puzzle Harp - Cris Ortega 1000 piezas
16.95 €  
Puzzle  Moonlight - Cris Ortega 1000 piezas
Puzzle Moonlight - Cris Ortega 1000 piezas
16.95 €  
Onírica
Onírica

24.00 € 22.80 €
 
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Portada de Death Note: Another Note, de Takeshi Obata y Tsugumi Ohba
Takeshi Obata
Tsugumi Ohba
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?