ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Cabos sueltos (Ciclo de Drímar 2), de Rodolfo Martínez


Jaime Santamaría   04/02/2011
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Cuando pretendamos crear una inteligencia artificial a nuestra imagen y semejanza, será mejor que tengamos cuidado no vaya a ser que lo consigamos (con videoreseña).
Portada de Cabos sueltos (Ciclo de Drímar 2), de Rodolfo MartínezRecientemente os hablé de “El carpintero y la lluvia (Ciclo de Drímar 1)”, la primera de cuatro entregas a través de las cuales la editorial Sportula va a compilar los relatos del escritor Rodolfo Martínez ambientados en su universo particular drimano y que aparecieron de manera separada a lo largo de los años noventa y principios de este siglo. “Cabos sueltos. Ciclo de Drímar 2” (a la venta en FantasyTienda) es, pues, la mejor manera de continuar adentrándonos en esta saga o bien engancharnos a ella, porque no es necesaria la lectura de la primera para disfrutar del libro que hoy nos ocupa.

Basta una ojeada a la nómina de escritores de ciencia ficción más veteranos (y no tanto) para descubrir que quien más, quien menos, ha creado su saga particular de aventuras espaciales. Space operas por entregas seriadas, en novela tradicional o, como es el caso de Drímar, relatos y novelas cortas, casi siempre autoconclusivas, ubicadas en distintos momentos cronológicos de su milenario calendario.

Una lectura ligera, con un estilo más uniforme que su predecesora “El carpintero y la lluvia” y eso a pesar de estar escritos los relatos en momentos cronológicos distintos. Este compendio es entretenido, plagado de guiños al género fantástico y con historias que beben del policiaco, el mejor thriller y la ciencia ficción.

En “Cabos sueltos. Ciclo de Drímar 2” asistimos a tres momentos distintos del universo de Drímar. Los dos primeros relatos cortos están ambientados en un futuro aproximado de 600 años respecto de la fecha actual. Tras el denominado interregno (una especie de edad media con claroscuros), que hace que se retome un mundo muy al estilo de finales del siglo XX. Esto es una excusa perfecta para Martínez, quien puede así jugar con elementos propios de la CiFi y un entorno que nos sea más fácilmente reconocible.

La novela corta que cierra este libro va sin embargo casi 3.000 años más allá de nuestros días. El imperio drimano extiende su influencia más allá de la Tierra y el desarrollo (también tras alzas y bajas) obviamente se ha disparado; aunque, eso no es óbice para que en la superficie de los exoplanetas nos encontremos con humanos de carne y hueso que sienten y padecen como hoy en día. Y es que, Martínez pretende jugar con sus historias, entretener, modelar a su antojo la plastilina de sus iconos favoritos, pero al final utilizando la esencia de los hombres, sus virtudes y sus miserias, sus pecados y, en definitiva, lo que nos hace ser lo que somos frente a quimeras como las que baraja precisamente esta última historia del libro.

Rodolfo Martínez, autor asturiano

No me extiendo con el CV de Rodolfo Martínez; es lo suficientemente amplio, variado y laureado como para que quienes aún no le conozcáis os acerquéis a su obra a través de una lectura fácil como es “Cabos sueltos. Ciclo de Drímar 2”, ya que la historia se encargará dentro de unas décadas (si no ya mismo) de incluirle en todas las relaciones de autores imprescindibles del género fantástico español. Quienes ya habéis tenido la oportunidad de disfrutar de sus textos, encontraréis en Drímar la oportunidad de redescubrir los distintos estilos que trabajó Martínez en un momento en que maduraba su forma de crear.

Por otro lado, la editorial Sportula hace patria y promociona con un nuevo barniz la producción literaria de este autor, adaptándose a los nuevos tiempos mediante libros tradicionales o versiones electrónicas, que como sabéis podéis adquirir a través de FantasyTienda.

Bien, vayamos con el contenido.

“Bailando en la oscuridad” (Este relato fue Finalista del Premio Asturias Joven de Narrativa 1994). El protagonista es Roy Córdal, un detective privado de Neoyorquia, se ve envuelto en un caso de drogas que involucra a los alumnos de un instituto y cuyas repercusiones pueden llegar a lo más alto. Coincide que Eva, Evelyn Roeder, trabaja en el Instituto Álbrez (contracción de Álvarez) y conoce a Roy, por lo que va a recurrir a él para ayudarle con un desagradable caso de drogas entre sus alumnos adolescentes. El agravante viene porque entre las drogas sintéticas habituales de los jóvenes se ha colado la cocaína, un estimulante natural en desuso y que parece que alguien está introduciendo en el continente americano desde la vieja Europa del Este.



En este relato corto, fácil de leer y plagado de diálogos, asistimos a las vicisitudes de unos personajes que responden a los más reconocibles arquetipos de las historias de similar corte ochenteras y de los noventa. Con un pseudo aire de novela negra, Córdal deberá sumergirse en los barrios bajos y los tuburios donde muchos personajes anónimos, amparados en las sombras, acuden para ver bailar a jovencitas ligeras de ropa mientras se apuran copas de alcohol y droga de diseño. El problema aquí es cuando este mundo paralelo se entrecruza con las vidas de alguno de los alumnos del Álbrez y descubre la vida real demasiado pronto.

Investigación de la policía (que ya sabéis que sólo aparece cuando el cadáver está frío y poco más se puede hacer que certificar la muerte y levantar el cadáver) y detectivesca (Roy aprovechará sus contactos y maneras para llegar a la verdad aun a rriesgo de meterse en páramos complicados) van de la mano en medio de un escaparate de jóvenes que sospechan unos de otros en medio de sus exámenes, novias fugaces y amores no siempre correspondidos que acaban en corazones partidos.

Lo dicho, ¿se sabrá quién acabó con la vida de la pobre Clara, asesinada impunemente al más puro estilo de la Laura Palmer de Twin Peaks? ¿A quién protege el aspirante a capo Sr. Branquia? ¿Conseguirán finalizar los ensayos de la obra “El rey Lear” en el instituto? ¿Eva y Roy volverán a enamorarse o lo suyo es quedar abocados a una relación de follamigos?

“El robot” (Obtuvo el Premio Ignotus 1996 al mejor relato). En este relato (el más corto del libro) descubriremos cómo La Corporación Cibernética ha desarrollado un robot con las 3 Leyes de Asimov. De nuevo el protagonista será el detective privado Roy Córdal, quien es llamado para investigar el crimen, aparentemente imposible, cometido por el robot que previamente había pasado con él unos meses a modo de prueba piloto.

Martínez demuestra que se ha leído las novelas de Asimov de robots, porque aquí clona el desarrollo de aquellos míticos títulos donde el personaje Lije Baley y su ayudante humaniforme R. Daneel Olivaw. Si estos robots no os parecen rancios y os dejáis seducir por el esquema de lógica deductiva y malabarismos con las famosas leyes asimovianas, pues adentraos y tratad de anticipar si efectivamente RLA-33 mató o no a la víctima.

Portada de El carpintero y la lluvia (Ciclo de Drímar 1), de Rodolfo Martínez“Este relámpago, esta locura” (Esta novela ganó el Premio Ignotus 2000 a la mejor novela corta). Esta novela corta cierra la terna, utilizando el mismo planteamiento sencillo de base que las anteriores historias, aunque quizá con más ambición en cuanto al tema central que subyace en la historia, influenciado por el viejo lema comicquero: “un gran poder, conlleva una gran responsabilidad”.

Se lleva la mitad de las páginas del libro y como os anticipé en la introducción, preparaos para viajar a un futuro de dentro de tres milenios donde un sacerdote de la religión dominante en ese momento (en clara referencia/crítica a las iglesias monoteístas actuales, sobre todo la católica) convive con una crisis de fe interior al más puro estilo unamoniano. Como para no la tenerla; Pierre de Charden ha sucumbido a los encantos de Isabel, una de sus alumnas adolescentes, que se comporta como eso, como una chica de su edad, por lo que en este tipo de relaciones pierde el que está enamorado y yo creo que ése era el cura. Sí, sí, no os escandalicéis, que ellos desde luego no lo hacen.

Y es que la sociedad es más laxa en estas cuestiones dentro de tres milenios (me imagino que algún@ de vosotr@s ya estará fantaseando con ello). Bueno, el caso es que Martínez nos sumerge en un instituto, en esta relación y va y nos añade un elemento adicional: a Pierre se le encomienda que vigile de cerca a uno de sus alumnos, un tal Karl. El cura no sabe por dónde le da el aire (apenas le dan explicaciones sus superiores de por qué debe llevar a cabo este seguimiento), por lo que recurre a los servicios de una ciberpirata (Cara) para que le ayude (me recuerda a la protagonista de la serie Millenium) y… zas, ya tenemos el triangulo amoroso, que al final se convierte en cuadrilátero.

Y… ese tal Karl… ¿qué secreto esconde? Pues ya lo descubriréis, pero os anticipo que es objeto de un experimento por el cual se trata de crear a un superhombre (vamos, una especie de superman; por lo que las referencias a la esencia que en su día impulsó a la Marvel a crear superhéroes se ve destilado en esta novela por todas las esquinas).

Buenos, pues ahí tenéis este “Cabos sueltos. Ciclo de Drímar 2”, una lectura ligera, con un estilo más uniforme que su predecesora “El carpintero y la lluvia” y eso a pesar de estar escritos los relatos en momentos cronológicos distintos. Este compendio es entretenido, plagado de guiños al género fantástico y con historias que beben del policiaco, el mejor thriller y la ciencia ficción.

Me gusta escarbar en los textos y no exagero si os confieso que este libro me ha dejado algunas… “moralejas”, ya que bajo la pátina de unas aventuras intrascendentes y una pseudomoralina, Martínez consigue con un estilo nada descuidado y esa sencillez que tan difícil yo siempre he confesado que es difícil alcanzar, trasladarnos las siguientes ideas:

Si hay algo peor que una mujer despechada, es un hombre despechado.

Cuando pretendamos crear una inteligencia artificial a nuestra imagen y semejanza, será mejor que tengamos cuidado no vaya a ser que lo consigamos.

El amor y el desamor pueden matar en vida, el poder absoluto o la carencia de él también pueden matar en vida. ¿Cuándo dejaremos de complicarnos la vida y ser sólo lo que la naturaleza nos ha reservado?

Buena lectura. Os espero en una próxima reseña.


® Jaime Santamaría, febrero 2011

http://galaxiabidena.es.tl

http://www.youtube.com/user/LanarkMcKlaor

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Sportula pone a la venta un pack de la colección Nova Fantástica por 10€ en Lektu
Videorreseña de Pergamino Infinito: «Falmung y la gema de la oscuridad», de José Luis Martínez
Sportula publicará en junio «Torres de babel», de Ian Whates
Sportula publica «Dark fantasies», antología de fantasía oscura
Palabras que nunca te dije, lo nuevo de la escritora española María Martínez
Articulos Relacionados
Torres de Babel, de Ian Whates: un puñado de grandes relatos de estilo británico
Dark Fantasies, de VV.AA: un imperdible para los amantes de la fantasía
Cielos de ira, de María Martínez Franco: la reiterada tragedia deviene en vodevil
Emi Lope y Alix Leveugle, editoras en Fantascy, nos cuentan sus secretos y planes
Las astillas de Yavé, de Rodolfo Martínez: investigación, aventuras y suspense en mezcla equilibrada
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Rodolfo Martínez, autor asturiano
Portada de El adepto de la Reina, de Rodolfo Martínez
Portada de El carpintero y la lluvia (Ciclo de Drímar 1), de Rodolfo Martínez
Portada de Cabos sueltos (Ciclo de Drímar 2), de Rodolfo Martínez
Portada de El Jardín de la Memoria (El adepto de la Reina 2), de Rodolfo Martínez
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?