ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Frío, de Laurie Halse Anderson


 Literatura juvenil
Daniel Ojeda   17/09/2010
Comenta con tu Facebook
Meneame
     La pluma de la autora es irónica como su misma protagonista, dura y cruda en numerosas ocasiones, pero lo suficientemente suave tratando un tema escalofriante para cualquier ser humano: la anorexia.
Portada de Frío, de Laurie Halse AndersonUn panecillo de trigo (96), dos coles de Bruselas mantecosas (35), cinco champiñones (25). Lia cuenta las calorías que la mujer de su padre le obliga a digerir casi cada día, permanece congelada en un cuerpo del que no está orgullosa en ningún momento, se encuentra sumergida en pensamientos que le hacen hundirse en un gran pozo oscuro, cada vez más hondo.

Lía era una chica normal al menos en los tiempos en los que ella vivía con sus padres, tenía una reputación normal en el instituto, una mejor amiga y sueños por delante, los cuales estaba deseosa de cumplir. En cada momento Lía recuerda el pacto que hizo con Cassie, una promesa escalofriante y a la vez uno de sus mayores deseos: ser las más delgadas del instituto. Ahora todo ha cambiado, los problemas han incrementado en su vida, siendo la obsesión por su cuerpo lo más importante, las nauseas que le crea la comida y creer que el número perfecto en su báscula sería el 0.

Laurie Halse narra esta novela como la vida misma siendo, directa, no demasiado detallista, sin escrúpulos, pero con sensibilidad en más de una ocasión.

Tras la muerte de Cassie, en el instituto ha quedado un gran vacío, silencios incómodos cuando habla con su padre de ello, preocupaciones por que ella siga su mismo camino. Mientras estos sucesos ocurren a su alrededor ella solo puede recordar lo que sucedió aquella noche “Me llamó treinta y tres veces” no la cogió el teléfono, podría haberla salvado y no lo hizo… Una carga que lía lleva a su espalda amarrada a todas las demás de su día a día. Es evidente que tras salir de clínicas para no morir de anorexia, Lía tendría que haber mejorado, pero su delgadez es muy visible o al menos para algunas personas de su alrededor, pero su familia parece ver una persona que poco a poco se recupera, o en realidad no quieren ver la verdadera realidad. A pesar de sus obsesiones oculta sus pensamientos y asemeja llevar una vida normal, dar ejemplo a su hermanastra como su hermana mayor e intenta olvidar que ella podía haber salvado a Cassie, por lo cree que la muerte de la que era su mejor amiga es su culpa. Los recuerdos se agolpan en su cabeza, rememorando una infancia al lado de la que sería una adolescente perfecta pero que un simple idealismo las condujo por el camino equivocado.

La misión de su día a día es aparentar que ha comido, calentando la comida en el microondas y manchándose los labios, sin olvidarse de dejar el plato sucio y sin comida encima de la mesa, a pesar de lo sucedido Lía sigue sin poder abandonar esa vida que empezó con Cassie y la que seguramente fue la culpable de hacerla morir sola… Pero ella no se ha ido, aún no está del todo muerta o al menos para Lía, ya que siente como la observa, la mira y la pide que abandone la vida para reunirse con ella, para cruzar al otro lado. Lía tendrá que enfrentar su problema y el que tuvo su amiga ante el mundo real, contando con la presencia de Cassie y con sucesos en su familia que no se lo pondrá fácil. Elijah sabe más de lo que parece y será la motivación para Lía y una pequeña ayuda que quizás pueda serle útil para averiguar que le paso a Cassie y si tenía algún mensaje para ella.

Chicas de hielo, adolescentes que creen que lo más importante es tener un cuerpo en el que los huesos marcados sean lo más importante. La única esperanza de Lía puede ser una pequeña luz que alumbre su vida de un color negro con calorías de cada alimento por todos sitios, la ayuda de su alrededor será decisiva para tomar su decisión ¿Debe de hacer caso al fantasma de Cassie?

Laurie Halse Anderson

Frío” (disponible en FantasyTienda) es una novela publicada por Roca editorial en su sello juvenil. Laurie Halse Anderson es su autora, nació en 1961 en el estado de Nueva york, ha escrito diversas novelas juveniles siendo galardonadas con numerosos premios, finalista del premio nacional del libro. Laurie vive con su marido, sus cuatro hijos y un perro neurótico, cuando no disfruta de ellos pasa incontables horas escribiendo en una casa de campo, ella está segura de que lleva una vida de la que no podría estar más agradecida. Roca Juvenil presenta la novela con una cubierta más que atrayente, que transmite perfectamente lo que encontraremos en la novela. Mientras Lía nos mira ausente desde la imagen, si movemos el libro la cubierta brilla intensamente aumentando la sensación de frió junto a la escarcha y el hielo de la imagen, por el lado trasero del libro podemos observar el parpado cerrado de Lía justo encima del título. La novela consta de tapa blanda con solapas, una edición manejable y aunque es un libro breve parece de un grosor considerable, a pesar de sus 237 páginas, un dato a aportar es la ausencia de capítulos en el libro.

Estamos ante una novela que narra la historia de una chica anoréxica, pero para nada es la guía de este trastorno alimenticio, es un relato que le ocurre a una adolescente portadora de esta enfermedad derramando crudeza, sufrimiento, pensamientos y algún atisbo de luz en sus páginas. Desde el comienzo la autora nos deja claro la dureza de la historia, porque este tema lo es por sí solo. En el inicio conocemos el entorno de la protagonista inundado de numerosos recuerdos de su mejor amiga, los sucesos que a ella misma la ocurren y lo que ha dado lugar la muerte de Cassie en su entorno.

En el momento en el que comencé a leer el libro, esperaba encontrarme con una novela que me haría pensar en esa enfermedad que irremediablemente permanece en muchas personas, física y mentalmente, cuando ya me había empapado de lo que tenía lugar en “Frío” fue inevitable verme inducido aunque en un mundo cruel y realista en una novela rápida de leer, disfrutar con la narración a veces un tanto poética de la autora y desear que el caso de Lía termine bien. Vivimos la historia desde el punto de vista de Lía, la cual aunque sufre una enfermedad, es irónica, dura, engaña a los que intentan “engordarla” y la que se toma la muerte de su amiga y el camino hacia el descubrimiento de ella con la frialdad que invade a una chica de su estilo.

Frío” de Laurie Halse Anderson es un libro bastante recomendable desde mi punto de vista, para lectores con estómagos fuertes y que no tienen miedo a derramar alguna lágrima o a leer una historia que al finalizarla convenga reflexionar sobre la vida misma, esta historia es tan intensa emocionalmente que hará las delicias de los lectores más duros y a la vez dramáticos. Si le dedico el adjetivo: Intenso, es que se lo merece porque si un elemento sabe usar Anderson son las emociones, jugando con ellas dentro del cuerpo de una adolescente y tejiendo una historia alrededor que hará decidir un posible futuro. Me fue imposible no desencajar la cara al leer a Halse Anderson en algunas ocasiones, desear estar al lado de Lía, gritarle una palabra de ánimo en la lejanía y sobre todo salvar a una persona como ella de un agujero tan inmensamente oscuro como lo es este mundo.

La pluma de la autora es irónica como su misma protagonista, dura y cruda en numerosas ocasiones, pero lo suficientemente suave tratando un tema escalofriante para cualquier ser humano. Es visible la experiencia de la autora en novelas realistas cargadas de elementos crudos que hacen vivir intensamente sus novelas a los lectores y que no dejan indiferente a nadie. Laurie Halse narra esta novela como la vida misma siendo, directa, no demasiado detallista, sin escrúpulos, pero con sensibilidad en más de una ocasión.

Si una cosa me quedo patente al finalizar la novela, es que no es fácil olvidarse de su argumento general, que me entretuvo y me mantuvo sentando devorando sus páginas y deseando saber el final de una historia que tanto podría acabar bien como mal. Es destacable el trabajo de documentación realizado por la autora, ya no solo por internet o enciclopedias, si no sobre este mundo que está muy cerca de nosotros inundando webs creadas por chicas anoréxicas, sobre este aspecto también podremos ver pinceladas en la novela. He disfrutado su lectura, aunque también he sufrido, pero desde este momento sé que el viento no es lo único que puede producir frío…

Como puntos negativos sobre la novela, poco podría decir, ya que la he disfrutado, entreteniéndome en cada momento y dándome cuenta de que cuando ya estaba tiritando un libro emocionante se había evaporado en mis manos. Aunque desde mi punto de vista la lectura deja satisfecho, no le habrían venido mal unas hojas más y ahondar más en una relación fuerte como la que Lía mantiene con Elijah y haciendo esto una solución más a la enfermedad que invade a la protagonista, ya que la relación entre el chico que no es un personaje del todo secundario y Lía, no llega a ser en ningún momento profunda, aunque la autora lo haya intentado en alguna ocasión. Obviamente nos encontramos con personajes más secundarios que otros, pero todos tienen un papel no mediocre en la novela y son tan cercanos y reales como el día a día.

El hecho que me sirva comida no significa que me la vaya a comer, o a tragar. Soy lo bastante fuerte para hacer esto el aroma de las patatas es delicioso mantenerme fuerte, vacía, vacía, el aroma de las patatas fuerte/ vacía/ fuerte/ respira/ finge / espera.

Laurie maneja a las personas, la vida y las emociones con sus hilos literarios como si fuesen marionetas, poniendo cada suceso al límite y declarando que aún hay suficiente realidad que debemos conocer. De un tema duro, consigue realizar una novela que sube un nivel más del entretenido y que en ningún momento dejará mal sabor de boca, aunque si una profunda e invisible tristeza. Como veis en el pequeño párrafo, podéis imaginar lo que os puede deparar el libro si os decidís a leerlo.

En estas fechas en las que el invierno se acerca “Frío” es el libro perfecto para pasar un fin de semana intenso emocionalmente, arrinconado en una hamaca, tapado con una manta y dispuesto a leer una historia que te sumergirá en el camino de la superación de una enfermedad siendo sus baches, una familia preocupada, un fantasma y un chico totalmente diferente a Lía…

¿Un cubito de hielo se podría descongelar cuando lleva demasiado tiempo en ese estado? Solo el tiempo lo puede mostrar…

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
En enero Roca publicará «El bosque de los mil farolillos», de Julie C. Dao
En enero Roca publicará «Anatomía de un escándalo», de Sarah Vaughan
Roca Editorial publica en enero «Juego de Tronos y la filosofía» de Henry Jacoby y William Irwing
«Entrebrumas», de Hope Mirrlees, se publicará en septiembre en Roca
«Vienen cuando hace frío», nueva obra de Carlos Sisí, en Stella Maris
Articulos Relacionados
Stealing Snow, de Danielle Paige: un retelling que no convence
«The Power» de Naomi Alderman: ciencia ficción feminista en clave de distopía
La materia oscura de Phillip Pullman, una trilogía fantástica imprescindible
El fin de Oz, de Danielle Paige: el cierre para la historia de Amy y Dorothy
Five nights at Freddy´s. Los ojos de plata, de Scott Cawthon y Kira Breed-Wrisley: buen terror juvenil
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Roca Editorial
Portada de Huérfanos de la creación, de Roger MacBride Allen
Portada de Viejo Siglo XX, de Joe Haldeman
Portada de Agente de Bizancio, de Harry Turtledove
Portada de Viejo Siglo XX, de Joe Haldeman
Portada de Objetos Frágiles, de Neil Gaiman
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?