ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de cine

Robin Hood, de Ridley Scott


Eidián   04/06/2010
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Ridley Scott nos muestra el orígen de un Robin Hood en el que más que un príncipe de los ladrones, vemos a un libertario parecido a Simón Bolivar.
Imágen de Robin HoodTítulo: Robin Hood.
Género:
Histórica, aventuras.
Nacionalidad:
Estados Unidos.
Duración:
140 minutos.
Estreno:
14 de mayo de 2010.
Director:
Ridley Scott.
Reparto:
Russell Crowe, Cate Blanchett, Max von Sydow, William Hurt, Mark Strong.
Tengo comprobado que la gente de Hollywood piensa que la historia es algo así como un “pasen y vean” en donde cada cual coge lo que se le antoja, lo mezcla asa y acullá y le sale un guión de película de lo más molón. Esta vez tocaba hacer Robin Hood a las finas hierbas y para que la receta resultase de lo más innovadora llamaron al sin par creador de Quijotes Contemporáneos Brian Helgeland, a quien se debe esa profunda y filosófica reinterpretación del mito del “Miles Christi” (guerrero de Cristo) que es “Destino de caballero”. 

Contando con semejante personaje en las labores literarias, no es de extrañar que el guión, que el veterano Ridley Scott ha llevado a la pantalla, tenga más agujeros que un colador en cuanto a verosimilitud histórica pero, eso sí, el tufo democrático y libertario que suelta el film en pleno siglo XIII es de lo más encomiable… e irreal. Igualito, igualito que le pasaba al “Gladiator”, otro peliculón del señor Ridley, de lo más sobrevalorado, donde mister Crowe, al igual que en la película del arquero, parece Simón Bolivar “el libertador”. En esta última sólo le ha faltado soltar lo de Mel Gibson en “Braveheart” de que nunca les podrían arrebatar la libertad. 


Imágen de Robin Hood

Podría pasar por la piedra todo el argumento del señor Helgeland empezando por esas increíbles estrategias de batalla medieval que el film despliega (no perderse esas barcazas de desembarco sacadas directamente del Día D en Normandía), eso sí, espectaculares que no veas. Seguiría por la muerte del rey Ricardo II en Chalus, que fue herido por un niño tardando más de una semana en morir. ¿Qué más? Ah, sí Felipe II de Francia, villano malo del film, que bastante tuvo con afianzar su monarquía porque, cuando llegó al trono, su reino era poco más que los territorios alrededor de París, mientras que Inglaterra, en terreno francés, iba desde Normandía hasta los Pirineos. Y Juan Sin Tierra no firmó una declaración de derechos y libertades para todos los ingleses sino que los barones consiguieron arrancarle una carta en la que se desdecía de los impuestos que los nobles del reino debían pagar y se delimitaban los privilegios reales. Y ya lo dejo que esto empieza a ponerse farragoso. 

Si dejamos aparte la fidelidad histórica, expresión que en Hollywood no deben haber oído jamás, ¿qué nos queda? No mucho, la verdad. La película, no lo voy a negar, es amena. Imágen de Robin HoodTiene un buen arranque, original y lucido (aunque yo aún estoy por saber a que viene la escena de Mariam y, más aún, me gustaría comprender que pintan esos niños perdidos de los bosques en realidad), pero enseguida se desliza por caminos trillados y libertarios sin tacha, dejando que el personaje del arquero brille con luz propia mientras el guión se desliza hacia lo espectacular con mucho autobombo. Lástima después de prometer que veríamos a un nuevo Robin, pero Scott no aporta nada al género ni a la temática del arquero, aparte de contemplar su supuesta génesis y como llegó a ser Robin Hood (nombre que, por cierto sólo aparece en los últimos minutos de película). Como suelen decir, si quieres que tu obra sea mejor que aquellas en las que te inspiras tienes que asesinarla (véase a Guy Ritchie y su Sherlock Holmes) y el señor Ridley, como mucho, le ha sacado un padrastro a sus antecesoras. 

Tan sólo en los personajes se ve cierto genio y empeño que salva la película. La relación con Mariam, por ejemplo, que podía haber dado lugar a algo mucho más adulto y profundo de lo que se ve, no se va al garete por el carisma de Cate Blanchet (pero no perdono a Scott y a su guionista la escena de la batalla final en la que su participación es estúpida e ilógica). Los personajes son arquetípicos hasta decir basta (mención aparte merece Max von Sydow que, como Blanchett, siempre están en su sitio), desaprovechando la aparición del sheriff de Nothingam de tal forma que sobra en la historieta. Pero la calidad de los intérpretes (Mark Strong es una malo maloso de lo mejorcito) es una de las mejores bazas de la película que se aguanta sobre todo en el carisma de Crowe que empieza a repetirse un tanto con estas composiciones heroicas (donde esté su personaje de “El dilema”…). 

Imágen de Robin Hood

Para acabar, quisiera dar un pescozón al compositor de la banda sonora del film, Marc Streitenfeld. En general la música se ajusta bien a la cuestión aventurera pero, señor mío, ¿qué porquería de versión ha hecho de “Mujeres de Irlanda”? Agggh. ¡Es como para darle una paliza! Aprenda de los Chieftains en “Barry Lindon”, por favor. 

Imágen de Robin HoodEn resumen, estamos ante una película pasable, entretenida y de aventuras, sin mucha base real, y visualmente muy atractiva (me gustaron mucho los créditos finales en los que se recrean la Cruzada de Ricardo y la masacre de Acre). Aunque no se yo si esto es suficiente para justificar una película de casi dos horas y media. Que quieren que les diga, si se trata de aventuras y tratamiento más o menos contemporáneo yo me quedo con la versión de Kevin Costner, que me parece más divertida, y, si ya quiero algo de verdadera calidad y profundidad, que no me quiten esa maravilla que es “Robin y Mariam”, con Sean Connery y Audrey Hepburn. Ay, que ya no se hacen películas como las de antes…

Página 1 de 1



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Resistencia, la vida de Scott Kelly en el espacio, en enero en Debate
Scott Buck anunciado como showrunner de Inhumans (Los Inhumanos)
Robin Wood desmiente los rumores sobre una enfermedad degenerativa.
Plaza y Janés edita Anestesia letal, lo nuevo de Robin Cook
SDCC16: Jim Lee adelanta algo sobre WILDCATS y declara que le encantaría volver a ALL STAR BATMAN Y ROBIN
Articulos Relacionados
Five nights at Freddy´s. Los ojos de plata, de Scott Cawthon y Kira Breed-Wrisley: buen terror juvenil
The Cruelty: voy a por ti, de Scott Bergstrom... trama con fallos de lógica que atrapa
Batman y Robin Eternos 6
El guardián de los sueños, de Orson Scott Card: ciencia ficción y fantasía de fácil digestión
Superman: Las aventuras del hombre de acero. De nuevo Scott McCloud
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Anunciese en Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Robin Hood, de Ridley Scott
Robin Hood, de Ridley Scott
Robin Hood, de Ridley Scott
Robin Hood, de Ridley Scott
Robin Hood, de Ridley Scott
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?