ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Umbría, de Antonio Calzado García


Eidián   05/02/2010
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Sin duda el gran acierto de toda la obra es esa misma narración que surge fluida y que nos conduce de forma maestra hasta su conclusión.
Portada de Umbría, de Antonio CalzadoHay libros que llegan a nuestras manos de forma imprevista y, pese a ello, se convierten en una lectura interesante que nos regala horas de entretenimiento e, incluso, de reflexión. Eso es lo que me ha pasado con "Umbría" (disponible en FantasyTienda), segunda novela de Antonio Calzado García (Almuzara, 2009, bonita y precisa edición, por cierto), que fue una recomendación del buen Mithrand y que ha resultado ser una obra amena, intrigante, bien escrita y que incluso nos regala alguna reflexión sobre la inutilidad de las luchas y de los anhelos humanos.

Desde el título, la novela nos deja bien claro a quien debemos considerar protagonista de la obra: Umbría, una ciudad de terribles orígenes y de oscuro presente donde seres solitarios y tristes se afanan por intentar hacer sus vidas soportables. Si el escritor se hubiese decantado por un relato de corte filosófico hubiese tenido sin duda un buen fondo del cual nutrirse pero no ha sido esa la intención de Calzado. El autor, en todo momento, ha buscado el entretenimiento y ha trazado un argumento de corte policiaco en donde un inspector se esfuerza por desentrañar un robo mientras un asesino en serie mantiene en jaque a sus compañeros. Todos los elementos del argumento están relacionados y todos se desentrañan y encuentran su solución de forma lógica, dejando un poso amargo en el lector ante el revelador hecho de que jamás hubieran podido resolverse de otra manera.

Es un best-seller que no se avergüenza de serlo, pero posee una gran soltura tanto para dibujar situaciones como para desgranar diálogos, haciendo que la lectura avance fluida y siempre interesante, sin recurrir a fuegos de artificio para engancharnos.

Diré por otra parte que durante un tiempo me resistí a leer la obra de Calzado ya que reseñas y sinopsis destacaban como base de la trama la búsqueda de la inmortalidad por parte de uno de los protagonistas. Hay tantos protagonistas en tantos relatos que dedican su vida a esa pesquisa que casi siempre se revela vana (ahora mismo me acuerdo del cuento “El inmortal” de Borges donde si se halla la inmortalidad pero se pasa el resto de la narración tratando de perderla) que no me apetecía que volvieran a recordarme que la inmortalidad al fin y al cabo es una chufa que quita su verdadero sentido a la vida. Afortunadamente Calzado no va por ahí (aunque la lectura negativa de la inmortalidad si que se encuentra en sus páginas) y utiliza este ingrediente junto a la ambientación de la ciudad para traslucir cierto aire onírico y fantástico a una novela que podía haberse decantado por el puro realismo.

De cualquier forma, parece que la inmortalidad es un tema recurrente en el ideario de Calzado ya que el mismo escritor expresaba en una entrevista que su primera novela, "El círculo del lobo" (Almuzara), era una metáfora sobre la inmortalidad del amor. Y también parece que el autor disfruta situando a sus criaturas en el cuadrante noroeste peninsular, entre Galicia y León, más o menos.

Antonio CalzadoDe nuevo, también como en su primera obra, hay un trasfondo realista en el cual se desarrolla una historia con elementos fantásticos e incluso sobrenaturales. El aliento fantástico está presente en toda la obra desde el mismo comienzo con el robo de un ignorado y enigmático cuadro, el relato del inmortal que atraviesa el escrito de principio a fin, una vieja dama que colecciona fotografías con aparecidos, el asesino que busca la razón de los tigres… Y Umbría se alza como el telón de fondo que los aprisiona a todos, los determina, los devora. Calzado podría haberse recreado con el dibujo de una Umbría tétrica y maldita pero prefiere decantarse por la narración de los acontecimientos y que estos hablen por si mismos dejando el retrato de Umbría en unos pocos esbozos y algunas escenas grotescas.

Sin duda el gran acierto de toda la obra es esa misma narración que surge fluida y que nos conduce de forma maestra hasta su conclusión. Aunque tengamos la sensación de que muchas cosas nos quedan claras desde el principio el escritor se va a complacer en engañarnos y no tendremos que dar nada por sentado hasta que cerremos la última página de la novela. En este sentido el personaje más tramposo es Van Nister, el inmortal: por cierto que su relato me ha recordado, en su contenido y su propósito, a la novela “La bestia debe morir” de Nicholas Blake (seudónimo bajo el cual se encuentra el padre del actor Daniel Day Lewis, Cecil Day Lewis) una novela magistral en la que un padre atormentado recoge en un diario los pasos que da para hallar al asesino de su hijo. No diré exactamente porque me la recuerda porque sería destripar ambas narraciones.

Por lo demás el argumento de la novela de Calzado no es difícil de describir: en una abadía, cerca de la ciudad de Umbría, se roba el cuadro de un artista holandés casi desconocido. El inspector Dantas es encargado de llevar el caso mientras en la ciudad la policía intenta detener a un asesino en serie que ha estrangulado a varias mujeres. Durante el proceso de recuperación del cuadro encuentran el cadáver de uno de los posibles ladrones relacionado con el propietario de una librería de libros antiguos que pasa a convertirse en sospechoso. Mientras se nos muestran los pasos que el inspector sigue para resolver su caso, se va desgranando el relato del autor del cuadro, Van Nister, desde el siglo XVII hasta la actualidad. Y finalmente…

Recomiendo la novela. Es cierto que es un best-seller que no se avergüenza de serlo pero posee una gran soltura tanto para dibujar situaciones como para desgranar diálogos, haciendo que la lectura avance fluida y siempre interesante, sin recurrir a fuegos de artificio para engancharnos y dejando por los suelos a bodrietes superconocidos como “El código Da Vinci” (¡Señor, que cruz de libro!). Sin embargo, por ser de un autor español casi desconocido la novela no pasará más allá de nuestras fronteras… de momento.

Espero que la próxima vez (estoy segura que Calzado seguirá reincidiendo en esto de la escritura y nosotros que se lo agradeceremos) el autor se decida por otros temas y el también acabe abandonando ese frustrante deseo de inmortalidad cuya búsqueda el genial Woody Allen resumía así :

No quiero alcanzar la inmortalidad mediante mi trabajo, sino simplemente no muriendo.


Seguro que el Van Nister de Calzado habría estado de acuerdo.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     Grupo Almuzara
Portada de El último guardián de Everness, de John C. Wright
Portada de Las nieblas de Everness, de John C. Wright
Portada de El castillo ambulante, de Diana Wyne Jones
Portada de El Sello Medici, de Theresa Breslin
Portada de Pequeños hombres libres, de Terry Pratchett
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?