ENTRETENIMIENTO Y CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics
Menu general
       Artículo de literatura

Fantasymundo entrevista a Félix J. Palma, autor de El mapa del tiempo


Alejandro Serrano   13/07/2009
Comenta con tu Facebook
Meneame
     El autor de El mapa del tiempo, el gaditano Félix J. Palma, se somete a nuestro habitual tercer grado literario.
Félix J. PalmaFélix J. Palma nació en 1968, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), y podría decirse que su vida profesional está orientada en su totalidad al mundo de las letras, ya que además de escritor, ejerce como columnista y crítico literario.

"'El mapa del tiempo' ha transcendido las fronteras del género, ha cosechado más lectores de los que podría haber imaginado nunca y se va a traducir a más de 30 países".

Su palmarés está lleno de premios literarios, más del centenar, como el Gabriel Aresti, el Alberto Lista, el Miguel de Unamuno y el XL Premio Ateneo de Sevilla 2008, este último por "El mapa del tiempo" (Editorial Algaida), el Tiflos, el premio Cortes de Cádiz o el Luis Berenguer.

Hace poco publicó con Alamut Ediciones "La hormiga que quiso ser astronauta", novela que esperamos con impaciencia, que ya saliese a la venta en 2001. Mantiene su propia web personal, en la que vierte sus experiencias como escritor y toda la información que le es posible recopilar sobre sus novelas. Os dejamos con esta entrevista, que ya queríamos hacerle tras finalizar la lectura de la magistral novela "El mapa del tiempo".



Alejandro Serrano: “El mapa del tiempo” te situó en primera plana de la actualidad literaria del país hace ya unos meses, aunque tampoco pudiera decirse que fueses un desconocido hasta ese momento, los premios y los libros publicados previamente lo dejan claro. Pero ha sido esta novela la “culpable” de tu salto a las portadas. ¿Qué sientes hacia ella y cómo te ha cambiado la vida desde su publicación en varios idiomas?


Portada de El mapa del tiempo, de Félix J. Palma, Premio Ateneo de SevillaTengo la sensación de que El mapa del tiempo, al contrario del personaje de Bruce Willis en La jungla de cristal, ha estado en el sitio oportuno en el momento correcto. Es decir, de todas las ideas que pululaban en mi cabeza por aquel entonces, escogí precisamente esa para presentarme al premio Ateneo de Sevilla. Y no lo hice porque confiara en que podía pasarle lo que le ha sucedido, si no todo lo contrario: me inquietaba que tanto el jurado del premio como luego los lectores pudieran etiquetarla como novela de ciencia ficción. Afortunadamente, no ha ocurrido así, y la novela ha transcendido las fronteras del género, ha cosechado más lectores de los que podría haber imaginado nunca y se va a traducir a más de 30 países.

Se trata de un sueño hecho realidad, y cuando me felicito a mí mismo, no lo hago tanto por el esfuerzo y voluntad que puse en su escritura, sino por haber tenido el valor de dejarme llevar por lo que realmente me apetecía escribir en ese momento, aunque dudara de su comercialidad. De haber escrito otra novela, probablemente su trayectoria no habría sido la misma. En cuanto a cómo ha cambiado mi vida a raíz de este premio, quizás sea pronto para decirlo, ya que las sorpresas no dejan de sucederse, pero una cosa es cierta: su éxito me ha quitado todos los miedos a la hora de emprender la escritura de otra novela (aunque todo éxito conlleva una gran responsabilidad con los lectores, por citar a los clásicos).


Alejandro Serrano: Puedo asegurar que “El mapa del tiempo” fue para mi la mejor novela que leí el año pasado, y naturalmente apareció en la lista que publicamos de Libros Recomendados de Fantasymundo para la pasada navidad. Sin embargo, no hemos sido los únicos en alabarla como una extraordinaria pieza literaria. Es algo habitual asegurar que, mientras uno escribe, el texto llega a tener vida propia, pero ¿cómo se gesta y desarrolla una novela como ésta, te sorprendió los lugares a los que te llevó?

Bueno, supongo que cada escritor tendrá su librillo. Yo soy escritor de los de plano. No comienzo nada, ya sea cuento o novela, si no tengo detallada su trama de principio a fin. Lo que quiero decir es que para mí la escritura de una novela no comienza cuando me siento ante el ordenador y escribo la primera palabra sobre una página en blanco. Empieza mucho antes. En el caso de El mapa del tiempo, aunque su idea y algunos de sus personajes ya revoloteaban en mi cabeza desde un par de años antes, puede decirse que fue el mes de octubre de 2006 cuando me puse a intentar unir todas aquellas piezas deslavazadas, a buscar un hilo que vertebrara todo cuanto quería decir, las escenas que quería describir, etc. Fue un trabajo laborioso, pero te confesaré que esa es una parte de mi trabajo que me resulta tan grata como la escritura en sí, puede que incluso más. Luego, una vez tienes trazada la trama, todo consiste en llevarla al papel pacientemente, intentando que todo resulte tan atractivo como lo era en tu cabeza. Respondiendo a tu pregunta, nunca voy donde no quiero ir, porque esos posibles caminos ya fueron descartados de antemano.


Alejandro Serrano:  Félix J. Palma, la persona, parece lo más alejado posible de lo que suele ser un divo literario, y tu humor parece muy cercano al que puede leerse en “El mapa del tiempo” o “La hormiga que quiere ser astronauta”. Precisamente, la calidad del texto junto con la diversión que provoca su lectura, creo que fueron las claves del éxito de la primera. ¿Cómo es Félix J. Palma? ¿qué sería capaz de hacer por vender como Stephen King?

Félix J. Palma con personajes de Viajes Temporales MurrayLa verdad es que suelo aplicar con bastante frecuencia el sentido del humor en casi todo lo que escribo. Creo que con el tiempo he conseguido forjarme una escritura que podría calificarse como “tragicómica”, más o menos escorada hacia la tragedia o lo cómico dependiendo de lo que exija la historia de turno. Tanto La Hormiga que quiso ser astronauta, por lo disparatado de su trama, como El mapa del tiempo, por lo particular de su narrador, admitían muy bien mi sentido del humor. Y cuando eso ocurre, todo va rodado.

Pero a veces no sucede así, como demuestra Las corrientes oceánicas, si me permites autocriticarme con la perspectiva de los años. En esa novela lo divertido no casaba con la tragedia de su trama, por mucho que yo creyera que sí. Y bueno, continuando con tus preguntas, soy una persona sencilla que lo único que quiere es poder hacer lo que mejor sabe hacer, que es contar historias, en las condiciones más favorables. No sé qué sería capaz de hacer por vender como King. Sólo sé lo que no haría.


Alejandro Serrano:  No hay duda de que la fantasía, aún desarrollada con sutileza, es una constante en tus novelas. ¿No es peligroso incidir en eso en un país que generalmente ni respeta ni promueve la fantasía? ¿alguna vez te han mirado raro por presentar un texto fantástico a alguna editorial?

El elemento fantástico siempre está presente deliberadamente en mi obra. Si no lo está en sentido puro, lo está de otra manera, como cuando es sustituido por lo absurdo. Es el género que más me apasiona y no quiero abandonarlo nunca, por poco valorado que esté en nuestro país. De todos modos, los comentarios de los lectores sobre El mapa del tiempo me han hecho reflexionar sobre estos prejuicios que presuponemos al público ante las minoritarias ventas de las colecciones de ciencia ficción y fantasía, y he llegado a la conclusión de que más que el género en sí, la gente rechaza las etiquetas.

Basta poner el ejemplo de "La carretera", de Cormac McCarthy, una novela de ciencia ficción que se ha publicado en una editorial que no es de género, que se anuncia como “una fabula demoledora sobre el futuro del ser humano”, y que ha arrasado. Sólo hay que disimular que una novela es de ciencia ficción para que el público la saboree como a cualquier otra. Otro ejemplo: e las candidatas al premio Celsius de este año, ¿cuántas se han publicado en una colección de género?


Alejandro Serrano:   Acabas de publicar “La hormiga que quiso ser astronauta” con Alamut Ediciones. Sorprenden título y sinopsis. ¿Serías tan amable de aclararnos qué podemos encontrar en ella? Agradeceríamos una pequeña guía... a menos que realmente sea este el objetivo de la ambigüedad del texto y estemos echando por tierra una estrategia empresarial bien diseñada.

"Sobre mis premios, siempre digo lo mismo: se conocen los muchos que gano, pero no los infinitos que pierdo".

La sinopsis la ha redactado mi editor, Luis G. Prado, intentando llamar todo lo posible la atención de los lectores. Por mi parte, puedo añadir que se trata de una novela cuyo personaje principal tiene la fortuna o la desgracia, según se mire, de traducir su existencia en clave fantástica. Narra la conquista de algo tan difícil de lograr en la adolescencia como es la madurez, y puedo asegurar que se trata de mi novela más divertida. Es una novela que reflexiona sobre el amor, sobre el absurdo de la existencia, sobre lo que debemos dejar atrás, como un lastre, si queremos manejarnos en el mundo con solvencia, y de lo que aún así nos empeñamos en conservar.


Alejandro Serrano: Publicaste tu primer relato de ciencia ficción en BEM y tu primera novela corta se pudo leer en Artifex. Después te pasaste a la fantasía; tu primer libro publicado fue una antología de cuentos. Premio Gabriel Aresti, Premio Alberto Lista, Premio Miguel de Unamuno, Premio Tiflos de Libro de Cuento, Premio Iberoamericano de relatos Cortes de Cádiz en 2003, Premio de novela Luís Berenguer, XL Premio Ateneo de Sevilla 2008,... ¿metes miedo a otros autores? ¿cuando te presentas a un premio los demás se retiran, dejándolo por imposible? Es importante para un autor disponer de un currículum así, ¿recomiendas a los autores noveles presentarse al mayor número de concursos posible?

Félix J. Palma firmó ejemplares de El Mapa del Tiempo (Algaida)Sobre mis premios, siempre digo lo mismo: se conocen los muchos que gano, pero no los infinitos que pierdo. En realidad, ganar tantos concursos de relato no es nada excepcional. Es más cuestión de paciencia y disciplina que de talento. Te sorprendería saber la de gente que atesora galardón tras galardón con pasmosa facilidad. Lo que ocurre es que esos autores son desconocidos para el público de las librerías, porque su trabajo nunca transciende más allá de una modesta edición hecha por el Ayuntamiento de turno que acaba en algún sótano acumulando polvo.

No animaría a ningún autor novel a concursar en certámenes, pues como ya han dicho otros antes que yo, eso no sirve para nada de cara a las editoriales, incluso puede ser contraproducente. Ese tipo de premios solo sirven para “becarte” la escritura si no dispones de otros ingresos. Otra cosa son los premios que están vinculados a editoriales, evidentemente, como pueden ser el Tiflos de relato, el reciente Ribera del Duero, o la mayoría de los premios de novela. Ganar alguno de esos premios te permite acceder a las editoriales de una forma mucho más rápida de la habitual, y por la puerta grande.


Alejandro Serrano: La fama es un curioso vehículo de voluntades. Estuve en tu caseta de Sant Jordi, donde la editorial Algaida contrató a varios actores vestidos de época para la promoción de “El mapa del Tiempo”. El libro rebosa calidad, la editorial buscó un buen lugar e hizo una buena labor en Barcelona. Sin embargo, las colas de lectores se concentraban en autores como Boris Izaguirre. No deseo calificarle como autor ni espero que tú lo hagas, pero me parece más seria tu labor bajo cualquier punto de vista. El lector siente impotencia... pero ¿Qué siente un autor ante eso? ¿hay que convivir con el mainstream y resignarse a él? ¿qué sentiste cuando te dijeron que publicarían tu libro en EE.UU., Canadá, Brasil, Portugal, Australia, Noruega,...? ¿La venganza hacia Boris y demás autores arropados por la industria está más cerca? ¿dominarás el mundo?


Te comentaré que en la caseta que compartí con Boris fue donde más firmé, así que no me quejo, sobre todo después de que alabara el sombrero de mi personaje. Por otro lado, Boris tuvo que bajarse los pantalones para publicar en Planeta. Yo tengo otras estrategias, aunque respeto la suya.

Cuando me dieron la noticia de la vorágine de traducciones que se avecinaba, sentí que mis sueños se habían hecho realidad, pero no los sueño del escritor descreído en el que una década de trabajo me había convertido, y que creía que estas cosas ya no pasaban, si no los sueños del niño que fui una vez, aquel niño que soñaba con escribir historias y que todo el mundo las leyera. ¿Dominarlo? No, prefiero recorrerlo.


Alejandro Serrano:   En Publishers Weekly compararon “El mapa del tiempo” con “La sombra del viento”, de Zafón. Hay similitudes, como el humor socarrón e inteligente y una trama que engancha y que se despliega en momentos y de forma inteligentes. ¿Cómo surgió la inspiración para la novela y cuánto tiempo tardaste en escribirla?


Alejandro con Félix J. PalmaBueno, la chispa que la desencadenó la produjo mi relectura de la novela de La máquina del tiempo, de H. G. Wells, uno de mis escritores de cabecera. Yo la había devorado de niño y me había entusiasmado, pero al releerla de adulto me sorprendió no sentir la misma emoción. Comprendí que parte de la fascinación que había ejercido en mí la novela de Wells se debía a que el niño que yo era entonces creía que aquella máquina podría ser real y pronto podría ver el futuro.

Pensé entonces que aquella excitación debía de ser lo que habrían sentido los contemporáneos de Wells. ¿Viajar al futuro?, ¿viajar más allá de nuestra existencia mortal, ver aquello que no nos corresponde?, se preguntarían, mesándose las barbas. Y me los imaginé cerrando su novela con la convicción de que los inventores no tardarían demasiado en hacer realidad aquel artefacto capaz de arrasar con las fronteras del presente, de moverse por el tiempo como si se tratara de una dimensión espacial más, tal y como Wells contaba. Me los imaginé pensando ilusionados que en cuestión de meses podrían viajar al pasado o al futuro en un vehículo a vapor, erizado de pistones y bielas, acorde con la estética de la época, ellas con sus sombreritos de plumas y ellos con sus corbatas de lazo y sus monóculos.

Sentí entonces ese cosquilleo que padecemos los escritores cuando nos invade una idea con posibilidades. La imagen no se me iba de la cabeza, y eso sólo podía significar que podía ser el germen de una novela. Tardé dos años aproximadamente en escribirla.


Alejandro Serrano:   Pregunta obligada e interesada, como es natural: ¿En qué está ahora ocupado Félix J. Palma? ¿cuales son sus próximos proyectos?

Estoy aprovechando la tranquilidad y relajo del verano para diseñar la trama de mi siguiente novela, con intención de empezarla en septiembre. Será una historia coral que trascurrirá en una sola noche, la de fin de año, y el elemento fantástico estará también presente, por supuesto, aunque será muy diferente a El mapa del tiempo.


Alejandro Serrano:  Si te propusiese publicar alguno de tus múltiples relatos en Fantasymundo... ¿de qué forma educada te negarías? ¿cual sería la fórmula grosera? Ahora en serio... ¿consideras importante para un escritor novel la publicación en internet, en sitios como Fantasymundo o BEM o es mejor intentar el camino editorial enseguida?

No me negaría, hombre ¿Para cuándo lo quieres? Bueno, en mi caso mi primer cuento lo publiqué en BEM. Hasta entonces yo no tenía ni idea de si valía para escribir, y fue la acogida de los lectores la que me lo confirmó. Creo que todo escritor novel debería seguir esos pasos ante de abordar alguna editorial. Le ayudará a adquirir confianza en sí mismo, aprenderá cosas de los comentarios de sus lectores, etc. Es posible que si manda un manuscrito a una editorial solo obtenga silencio y eso lo desanime.


Alejandro Serrano: ¿Qué autores se encuentran entre tus máximas influencias y a cuales te gusta releer de vez en cuando? ¿odias la obra de algún autor (no sirve Boris)?

Sant Jordi 2009: ¿será por libros?Desde que lo descubrí, de Cortázar leo como mínimo una página al día, como si me lo hubiese recetado el médico. Y no odio a nadie, aunque te confieso que no le pillo el punto a Murakami, por citarte un escritor de moda actualmente. No entiendo qué le ve la gente.


Alejandro Serrano:  Si fueses ministro de Cultura y pudieses iniciar proyectos para incentivar a la lectura en este bendito país, cuyos habitantes se culturizan leyendo mayoritariamente diarios deportivos o del corazón, ¿qué harías?

No tengo la menor idea. Creo que la lectura siempre será cosa de minorías, pues exige un esfuerzo titánico si la comparamos con otros entretenimientos, como el cine o los videojuegos. Yo lo único que puedo hacer es escribir libros lo más atractivo posible para el lector, para que quien aborde su lectura se sienta recompensado.



Alejandro Serrano: Una entrevista no suele dar un perfil completo de un autor, al fin y al cabo no se trata de más que de un breve encuentro epistolar ¿Qué se me ha pasado por alto sobre Félix J. Palma?


Te referirás a entrevistas más breves que está, porque te aseguro que no te has dejado nada en el tintero.


Alejandro Serrano:  ¿Qué es lo primero que se te ocurre al leer estas palabras? Da lo mismo si lo que se te ocurre no es políticamente correcto.


Ciudad: Caos.
Libro: Diversión.
Fútbol: Negocio obsceno.
Feria del Libro: El paraíso del lector y el infierno, a veces literal, del escritor.
Fantasymundo: Mis favoritos.
Entrevista: ¿Otra?
Semana Negra de Gijón: Una leyenda que este año comprobaré.
Un paisaje: Noruego.

Página 1 de 1



El mapa del tiempo - Bolsillo
El mapa del tiempo - Bolsillo

9.90 € 9.41 €
 
Los náufragos del tiempo 5 (último tomo)
Los náufragos del tiempo 5 (último tomo)

19.95 € 18.95 €
 
Los náufragos del tiempo 01
Los náufragos del tiempo 01

19.95 € 18.95 €
 
Los náufragos del tiempo 02
Los náufragos del tiempo 02

19.95 € 18.95 €
 
 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
The Time Traveller's Wife
The Time Traveller's Wife
The Time Traveller's Wife
The Time Traveller's Wife
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?