ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de videojuegos

Assassin´s Creed: Altaïr’s Chronicles


 Nintendo NDS
Ana Pescador   22/02/2008
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Assassin’s Creed se expande por medio de la portátil de Nintendo con una experiencia totalmente diferente a la de las grandes plataformas. En esta entrega conoceremos el pasado y los inicios de Altaïr en el gremio de los asesinos.
Assassin’s Creed ha sido uno de los juegos que más ha dado que hablar antes, durante y después de su salida al mercado en los últimos meses, la gran apuesta con la que Ubisoft procuró entrar con buen pie en esta nueva generación de consolas. Gracias a un gran esfuerzo publicitario se consiguió crear una enorme expectación y revuelo alrededor de este título, con presentaciones y demostraciones técnicas que presumían un tratado exquisito de la arquitectura de niveles, una ambientación histórica muy cuidada, una inteligencia artificial increíblemente receptiva y, en definitiva, un universo tanto fascinante como bello.

Assassin´s Creed: Altaïr’s Chronicles - CapturaAssassin’s Creed nos puso en los zapatos de un antepasado del asesino Altaïr, el cual es sometido a un experimento que, por medio de su “memoria genética”, le llevará a revivir en carne propia las memorias del asesino, todo con objeto de desentrañar un secreto que éste se llevó a la tumba. Una vez encarnábamos ya al propio Altaïr podíamos explorar y movernos por cada una de las ciudades con total libertad e interactuar con todo lo que tuviésemos alrededor. El objetivo del juego era llevar a cabo una serie de asesinatos clave con la intención de equilibrar y restaurar el orden en la Tierra Santa, que es para lo que se creó en un principio el gremio de asesinos, según nos explican. A lo largo de esta historia podíamos ir mejorando tanto nuestro arsenal de armamento como las propias habilidades físicas de Altaïr, y en cuanto a las propias misiones de asesinato el juego nos daba total libertad a la hora de cumplirlas como quisiéramos: podíamos tomar una vía más sigilosa, cuidadosa y compleja para llevar a cabo el asesinato, o podíamos arriesgarnos a usar directamente la fuerza bruta y rezar por salir airosos y con vida.

En el apartado técnico, Assassin’s Creed puso el listón muy elevado, el trabajo del estudio de Ubisoft Montreal quedó patente. La calidad gráfica llamó la atención desde los primeros trailers, dejando claro que habíamos entrado en una nueva generación en el mundo de los videojuegos, así como los apartados de sonido y de programación de la inteligencia artificial. El conjunto consigue crear una experiencia lo más interactiva y viva posible, consigue meternos de lleno en el bullicio de una ciudad medieval como Damasco, Jerusalén o Sacre.

Con el enorme éxito cosechado por este título, Ubisoft se plantea profundizar y desarrollar la historia de su protagonista, el asesino Altaïr, con la Nintendo DS en su punto de mira. De este título se encarga la conocida desarrolladora de videojuegos para teléfonos móviles, Gameloft, con la colaboración directa y asesoramiento de varias personas del equipo de Ubisoft Montreal, entre ellas Patrice Desilets, Director Creativo del título original de PlayStation 3 y Xbox 360. Gameloft se encarga principalmente del desarrollo de la jugabilidad mientras recibe pautas de Ubisoft para el diseño de mapas, arquitectura y, por supuesto, argumento y ambientación.

Hablando del argumento, el hilo conductor de este Assassin’s Creed: Altaïr’s Chronicles es el mostrarnos los inicios de Altaïr en el gremio de los asesinos, se trata de una precuela del juego principal. El catalizador del argumento es sencillamente un misterioso cáliz que Altaïr debe encontrar y recuperar, ya que se supone que obtenerlo podría de alguna forma poner fin a las Cruzadas. La búsqueda de este objeto nos sirve de “excusa” para poder conocer mejor a nuestro protagonista y sus andanzas por medio de diálogos con los demás personajes del juego, a menudo las víctimas de sus interrogatorios y asesinatos. Por desgracia, a la hora de la verdad no aprendamos prácticamente nada nuevos sobre nuestro héroe y su origen, tendremos la sensación de que nuestro Altaïr de Nintendo DS es un héroe genérico con una personalidad unidimensional y sin una motivación real más allá de seguir órdenes, cosa que puede no importar mucho a alguien que haya jugado al Assassin’s Creed de PlayStation 3 o Xbox 360, pero que resultará aburrido para alguien no conocedor de la entrega principal.

Gráficamente se ha hecho un buen trabajo, considerando las limitaciones de la plataforma. Tenemos escenas de vídeo pre-renderizadas a modo de introducción en algunos puntos de la misión, y respecto a los propios gráficos del juego, la dirección artística está cuidada, tenemos modelos y escenarios tridimensionales con un buen uso de texturas, que dan atractivo sobre todo a la arquitectura de los niveles mientras se respetan los tonos terrosos y suaves de la ciudad. Este título de Nintendo DS trata de recrear en la medida de lo posible esas calles bulliciosas que pudimos explorar en el título principal de PlayStation 3 y Xbox 360, procurando que en cada rincón por donde pase Altaïr haya un número de PNJs (personajes no jugables) pendientes de sus propias cosas, además de, obviamente, los enemigos.

Destaca el trabajo hecho con las animaciones de los modelos. Altaïr se mueve con mucha fluidez y naturalidad: camina silenciosamente, corre, trepa por las paredes, salta de poste en poste, se balancea en cuerdas, etc. Los PNJs y enemigos, a pesar de no tener tanta variedad de movimientos, tienen animaciones correctas y creíbles. Son criticables, sin embargo, pequeños errores de transición en algunas animaciones, como algunos saltos de Altaïr en los que da la impresión de que falten algunas frames, por lo que el resultado se ve extraño. Estos errores se achacan a un trabajo no del todo pulido para la versión final del juego, pero son perdonables al no repetirse con mucha frecuencia.

Assassin´s Creed: Altaïr’s Chronicles - CapturaEl apartado de sonido también merece una mención, ya que los desarrolladores se han preocupado, en ese afán de transmitir la misma sensación de bullicio que conocimos en el juego principal, por llenar las calles de pequeños detalles con calidad. Escucharemos voces que se pierden en la distancia, pájaros piando, guardias dormidos que roncan cuando pasamos por su lado, etc. Estos detalles, aunque sencillos, ayudan mucho a la hora de darle vida a las ciudades que atravesamos de punta a punta con Altaïr. La música de estilo árabe toma un segundo plano durante la gran mayoría del juego para hacerse notable principalmente en los combates.

Respecto a la jugabilidad, al fin y al cabo lo que más nos interesa, Assassin’s Creed: Altaïr’s Chronicles nos recordará constantemente a otra gran saga revitalizada recientemente por la propia Ubisoft: Prince of Persia.

El juego es, en esencia, el clásico juego de plataformas adaptado a mapas tridimensionales. En la pantalla superior de la Nintendo DS controlamos a Altaïr con la cruceta direccional, mientras que con los botones podremos correr, saltar, atacar con nuestras armas e interactuar con todo lo que nos rodea. Cada parte de las misiones requiere que vayamos desde el punto A hacia el punto B, tendremos siempre una pequeña flecha que nos indica la dirección que debemos seguir para llegar a nuestro objetivo, además de un mapa en la pantalla inferior de la Nintendo DS.

A lo largo del camino nos encontraremos con obstáculos como pueden ser los típicos tejados que se desmoronan, rampas resbaladizas, pasarelas estrechas, pinchos, etc. Todo esto pondrá a prueba nuestra habilidad para saltar de plataforma en plataforma sin caernos y nuestros reflejos a la hora de esquivar cosas. También nos encontraremos con algunos pequeños puzzles, como por ejemplo cajas que deberemos mover y colocar si queremos avanzar. A medida avanzamos en la historia, Altaïr irá aprendiendo habilidades nuevas que nos permiten navegar por estos puzzles de diferentes maneras, como trepar por las paredes, saltar y subir rebotando de un muro a otro, etc. Los controles son sencillos: únicamente tenemos que saber que utilizamos el botón B para saltar y el gatillo derecho R si queremos andar sigilosamente/en equilibrio.
Se trata, en esencia, de los clásicos plataformas de habilidad con saltos. El problema que encontramos en este Assasin’s Creed: Altaïr’s Chronicles es, sencillamente, la falta de fluidez y precisión de los controles. Esta clase de puzzles no son particularmente difíciles cuando el juego tiene unos controles que responden bien, lo cual no es el punto fuerte del juego que nos atañe y eso puede hacer que algunas partes en concreto sean frustrantes para el jugador. Acostumbrarse a los controles no lleva más de 5 minutos, pero otras trabas como el hecho de que Altaïr “resbale” en los bordes con frecuencia y termine colgando de ellos o la falta de precisión para medir la longitud de algunos saltos complica lo que de otra forma parece muy simple. Por suerte, el juego utiliza un sistema de Puntos de Control que distan poco entre sí, de manera que cada vez que hayamos muerto apareceremos en el último Punto de Control que hayamos atravesado.

A la hora de enfrentarse a los enemigos, el juego utiliza un sistema sencillo de combos que Altaïr va aprendiendo a medida que avanza en su aventura, amén de que iremos consiguiendo cada vez más armas diferentes. Como curiosidad, mencionamos que la entrega de Nintendo DS cuenta con un mayor número de armas que las entregas de PlayStation 3 Xbox 360.

Al encarar a un enemigo, Altaïr se pondrá alerta y podremos empezar a hacer combos para atacar. Altaïr ataca con los botones X e Y, ataque fuerte y débil respectivamente, que iremos alternando de diferentes maneras para hacer combos que ya conozcamos. Estos combos nos serán presentados en escenas de transición entre una misión y otra, en la que se nos explica cómo ejecutar el combo y cuál es el resultado. Por ejemplo, pulsando Y, Y, Y, Altaïr hará una serie de estocadas rápidas con la espada que harán un daño moderado al enemigo, mientras que si pulsamos X, Y, haremos un ataque más lento pero que hará bastante más daño al enemigo. A medida que avancemos iremos aprendiendo técnicas más complejas, como el bloqueo y contraataque, ataques que sirven solamente para aturdir a los enemigos, o poderosos ataques que acaban con un enemigo de un golpe.

Assassin´s Creed: Altaïr’s Chronicles - CapturaEventualmente nos enfrentaremos a algunos jefes también. Estos combates generalmente combinan el aprovechamiento del lugar donde se desarrolla el combate (plataformas, cuerdas que podemos trepar para esquivar o desorientar al jefe, etc.) con algunas acciones especiales que nos piden un poco más de habilidad en vez de dar espadazos al aire. Por ejemplo, para dañar a uno de los jefes necesitaremos engañarle para que clave su arma en el suelo y quede vulnerable a un ataque especial que ejecutaremos situándonos en un punto concreto y pulsando el botón adecuado cuando el juego nos lo indique. De otra manera, el resto de nuestros ataques convencionales no le harán absolutamente nada.

Todos los enemigos, sean enemigos corrientes o jefes, tienen una barra verde sobre sus cabezas que nos indica su vida restante. La única excepción se encuentra en los “objetivos” que Altaïr deberá asesinar, a los que sencillamente nos acercaremos con sigilo y pulsaremos el botón A para acabar con ellos de un golpe.

Por último, un par de acciones del juego han sido implementadas como mini-juegos en los que utilizaremos la pantalla táctil. De hecho, este será el único protagonismo que tenga la táctil en este juego, amén de otras funciones simples como abrir y navegar por los diferentes menús. En parte da la sensación de que se acordaron a última hora de las funciones táctiles y decidieron implementar estos mini-juegos para compensar.
Únicamente tenemos dos mini-juegos: robar e interrogar.

En algunas ocasiones Altaïr necesitará robar objetos como llaves a determinadas personas, para lo que entrará en acción un mini-juego en la pantalla inferior (táctil) de la Nintendo DS. Veremos la bolsa de nuestra víctima y lo primero que debemos hacer es garabatear toda la pantalla para ir vislumbrando los objetos que guarda en ella. Cuando hayamos visto la llave, la tendremos que sacar de la bolsa pulsando sobre ella y arrastrándola con cuidado de no rozar el resto de los ítems o los bordes de la bolsa con ella, tarea para la cual tendremos una barra roja de tiempo en la parte superior, y la penalización por rozar cualquier cosa es un bajón enorme en dicha barra. Si fallamos podemos intentar esto todas las veces que queramos, lo cual le resta bastante gracia al asunto al no haber ningún tipo de consecuencia por fallar y tener oportunidades ilimitadas para intentar tener éxito.

El mini-juego de los interrogatorios está directamente inspirado en la mecánica de los Osu! Tatakae! Ouendan!, o Elite Beat Agents. La explicación es que Altaïr necesitará aplicar presión en determinados puntos de la espalda de su víctima para producirle dolor y así conseguir que “cante”. Lo que vemos cuando iniciamos este mini-juego es el dibujo de una espalda sobre el cual nos irán apareciendo círculos pequeños con números y círculos mayores que se van cerrando en torno a ellos, se trata de que pulsemos sobre ellos en el momento justo en el que el círculo grande se cierre en torno al pequeño con el número, pulsando cada uno de estos marcadores en el orden de los números. También veremos los “sliders”, que consisten en un círculo con un camino marcado sobre el que tendremos que pulsar y arrastrar siguiendo dicho camino. Cualquier persona que conozca la saga Ouendan o Elite Beat Agents conocerá a la perfección la manera de desenvolverse en este mini-juego. Como en el anterior, tenemos una barra roja de tiempo en la parte superior y cada error se castiga restando un buen trozo de dicha barra, y también al igual que en el anterior, no pasa nada realmente si se fracasa ya que podemos intentarlo todas las veces que queramos.

Assassin’s Creed: Altaïr’s Chronicles saldrá a la venta en nuestro país el día 10 de Abril. Para entonces podremos saber si realmente hay más profundidad en este juego de Nintendo DS o se queda en un típico pero buen plataformas que aprovecha la fama y el tirón de su título.

Página 1 de 1



 

Versión imprimible

NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
Assassin´s Creed - Primeras imágenes
Assassin´s Creed - Primeras imágenes
Assassin´s Creed - Primeras imágenes
Assassin´s Creed - Primeras imágenes
Assassin´s Creed - Primeras imágenes
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?