ENTRETENIMIENTO Y 

CULTURA: Cine y Televisión, Literatura, Ciencia, Videojuegos, Cómics | Fantasymundo
RSS 

de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Videojuegos, Cine, Televisión y Cómics Twitter de 

Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y Cómics Facebook de Noticias y Artículos sobre Literatura, Ciencias, Cine, Televisión, Videojuegos y 

Cómics
Menu general
       Artículo de cine

¡HOCUS POCUS!, la magia en el séptimo arte


Laura Antolín   10/01/2007
Comenta con tu Facebook
Meneame
     Un paseo por la magia en el cine, incidiendo también en el contexto histórico donde nació y se desarrolló hasta nuestros días, con análisis de las últimas producciones vinculadas al género.
La magia se encuentra íntimamente ligada a la condición humana, forma parte de nuestras vidas, podemos encontrarla en los espectáculos de vodevil, e incluso en nuestra vida diaria, si sabemos donde buscar.

Cuando se habla de magia, solemos confundirlo con ilusionismo, y aunque puedan parecer términos similares, sin embargo presentan ciertas diferencias. La magia se la puede definir como el arte de hacer cosas extraordinarias y admirables. Dentro de ella podemos destacar la magia blanca aquella que se sirve de métodos naturales para crear efectos extraordinarios, teniendo como variante la conocida como verde por basarse en el efecto curativo de las plantas; en el lado contrario se encuentra la magia negra, que no es aceptada por la sociedad, al servirse de supuestos contactos con el diablo para lograr sus fines. Tanto una como otra, aparecen asociadas a la figura del brujo, hechicero o druida.

El ilusionismo por su parte, abarca la prestidigitación, palabra de origen latino que significa “rapidez en los dedos”, y es el arte de engañar al ojo del espectador a través de diestros movimientos de la mano con los que conseguir la aparición de un objeto, la desaparición del objeto o la transformación del mismo.

En inglés se utiliza el vocablo legerdemain para explicar tanto el ilusionismo basado en la habilidad de las manos como aquel que precisa la colaboración especial de todo tipo de medios mecánicos y artilugios diversos. La práctica del ilusionismo se desarrolla sobre un escenario teatral, aunque la mayor parte de las veces llamemos mago al ilusionista.

Ante el inminente estreno de The Prestige (“El último truco”), la última producción de Christopher Nolan, se hace obligado desentrañar cuales son los orígenes de la magia así como su estrecha relación con el cine.



Historia de la magia


Isis, la diosa de la magiaLas noticias que tenemos sobre el origen de la magia se remontan a la civilización más antigua de la humanidad, la egipcia. En el antiguo Egipto vivía el mago Dedi, muy estimado en la corte del faraón Keops, por su habilidad para unir cabezas que han sido cortadas, domesticar leones y su hazaña más curiosa, hacer que un ganso corriera por la habitación sin cabeza y sin darse contra las paredes. Cada uno de los logros del mago Dedi, han llegado a nuestros días a través del papiro Westcar, que en la actualidad se conserva en el Museo Estatal de Berlín. Quizás las historias de Dedi, no eran más que cuentos para niños, lo que si es cierto es que siempre que hablamos de la cultura egipcia, la magia se revela como algo cotidiano.

Así las propias pirámides han sido objeto de especulación durante muchos años, e incluso se les han llegado a atribuir propiedades mágicas, por la perfección de sus formas. En el mismo nivel se podrían englobar las prácticas de los sumos sacerdotes, así como la fascinación despertada por los jeroglíficos.

En la antigüedad clásica, se sabe que algunos profesionales del gremio, utilizaban sus extraordinarias habilidades, para ofrecer espectáculos de diversión y entretenimiento para el público. Así uno de los trucos más utilizados, el número de los cubiletes, tiene su origen en el siglo II a. c en Grecia. Pero en Grecia y Roma, las prácticas de carácter mágico iban más allá del mero espectáculo, pues gracias a la mitología tenemos noticias de la existencia de los oráculos, sacerdotes o sacerdotisas, con habilidades especiales para adivinar el porvenir de los incautos mortales.

En el siglo IV, Constantino se convierte en emperador de Roma, con él va a producirse un hecho que influirá considerablemente en la concepción de la magia. El cristianismo pasó de ser una religión perseguida a adquirir grado oficial. Las conversiones fueron masivas, si bien este hecho no causó la desaparición de las creencias paganas, cuya existencia adquirió más importancia si cabe, con la caída del imperio y las invasiones bárbaras.

Mago del tarotA comienzos de la Edad Media, las creencias populares dirigidas por los druidas, quienes extraían su poder de la naturaleza, se convirtió en una seria amenaza para la religión oficial. Las máximas autoridades eclesiales, respaldadas por el poder civil, decidieron tomar cartas en el asunto, y amparados en la sensación de caos y superstición en la que se ve inmersa la sociedad, comenzaron una férrea política de represión que encontró en la Inquisición el instrumento ideal para imponer su ley.

Los tribunales de la Santa Inquisición, tenían como objetivo principal la persecución y aniquilación, de todo tipo de prácticas paganas que se alejaran de los ideales predicados por la Iglesia Católica. Como resultado miles de hombres y mujeres eran detenidos, torturados y quemados en la hoguera acusados de brujería.

Sin embargo, esta práctica de terror no permitió la extirpación de la magia de la vida cotidiana; pues el periodo medieval, pese a tratarse de una de las épocas más oscuras de la humanidad, ha pasado a la historia por contener la leyenda del mago más grande de todos los tiempos, Merlín, mentor y consejero del Rey Arturo y de los caballeros de la tabla redonda.

A partir del siglo XVI, vuelven a tomar fuerza las noticias relativas a la magia. De esa época está fechada la existencia en Inglaterra de Reginald Scot, autor del libro “El descubrimiento de la brujería” publicado en 1584. Esta publicación puede ser considerada como el primer tratado de magia para el mundo moderno, al recogerse algunos de los trucos más interesantes de la época.

Durante el siglo XVII, abundan los charlatanes errantes, que se encargaban de recorrer los principales pueblos y ciudades, en cuyas plazas públicas exhibían sus espectáculos. Ni que decir tiene, que la magia en estos individuos era un mero pretexto, pues se dedicaban a vender las excelencias de milagrosos elixires, con los que lucrarse a costa de la ignorancia popular.

Sin embargo, en esta centuria hay que destacar un mago importante, Ockes Bockes, al que se considera padre del término Hocus Pocus. También se sabe que en estos años se introduce en Europa el arte de las cartas y se da a conocer algunos trucos procedentes de China, como los aros chinos o la bolsa y el huevo.

En el siglo XVIII, la magia va adquiriendo una mayor importancia, tanto es así que en las principales ciudades de Europa se abren teatros dedicados en exclusiva a este tipo de espectáculos, en los que se comienza a innovar con los efectos de luz y escondites secretos, que provocaban gran asombro entre el público. Uno de los maestros en este campo, es el italiano Giovanni Pinetti, quien cosechó un gran éxito en los principales teatros de la época, al tiempo que atrajo la curiosidad de numerosos personajes, empeñados en intentar descifrar sus trucos.

Houdini, el ilusionistaEl siglo XIX marca una era de nuevos cambios e importantes avances a todos los niveles sociales, y el campo de lo mágico no va a ser una excepción. En esta época la magia adquiere el grado de madurez gracias al francés Houdini, quien incorpora la elegancia en sus espectáculos donde causan gran impacto los números de escapismos imposibles. Su libro “Los secretos de la prestidigitación y de la magia”, ha sido considerado como pieza esencial de la magia moderna.

En el siglo XX, la magia siguió siendo un espectáculo teatral durante la primera mitad de siglo, pero la presencia del cine y la televisión contribuyeron a que la magia se universalizara y llegara a todos los rincones del planeta. El primero se convirtió en campo ideal para que todos los brujos, magos, hechiceros, elfos, druidas y demás personajes de leyenda a los que se atribuían poderes sobrenaturales, pudieran adquirir cuerpo fílmico. Y la televisión contribuyó a dotar de mayor espectacularidad un oficio que sus artífices llevaban desempeñando desde tiempos inmemoriales.


La magia en el cine


Cuando los hermanos Lumiére presentaron su cinematógrafo en sociedad, consiguieron sin pretenderlo, elevar la magia a un nivel hasta entonces insospechado. El cine parte de la fotografía para conseguir lo que para ésta había resultado imposible, la imagen en movimiento. Resultaba increíble poder ver salir de la fábrica a un grupo de obreros, a una familia charlar animadamente en el jardín de su casa o a un tren venir a gran velocidad hacia el público; era tal la fascinación que sentían los espectadores al ver imágenes tridimensionales proyectadas en una superficie bidimensional, que no tardaron en calificar el hallazgo como algo mágico.

Tras los Lumieré, el también francés Georges Meliés, contribuirá a esa fantasía merced a sus trucos visuales. Aunque en el caso de Meliés, la magia era algo cotidiano, pues procedía del teatro donde se había ganado la vida como ilusionista, base que siguió explorando y ampliando en su aventura cinematográfica.

Estos ejemplos nos permiten indicar que el cine se convirtió casi desde el principio en el campo de actuación ideal para la magia, como lugar en el que las cosas más increíbles pueden hacerse realidad y sobre todo como tema recurrente para sus películas.

Walt DisneySi hablamos de magia en el cine, sin duda uno de los principales artífices ha sido Walt Disney: en la mayor parte de sus producciones animadas, es frecuente encontrarnos con un selecto grupo de brujas, magos y hechiceros diversos que se encuentran representados a ambos lados del bien y del mal; es el caso de títulos como “Blancanieves y los siete enanitos”y “La bella durmiente”. Pero sin duda dos cintas sobresalen por encima de las demás “Merlín el encantador” y “Fantasía”. En la primera se aborda la historia Merlín, desde una óptica bastante ligera, donde el mago es un simpático anciano encargado de la educación del futuro rey Arturo. En la segunda, Mickey Mouse es el aprendiz de brujo que debe lidiar con escobas y demás utensilios domésticos; pero resulta que “Fantasía”, supone un canto a la magia, gracias a su excelente combinación de música clásica y dibujos animados.

Pasando al cine en imagen real, nos encontramos con “El mago de Oz”, que relata la historia de Dorothy, transportada por un tornado a un mundo mágico habitado por brujas y seres extraordinarios; y donde su única esperanza para volver a su hogar reside en el poderoso mago de Oz, que en realidad resulta ser un mero charlatán de feria.

Página 1 de 2 - Siguiente Página   



 

Versión imprimible


Sigue a Fantasymundo en FacebookSigue a Fantasymundo en TwitterFantasymundo TV, nuestros vídeosSigue las noticias y artículos de Fantasymundo con RSS

Noticias relacionadas
Minotauro publicará en octubre Los últimos días de la magia, de José Antonio Fideu (Premio Minotauro 2016)
Títeres de la magia, spinoff de Sueños de piedra, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual
Total War: Warhammer presenta los devastadores efectos de Los Vientos de la Magia
Puck publica La magia de las pequeñas cosas, de Estelle Laure
En abril Fantascy publicará La Ley del Milenio: Magia robada, de Trudi Canavan
Articulos Relacionados
Elixir (Pociones 2), de Amy Alward: una continuación llega de magia
Una sombra brillante y ardiente, de Jessica Cluess: magia en el Londres victoriano
Los últimos años de la magia, de J.A. Fideu (Premio Minotauro 2016): la magia y sus peligros
Arianwyn, la aprendiz de bruja, de James Nicol: un libro lleno de magia
Títeres de la magia, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual: de vuelta a Marabilia
NO se permite la reproducción íntegra. Para reproducciones parciales: NOTAS LEGALES
Colabora con Fantasymundo
Imágenes relacionadas con el artículo
     El Ilusionista
Poster de El Ilusionista
Escena de El Ilusionista
Escena de El Ilusionista
Escena de El Ilusionista
Escena de El Ilusionista
Staff de Fantasymundo.com - Quienes hacen la página Contacta con Fantasymundo Notas Legales de Fantasymundo Enlaza con Fantasymundo ¿Quiénes somos?