Arianwyn, la aprendiz de bruja, de James Nicol: un libro lleno de magiaDesde que escuché hablar de esta novela en la Feria del Libro de Madrid de este año, supe que tenía que leerlo. Un libro con una bruja como protagonista, misterio y magia tenía que convertirse en una lectura obligatoria para mí.

Arianwyn, la aprendiz de bruja” fue publicado en 2015 en Reino Unido. Pronto, la editorial española La Galera se hizo con los derechos y en octubre de este año publicó esta novela (en español y catalán) en su sello juvenil La Galera Young. En esta ocasión encontramos una portada distinta a la original que, desde mi punto de vista, mejora la presentación del libro y me parece más bonita que la original. Es uno de esos libros que puedes decir que, sin saber de qué trata, te conquista solo por la portada.

James Nicol es su autor, un escritor británico. Desde pequeño le apasionan los libros de Ursula K. Le Guin y Roald Dahl y los dibujos animados. Ahora vive en Cambridge y esta novela es su debut como escritor.

Arianwyn, la aprendiz de bruja”, tiene como protagonista, como queda patente, a una aprendiz de bruja de quince años: Arianwyn Gribble. Este debería ser su último día como aprendiz, ya que se dirige a su evaluación para convertirse en bruja. Pero no sale como esperaba y nuestra pequeña protagonista no consigue aprobar. El motivo de esta catástrofe es que Arianwyn ha visto un glífico (símbolo mágico) que no debería estar ahí, un glífico que se relaciona con la muerte de su madre, sucedida hace años.

Pero no todo está perdido, aún sin su insignia de bruja, Arianwyn consigue un destino para desempeñar un trabajo como tal, aunque siga siendo aprendiz. Este destino es Lull, un pueblo alejado de la ciudad y muy cercano al Gran Bosque, un lugar repleto de espíritus oscuros y maleficios. A pesar de esto, Lull es tranquilo y no debe plantear ningún problema para Arianwyn, pero cosas extrañas empiezan a suceder en el pueblo y la llegada de Gimma Alverston (su archienemiga en la escuela de magia) no pone las cosas más fáciles.

Como veis, esta es una historia de fantasía con una joven bruja de protagonista. Podrías pensar que está dirigido solo a un público joven, pero os digo que no. Yo he disfrutado cada página, recordando las historias y los cuentos sobre magia que me gustaban de pequeña. Además, los personajes de esta novela son carismáticos y entrañables. Y no todo lo que rodea al libro se reduce a la magia, también encontramos algo de misterio y una protagonista, que a pesar de cumplir algunos de los clichés del género (un poco torpe, la única capaz de salvar a todos y ser la “dueña” de una mascota mágica), tiene identidad propia y consigue conectar con el lector, haciéndole que participe de su aventura en el libro.

Si queréis conocer un poco más de la novela y del autor, aquí tenéis un pequeño vídeo en el que James Nicol habla del mundo de Arianwyn.

¿Y lo mejor? Pues que esto es solo el principio. Las aventuras de Arianwyn no han terminado y la editorial ya ha confirmado que tendremos más hazañas de la pequeña bruja, ya que al final de este libro han quedado algunos cabos sueltos.

Cualquier persona que siga creyendo en la magia y disfrute de una buena historia y unos personajes peculiares, disfrutará la lectura de "Arianwyn, la aprendiz de bruja”.

Compra aquí "Arianwyn, la aprendiz de bruja".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here